Cristóbal Colón, biografía, viajes y dónde está enterrado

0

Para entender cómo se dio el descubrimiento de América hay que conocer la biografía de Cristóbal Colón.

Cristóbal Colón hizo cuatro viajes a América entre 1492 y 1502.

La biografía de Cristóbal Colón está salpicada de especulaciones y lagunas difíciles de llenar con pruebas documentales. También está rodeada de polémica, sobre todo ahora que muchos activistas y políticos le tachan de esclavista, genocida e introductor del capitalismo liberal en América. Hay quienes, incluso, cuestionan que Cristóbal Colón pueda ser considerado el descubridor de América o que se pueda hablar, incluso, de “descubrimiento” de América.

Para responder adecuadamente a estas preguntas o, incluso, a la de cuáles fueron las consecuencias del descubrimiento de América, hay que tener claras algunas ideas sobre la biografía de Cristóbal Colón y sobre las peculiaridades de los viajes de Cristóbal Colón a América.

Esta información también servirá para entender mejor la evolución que ha tenido el significado del 12 de octubre y por qué tradicionalmente se ha considerado el Día de la Hispanidad.




Biografía de Cristóbal Colón

La biografía de Cristóbal Colón está marcada por el año del descubrimiento de América -1492- pero hasta que ese momento llegó hubo otros episodios que ayudan a entender mejor cómo pudo suceder.

Cristóbal Colón nació en el seno de una familia de comerciantes de la ciudad de Génova, en torno al año 1450. Fue el mayor de cinco hermanos.

En 1473, Cristóbal Colón abandona Savona y se dedica al comercio, participando en distintas campañas navales.

Tres años más tarde llega, en azarosas circunstancias, a Portugal, donde empieza a trabajar como agente de la casa Centuriono en Madeira, lo que le permite viajar mucho, tanto por el Mediterráneo como por las islas británicas y la costa africana. En estas expediciones, Cristóbal Colón va acumulando experiencias, contactos e ideas sobre navegación y rutas comerciales, entre las que cabe destacar las relacionadas con los vientos alisios del Atlántico.

En 1480, Cristóbal Colón contra matrimonio con una dama de la clase alta portuguesa, lo que le abre la puerta de los círculos del poder y le proporciona acceso a la importante documentación acumulada por su suegro –ya fallecido- lo que confirma la idea de que Cristóbal Colón fue autodidacta pese a las aseveraciones de su hijo sobre sus estudios académicos.

“Colón se presenta en las cortes de Portugal y Castilla cuando la atmósfera reinante es la de la rivalidad peninsular auspiciada por la expansión nacionalista. El proyecto de Colón, basado en la esfericidad de la tierra, es el de alcanzar oriente (Cipango y Catay) navegando por poniente. Y, en efecto, Colón no sabía de la existencia de América y siempre creyó que había llegado a algún territorio de las Indias Orientales”, explica la profesora Marina Alfonso Mola -Doctora en Historia de América por la Universidad de Sevilla y titular de Historia Moderna en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED- . “En puridad, Colón no descubrió América. Sin embargo, el verdadero descubrimiento fue volver y contarlo, señalando con precisión el único rumbo posible: ‘nordeste cuarta del este, hasta alcanzar el paralelo de las Azores’.

Monumento en honor a la llegada de Cristóbal Colón a América en la Plaza de Colón de Madrid.

Monumento en honor a la llegada de Cristóbal Colón a América en la Plaza de Colón de Madrid. Fotografía de portada de Pixabay.

Los viajes de Cristóbal Colón

Entre 1492 y 1502 Cristóbal Colón viajó cuatro veces a América, con distintos propósitos.

El primer viaje de Colón a América se produjo en 1492. El 3 de agosto, Colón salió del puerto de Palos (Huelva) con tres barcos. En la madrugada del 11 al 12 de octubre, Rodrigo de Triana avista la tierra de lo que luego se confirmaría que era una isla de las Bahamas a la que, en aquel momento, llamaron San Salvador.

Hay quien dice que Cristóbal Colón recibió información detallada sobre la navegación de boca de un marinero agonizante al que conoció en Madeira. La profesora Alonso considera que “la existencia de un ‘protonauta’ fue magníficamente desarrollada por Juan Manzano Manzano en el grueso volumen titulado Colón y su secreto”. Para la titular de Historia Moderna de la UNED, este hecho “explicaría el empecinamiento en su plan de navegación y en las desmedidas pretensiones de la Capitulaciones de Santa Fe. No hay evidencias documentales sobre el supuesto predescubrimiento, no obstante, tras leer la citada obra, se puede concluir que no sería nada disparatado admitir que Colón contaba con una información privilegiada para establecer el derrotero de la expedición.

A partir del 14 de octubre, Colón y sus hombres situaron 4 nuevas islas y llegan a la actual Cuba que inicialmente identificó con Cipango. Más tarde, Colón y Martín Alonso de Pinzón llegaron, cada uno por su cuenta, a lo que hoy conocemos como Haití, bautizada como La Española.

Un accidente con la Santa María les obligó a fundar Fuerte de Navidad.

El 4 de enero de 1493, Colón decidió regresar a Castilla. El 15 de marzo entraba en el puerto de Palos, pocos días antes que Pinzón.

El segundo viaje de Colón a América tuvo una excelente financiación y un seguimiento tan importante que se llegaron a enrolar hasta 1.200 hombres para las 17 embarcaciones fletadas, lo cual indica, dicen los investigadores, que ya existía un afán colonizador bastante claro. Aunque no fue ésa la única misión encomendada por la Corona a Colón: también debía promover el comercio y favorecer la conversión y el buen trato a los indígenas.

Durante el segundo viaje de Colón a América, se descubrió que el Fuerte de Navidad había sido destruido, se construyó La Isabela y exploraron varias islas del Caribe pero no lograron hallar tierra firme ni calmar el descontento que se iba gestando entre colonos e indígenas.

Colón regresó a Castilla en junio, tras casi cuatro meses de travesía, y se entrevistó con los Reyes Católicos en Burgos.

El tercer viaje de Cristóbal Colón a América tuvo como principal objetivo la búsqueda de tierra firme y estuvo impulsado por un nuevo avance de la Corona portuguesa, puesto que Vasco de Gama había llegado a la India circunnavegando África. Pero el Almirante no sólo no logró ese fin si no que, además, regresó a Europa cargado de grilletes, sustituido en el cargo por Nicolás de Ovando, extremeño con cuya expedición se introdujo el culto a la primera Virgen americana, Nuestra Señora de Altagracia.

El cuarto viaje de Cristóbal Colón a América fue el más azaroso; debía encontrar el itsmo de Panamá pero regresó con las manos vacías para morir en Valladolid, pese a lo cual su cuerpo no dejó de recorrer el Atlántico porque hay varios lugares donde fue enterrado Cristóbal Colón.




BAIONA-FIESTA-ARRIBADA-CARABELA-PINTA-GALICIA-ESPANA-CRISTOBAL-COLON-AMERICA

Cómo se llaman los barcos de Cristóbal Colón

Los tres barcos del primer viaje americano también resultan fundamentales en la biografía de Cristóbal Colón. Casi tanto como el año del descubrimiento de América. El conjunto determinado cómo se dio el descubrimiento de América.

Los barcos de Cristóbal Colón en su primer viaje a América se llamaban La Pinta, La Niña y la Santa María, una nao y dos carables.

La nao era La Santa María, que originalmente se llamaba La Gallega. Las carabelas –embarcaciones más ligeras- fueron La Niña –inicialmente llamada La Santa Clara- y La Pinta.

En el primero de los viajes de Cristóbal Colón a América, el Almirante estuvo acompañado por 187 tripulantes, 9 marinos y 120 hombres más, entre los que no figuró ningún sacerdote, lo que siempre ha alimentado el debate sobre los objetivos del viaje y la mentalidad de Colón.

Dónde está enterrado Cristóbal Colón

La biografía del Almirante también termina dando mucho que hablar porque mucho se ha escrito y dicho sobre dónde está enterrado Cristóbal Colón.

Cristóbal Colón murió el 20 de mayo de 1506 en Valladolid, poco después de regresar de su cuarto viaje a América, que comenzó en abril de 1502 y que supuso un completo fracaso.

Cristóbal Colón fue enterrado en primera instancia en el Convento de San Francisco de Valladolid pero en 1509 su cuerpo fue trasladado a la Capilla de Santa Ana del Monasterio de La Cartuja en Sevilla.

A instancias de su hijo y su nuera, sus restos viajaron a Santo Domingo, en cuya Catedral fueron custodiados hasta que la isla pasó a manos francesas, momento en el que se trasladaron a La Habana, en Cuba, donde permanecieron hasta 1898 cuando, con la pérdida de la colonia, regresaron a España.

A pesar de que las autoridades dominicanas argumentan que los auténticos restos de Cristóbal Colón están en la República Domincana, los últimos estudios de ADN desarrollados en 2006 confirmaron que Cristóbal Colón está enterrado en la Catedral de Sevilla



Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies