Volcanes del mundo: peligros y erupciones

0

El volcán Agung renueva el interés por un fenómeno prácticamente impredecible.

La erupción del volcán Vesubio en el 79 a.C. fue el primer gran desastre natural documentado.

La erupción del volcán Agung en Bali, Indonesia, ha despertado de nuevo el interés por los volcanes, cuya actividad ha marcado el desarrollo de los lugares en los que se encuentran y la Historia de la Humanidad, empezando por la erupción del Vesubio y la desaparición de las ciudades de Pompeya y Herculano en el año 79, el primer gran desastre natural para muchos especialistas.

¿Qué es un volcán y cuántos tipos de volcanes hay?

La NASA dice que un volcán es una grieta en la superficie de la Tierra –y de la Luna- a través del que se escapa la materia del interior, ocasionando una erupción, que puede ser más o menos explosiva. La acumulación de rocas, cenizas y materias expulsadas por los volcanes se acumulan en capas, que generan las montañas que caracterizan las zonas volcánicas. En otros casos, los volcanes generan depresiones en el terreno, como en los Campos Flégreos del Sur de Italia.

Los volcanes pueden ser activos (si han entrado en erupción hace poco, como el volcán Agung, en Indonesia); volcanes inactivos, si ya no producen erupciones pero podrían en un futuro; y volcanes extintos, aquellos que ya no erupcionarán más, como el Kilimanjaro, en Kenia.

Los siete peligros de un volcán

El Instituto Geográfico Nacional de España explica en su web que hay siete peligros fundamentales de un volcán: coladas de lava, caída de ceniza, flujos piroplásticos, emanaciones de gases, lahares (avalanchas de material volcánico arrastradas casi siempre por agua), deslizamiento de laderas y tsunamis.

La mayor o menor peligrosidad de los volcanes está determinada por tres factores: valor, vulnerabilidad y peligrosidad. Los expertos elaboran mapas de peligrosidad de volcanes.

Las lavas son uno de los peligros de un volcán en erupción.

Las lavas son uno de los peligros de un volcán en erupción. Fotografías de Pixabay.

¿Cómo se forman los volcanes?

En “Una breve historia de casi todo”, Bill Bryson plantea que “quizá no haya nada que evidencia mejor nuestro insuficiente conocimiento del a dinámica interior de la Tierra que lo mucho que nos sorprende cuando nos juega una mala pasada”. Eso sucede con los volcanes, todavía muy desconocidos para los científicos pese a que aprovechan sus erupciones para avanzar en su estudio, especialmente en la predicción de las erupciones.

A través de los volcanes, el magma y los gases del interior de la Tierra afloran en la superficie tras un largo proceso geológico que puede ser provocado por el movimiento de las placas tectónicas, al separarse o acercarse. Por eso, los terremotos pueden ser precursores de las erupciones volcánicas, aunque también consecuencia. En las regiones calientes de la Tierra, la temperatura puede hacer que el magma se eleve y genere volcanes.

El Cinturón de Fuego del Pacífico

Una de las regiones del Planeta más afectada por los movimientos de las placas tectónicas es conocida como el Cinturón de Fuego del Pacífico o Anillo del Fuego del Pacífico, que concentra hasta el 75% de los volcanes activos e inactivos del mundo y la mayoría de los supervolcanes.

El volcán de Agang está en Indonesia, uno de los países asiáticos ubicados en el Cinturón de Fuego del Pacífico, como Japón cuya capital –Tokio– es “la ciudad que está esperando la muerte”, en palabras de Bill McGuire, especialista en riesgos del Colegio Universitario de Londres, citado por Bryson. Tokio está en el punto de unión de tres placas sísmicas.

¿Hay volcanes en otros planetas?

Parece que sí. La NASA explica que han existido volcanes en otros planetas, como Venus o Marte, y que todavía hoy se pueden detectar volcanes, como en las lunas de Júpiter y Saturno.

¿Cuál es el mayor volcán activo del mundo?

En su libro, Bryson dice que el mayor volcán activo del mundo está en Yellowstone (EEUU), donde, hace dos millones de años se produjo una erupción de tal magnitud que la ceniza que expulsó habría podido enterrar el estado de Nueva York “hasta una profundidad de 20 metros, o el de California hasta seis metros”. La última erupción de Yellowstone cubrió de cenizas hasta 19 estados del Oeste de EEUU, además de partes de Canadá y México. “Hicieron falta miles de trabajadores”, señala Bryson, “durante ocho meses para retirar 1.800.000.000 de toneladas de desechos de las 6,5 hectáreas del emplezamiento del World Trade Center de Nueva York”.

Los científicos han averiguado que el ciclo de erupciones volcánicas en Yellowstone se produce cada 600.000 años y dado que la última fue hace 630.000, “parece que ya le toca”.

Otra gran caldera volcánica que parece que puede entrar en erupción casi en cualquier momento es la de los Campos Flégreos, cerca de Nápoles. En su novela Atlántida, Javier Negrete especulaba sobre las consecuencias y conexiones que podrían generarse entre los grandes volcanes del mundo si cualquiera de ellos se activara y lo cierto es que muchos científicos estudian de cerca los movimientos del magma bajo los Campos Flégreos, dormida desde los años 80 del siglo pasado, y alertan sobre las consecuencias que tendría para la población que reside en la hondonada de este volcán su erupción.

Las Islas Canarias tienen algunos de los volcanes más interesantes del mundo para los expertos

Sobre las consecuencias medioambientales y económicas que tienen los volcanes saben mucho en la isla de El Hierro, la más pequeña de las Islas Canarias. Ese archipiélago concentra el mayor número de volcanes activos de Españael volcán del Teide es el techo de España y el tercer volcán más alto del mundo  y Lanzarote es conocida como la isla de los volcanes-entre los que destaca el volcán submarino Tagoro, que entró en erupción entre 2011 y 2012, provocó un descenso del 70% en la llegada de turistas, además de la aparición de una nueva bacteria, llamada Thiolava veneris.

Los volcanes de la Antártida también influyeron de manera determinante en el final de la Edad de Hielo y los últimos 100 encontrados podrían aumentar el calentamiento global.

Cenizas volcánicas

La emisión de cenizas del volcán Agung ha provocado que el aeropuerto internacional de Bali estuviera cerrado durante varios días por falta de visibilidad. En 2010, las cenizas del volcán Eyjafjallajökull, en Islandia, el principio del mundo, obligaron a cerrar también varios aeropuertos del Noroeste de Europa.

Pero el efecto de las cenizas de los volcanes en erupción ha sido muy importante en otros momentos de la Historia, modificando el clima y, por tanto, los ciclos agrícolas de los que dependen el desarrollo social y los ciclos económicos. Hace 74.000 años, la erupción del volcán de Toba, al norte de Sumatra, fue tan grande que “los testigos de hielo de Groenlandia muestran que (…) la siguieron como mínimo seis años de “invierno volcánico” y Dios sabe cuántas estaciones de escaso crecimiento después de eso”.

Volcanes en España

En España hay varias áreas volcánicas, como analiza en su web el Instituto Geográfico Nacional: la comarca de La Garrotxa (Gerona), Cabo de Gata (Almería), Cofrentes (Valencia), las Islas Columbretes (Castellón), Campos de Calatrava (Ciudad Real) y las Islas Canarias, “una de las regiones volcánicas más interesantes del Planeta” por su “prolongada actividad y (…) volumen”.

Sólo los volcanes de La Garrotxa y de las Islas Canarias han entrado en erupción en los últimos 10.000 años y, de ellos, sólo los volcanes canarios las han experimentado en “épocas históricas”.

Mapa de los volcanes de España

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies