Plazas de toros más curiosas de España

0

Las plazas de toros de España son un importante legado patrimonial, lleno de curiosidades.

Descubre aquí las plazas de toros más antiguas y curiosas de España.

El turismo taurino en España no es sólo para los aficionados a las corridas de toros. El patrimonio arquitectónico y cultural relacionado con el mundo del toro incluye espacios naturales como las dehesas en las que se crían los toros y monumentos como las plazas de toros, de las que hay más de 1.700 en España. Entre todas ellas, hemos seleccionado las plazas de toros más curiosas de España, bien por su antigüedad, por los materiales con los que fueron construidas o por su forma. También hay plazas de toros en España que destacan por su tamaño, como la Plaza de toros de Las Ventas, la más grande de España. Otras plazas de toros de España han sido incluidas por su ubicación, a los pies de un castillo o rodeadas de pisos de viviendas. Otras, como la Plaza de Toros de Ronda, uno de los lugares que ver en Ronda en dos días, se han quedado fuera por no hacer interminable esta selección de las plazas de toros más curiosas de España, lo que no significa que no sea una de ellas.

Te guste o no la fiesta de los toros, las plazas de toros de España son parte de un patrimonio cultural con una fuerte raigambre social y una importante influencia económica. Algunos datos curiosos que contribuyen a la existencia de muchas de las plazas de toros más curiosas de España tienen que ver con el aprovechamiento medieval de la principal plaza pública de cada localidad o con construcciones previas, como un circo romano. Descubre, a continuación, las plazas de toros más curiosas de España ordenadas alfabéticamente:

Plaza de toros de Algemesí (Valencia): la primera de las plazas de toros más curiosas de España se distingue por su forma trapezoidal, heredera de la que formaban los agricultores con sus carros en los festejos populares de esta localidad de Valencia. Otro aspecto que la distingue como una de las plazas de toros más curiosas de España es que se construye entre los edificios de la Plaza Mayor y tiene en uno de sus laterales la Basílica de Sant Jaume.

Plaza de toros de Almadén (Ciudad Real): la de Almadén es la segunda de las plazas de toros más curiosas de España por tres motivos: tiene forma hexagonal, es Patrimonio de la Humanidad y está rodeada de 24 viviendas, pensadas para los mineros con el fin de recaudar fondos con los alquileres para sufragar la construcción del Hospital de Mineros y para aligerar un poco el hacinamiento de la población, que también favorecía las epidemias. Construida en 1752, la plaza de toros de Almadén ha sido rehabilitada –tras unos cuantos años de abandono- y aún alberga festejos taurinos. También es Bien de Interés Cultural desde 1979.

Plaza de toros de Ateca (Zaragoza): si te llama la atención una plaza de toros hexagonal, ¡no te pierdas la plaza de toros de Ateca, entre las plazas de toros más curiosas de España por su forma octogonal! Además, es la segunda más antigua, en uso, de Aragón, por detrás de la Plaza de la Misericordia, que también forma parte de esta lista de plazas de toros curiosas de España.

Plaza de toros de Azuaga (Badajoz): este coso extremeño es una de las plazas de toros más curiosas de España porque está construido sobre un circo romano. Es Bien de Interés Cultural.

Entre las curiosidades de Almendralejo, la ciudad del cava de Badajoz destaca el patrimonio relacionado con el enoturismo, entre el que hay que distinguir una de las plazas de toros más curiosas de España por su condición de bodega.

Plaza de toros de Béjar (Salamanca): está considerada una de las plazas de toros más antiguas de España (1667, primera corrida) pero además merece formar parte de las plazas de toros más curiosas de España por mantener la misma superficie y distribución autorizados en el siglo XVIII. Es popularmente conocida como “La Ancianita”.

Plaza de toros de Bocairent (Valencia): después de mencionar algunas plazas de toros curiosas de España por antigüedad o forma, merece la pena resaltar otra que lo es por su construcción. Y es que la plaza de toros de Bocairent es una de las plazas de toros más curiosas de España porque está excavada en roca. Además, la plaza de toros de Bocairent es la más antigua de la Comunidad Valenciana; en 2018 cumple 175 años. Además de la plaza de toros, las cuevas de Bocairent son una de las cosas para visitar en Valencia.

Plaza de toros de Campofrío (Huelva): dicen de la sexta de estas plazas de toros más curiosas de España que es la más antigua, documentada, del país. Se distingue por sus dos círculos concéntricos y su callejón intermedio de dos metros de ancho. Además, es una construcción exenta.

Plaza de toros de Carratraca (Málaga): otra de las plazas de toros octogonales de España está en Carratraca, que la inauguró en 1878 para satisfacer los gustos de los veraneantes de entonces. Como en otras plazas de toros de España, la de Carratraca acoge tanto festejos taurinos como culturales, sobre todo por su buena acústica.

La plaza de toros de Santa María de Nieva es una de las plazas de toros más curiosas de España por el material con el que está construida.


Mapa con las plazas de toros más curiosas de España


Plaza de toros de Ciudad Rodrigo (Salamanca): igual que en Algemesí, la octava de estas plazas de toros más curiosas de España se distingue porque se sigue construyendo en una plaza de la localidad, aprovechando una plaza urbana y los portones de las calles.

Plaza de toros de Chinchón (Madrid): donde también siguen aprovechando la plaza principal para torear es en Chinchón. Aunque la plaza medieval original era rectangular, la plaza de toros actual es circular pero puede considerarse una de las plazas de toros más curiosas de España por su trazado irregular y el aprovechamiento de sus balconadas y soportales. Los corrales, por ejemplo, siempre han ocupado los bajos del ayuntamiento.

Plaza de toros de La Maestranza de Sevilla: lo que hace de esta plaza de toros una de las plazas de toros más curiosas de España es que tardó 120 años en adquirir su forma actual, por lo que es bastante irregular; de hecho, se considera que tiene 30 lados desiguales. La Real Maestranza de Caballería de Sevilla ordenó su construcción de en 1730.

Plaza de toros de Rasines (Cantabria): ésta es la plaza de toros más antigua de Cantabria y una de las plazas de toros más curiosas de España por su planta cuadrangular, motivo por el que también  forma parte de la Unión de Plazas de Toros Históricas. Si estás buscando qué ver en Cantabria en 4 días y te gustan las curiosidades, no dudes en incluir Rasines en tu cuaderno de viaje porque, además, está a tan sólo 40 minutos en coche de otro de Laredo, otro de los lugares que ver en Cantabria.

Plaza de toros de Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real): otra de las plazas de toros cuadradas de España está en Santa Cruz de Mudela, donde se conoce como la plaza de “Las Virtudes”. Fue construida en 1645 aunque está en uso desde 1722.


La Unión de Plazas de toros históricas de España fue creada en 2001 para reunir las plazas de toros de España que cumplieran tres requisitos: haber sido construidas para albergar espectáculos taurinos; ser inauguradas entre los siglos XVIII y XIX y contar con la declaración de Bien de Interés Turístico, Cultural e Histórico.

Forman parte las plazas de toros de Almadén, Aranjuez, Béjar, Campofrío, Santa Cruz de Mudela, Tarazona, Almagro, Puerto de Santa María, Lima (Perú), Azuaga, Rasines, Toro y Zalamea la Real.

La plaza de toros de Tarazona es una de las plazas de toros más curiosas de España.

La plaza de toros de Tarazona es una de las plazas de toros más curiosas de España.


Plaza de toros de Santa María la Real de Nieva (Segovia): aunque seguro que llegas a este pueblo con la idea de visitar el Monasterio de Santa María la Real de Nieva en Segovia, no puedes perderte otra de las plazas de toros más curiosas de España porque está construida (1848) de mampostería, pizarra y madera, lo que la confiere un aspecto poco habitual.

Plaza de toros de Segura de la Sierra (Jaén): hay tres razones por las que ésta es una de las plazas de toros más curiosas de España: su antigüedad –pues sus orígenes son medievales-, su forma –cuadrada- y su construcción, que carece de gradas o de muros de protección. Los castillos de Jaén es una ruta por la Historia de España con curiosidades como ésta.

Plaza de toros de Tarazona (Aragón): en 1792, 8 vecinos de Tarazona, con su judería de casas colgadas, sufragaron la construcción de la penúltima de las plazas más curiosas de España. Tiene forma octogonal y está en el centro de un edificio de viviendas de tres plantas, que se completaba con un tendido de gradas de madera. Es Monumento de Interés Histórico y Bien de Interés Cultural.

Plaza de toros de Zaragoza: aunque reformada hasta en tres ocasiones, la última de nuestras plazas de toros más curiosas de España es también una de sus plazas de toros más antiguas. Fue construida en 17664 para recaudar fondos con los que construir el Hospital y la Casa de la Misericordia. Además, es la primera plaza de toros de España con cubierta.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies