Nuevas tecnologías en aeropuertos: informe de tendencias de 2017 y retos a corto plazo

0

El 98% de los pasajeros vuela con al menos un dispositivo móvil; el 70%, con dos.

Un tercio de los encuestados recela del uso de la información personal que se recaba a través de la biometría.

El uso de aplicaciones y la recepción de información en tiempo real son ya comunes entre viajeros de turismo y de negocios. Pero todavía hay muchas personas que prefieren realizar los trámites en los mostradores o que no encuentran los servicios más punteros en sus destinos habituales, porque la instalación de los servicios tecnológicos –desde los lectores biométricos hasta las cabinas de autofacturación- es una carrera contrarreloj y a distintas velocidades.

Hábitos de check in y facturación

La Encuesta de Tendencias de tecnología de la información para pasajeros de la empresa SITA, proveedora de tecnología de la información, en colaboración con la publicación World Transport World, señala que casi la mitad de los 7.000 encuestados realiza el check in de su vuelo en los mostradores de las aerolíneas y que cuatro de cada cinco gestiona la facturación de su equipaje con los servicios en tierra. El 28% de las personas entrevistadas utiliza la web para este tipo de gestiones, mientras que un 15% se decanta por las cabinas de autofacturación. Sólo un 5% de los participantes en la encuesta elige una aplicación de móvil.

La satisfacción de los usuarios de nuevas tecnologías es ligeramente superior a la de aquellos que optaron por las gestiones personalizadas: 8,4 puntos entre los pasajeros que utilizaron la biometría frente a los 8 de quienes hicieran la revisión del pasaporte de manera manual y los 8,2 de los optaron por el embarque tradicional.

Etiquetado de autoservicio, el gran desconocido

Menos de la mitad de los pasajeros participantes en la encuesta de SITA (47%) utilizó el etiquetado de autoservicio que permite conocer la ubicación del equipaje y trata de reducir la pérdida de maletas. La satisfacción de los usuarios de este servicio ha sido de 8,4 puntos sobre 10. Entre los usuarios de la facturación en mostrador, el 27% ha reconocido que estaría dispuesto y preparado para probar el etiquetado electrónico de sus maletas. En ese sentido, SITA señala que la demanda de este servicio ha crecido un 31% desde 2016 y que esta tecnología permitió que, en 2015, las aerolíneas alcanzaran la tasa más baja de equipaje mal gestionado: 6,5 bultos dañados, perdidos o entregados con retraso por cada 1.000 pasajeros, un 10,5% menos que en 2014. Ese año, la mala gestión del equipaje costó a la industria aérea más de 2.300 millones de dólares.

La Resolución de IATA 753 señala que para junio de 2018 todas las líneas aéreas asociadas deberán ser capaces de realizar un seguimiento personalizado de cada una de las maletas que facturen. Qatar Airways ha sido la primera aerolínea en obtener el certificado IATA 753 el pasado mes de abril de 2017 pero hay cinco compañías aéreas que ofrecen facilidades tecnológicas asociadas al programa Fast Travel de IATA. Estas aerolíneas son Qantas, Air New Zealand, SAS, Alaska Airlines y Hawaiian Airlines.

Sólo el 18% de los pasajeros preguntados ha utilizado las estaciones de facturación individuales. Aunque baja, esta cifra representa un 4% más de usuarios con respecto a 2016 pese a que sigue siendo un servicio poco frecuente en los aeropuertos. El 43% de los encuestados dijo que lo utilizaría si lo encontrara en su siguiente viaje.

La mayoría de viajeros utiliza el tiempo libre en los aeropuertos para navegar por Internet si dispone de wifi gratuito

La mayoría de viajeros utiliza el tiempo libre en los aeropuertos para navegar por Internet si dispone de wifi gratuito.

Biometría, rapidez que genera dudas

Otro de los caballos de batalla de SITA es el uso de la tecnología biométrica. En su encuesta anual, la compañía señala que el 37% de los pasajeros entrevistados ha usado esta tecnología porque reduce el tiempo de espera en los aeropuertos, especialmente en los controles aduaneros, aunque un tercio de ellos reconoce que le preocupa el uso que se pueden hacer de los datos personales almacenados.

El Aeropuerto de Changi, en Taiwan, reconocido como uno de los mejores del mundo en varias ocasiones, es pionero en el uso de la biometría en su cuarta y más reciente terminal.

En España, INDRA ha instalado 124 controles biométricos en los aeropuertos de Madrid, Barcelona –en ambos desde 2010-, Gerona, Palma de Mallorca, Alicante, Tenerife Sur y Málaga, donde funcionan desde 2014. El puerto de Algeciras también cuenta con un control de biometría.

Este proyecto se enmarca dentro del Programa de Fronteras Inteligentes (Smart Borders) cofinanciado por la Comisión Europea y tiene como  objetivo la integración de las fronteras aéreas, marítimas y terrestres.

Wifi en aeropuertos

Donde no hay duda de las preferencias de los pasajeros es en el uso del wifi: el 52% de los entrevistados dedica el tiempo de espera en aeropuertos a navegar por Internet frente al 46% que lo pasa en restaurantes y bares y el 44% que aprovecha para comprar. El informe de SITA apunta que si hubiera más facilidad para usar el Wifi, el número de usuarios sería mayor.

El informe de SITA sobre nuevas tecnologías y tendencias entre los pasajeros se elabora a partir de las encuestas realizadas a 7.000 personas de América, Europa, Asia, África y Oriente Medio que han volado al menos una vez en los últimos tres meses.

 

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.