Turismo en Alcázar de San Juan: qué ver y qué hacer en la ciudad hospitalaria y cervantina

0

Los molinos de viento del Cerro de San Antón son imprescindibles al hacer turismo Alcázar de San Juan.

Alcázar de San Juan reclama para sí ser la cuna de Miguel de Cervantes.

Alcázar de San Juan es una localidad de Ciudad Real que debe su nombre, y gran parte de su patrimonio, a la Orden Militar de San Juan de Jerusalén, que tuvo en Consuegra la sede del Gran Priorato de los territorios que hoy conocemos como Castilla- La Mancha.

Hacer turismo en Alcázar de San Juan dar la posibilidad de conocer uno de los centros de poder más importantes de la Edad Media, que reclama su derecho a ser también ciudad cervantina y hace gala de tener cuatro imponentes molinos de viento en los que aún se realiza la molienda de manera tradicional una vez al mes.

Si estás pensando en hacer turismo en Alcázar de San Juan, no te pierdas este resumen sobre los lugares que ver, con curiosidades para aprovechar mejor el viaje, como la plaza de toros cuadrada más antigua de España, en Ciudad Real y a una hora en coche de Alcázar de San Juan. A una hora también el Festival de Teatro de Almagro ha cumplido ya 40 años.

Conjunto Palacial de Alcázar de San Juan (1 h, 30 min; 3,60 €): uno de los ejes del turismo en Alcázar de San Juan es su Conjunto Palacial, ejemplo del pasado árabe de la localidad. Los restos arqueológicos actuales se levantaron sobre el complejo defensivo árabe a partir del 711. Quedan en pie el Torreón del Gran Prior, la Capilla de Palacio, la Casa de Gobernación y el Cubillo, un resto de la muralla árabe que tuvo Alcázar de San Juan. La exposición del interior resume bien lo que fue este conjunto arquitectónico y, además, sirve de puerta de entrada al yacimiento arqueológico romano, que da fe de la villa romana que fue Alcázar de San Juan entre el periodo celtíbero y el visigodo.

Museo Municipal de Alcázar de San Juan: si al hacer turismo en Alcázar de San Juan te interesa la Historia tienes que visitar su Museo Municipal, de acceso gratuito. La exposición arqueológica permanente ue resume el pasado de la localidad; hay otra de carácter pictórico en homenaje al artista alcazareño Ángel Lizcano.

Molinos de viento de Alcázar de San Juan: no puedes hacer turismo en Alcázar de San Juan y no visitar los molinos de vientos del Cerro de San Antón, cuyo diseño fue traído desde Tierra Santa por los Hospitalarios para moler el grano. De los 19 molinos de viento de Alcázar de San Juan hoy se conservan cuatro: Rocinante, Fierabrás, Dulceina y Barcelona. Los dos primeros están musealizados y son de acceso gratuito para quienes hacen turismo en Alcázar de San Juan.

El Molino Rocinante es el Centro de Interpretación del Paisaje Manchego y el Molino Fierabrás conserva la maquinaria del siglo XVI, con la que se realizan demostraciones reales de molienda una vez al mes.

Una ruta de turismo en Alcázar de San Juan también debería incluir la visita a la Cueva del Polvorín y a Las Canteras, abiertas sólo en momentos concretos del año pero muy importantes en la Historia de esta localidad.

La Cueva del Polvorín fue el lugar en el que se guardaba la pólvora del Regimiento de Zapadores que contribuyó a la construcción del ferrocarril en Alcázar de San Juan, fundamental para su desarrollo económico en el siglo XIX. La fábrica de pólvora de Alcázar de San Juan fue muy importante gracias a que sus tierras son ricas en salitre, ingrediente fundamental para su fabricación.

Pese a esa estrecha relación entre Alcázar de San Juan y la pólvora, es Niebla, conocida por tener la muralla musulmana más importante de España la que recibe el apodo de “ciudad de la pólvora”.

Las Canteras son el recuerdo del pasado minero de Alcázar de San Juan y se aprovechan como escenario musical para festivales.

Complejo lagunar de Alcázar de San Juan: el turismo en Alcázar de San Juan da la oportunidad de conocer un paraje natural de La Mancha Húmeda, Reserva de la Biosfera desde 1981. Hay observatorios de aves, centro de interpretación y rutas señalizadas a pie, en bicicleta y en coche, con visitas guiadas desde la Oficina de Turismo de Alcázar de San Juan.

Museo del Hidalgo (1 h, 30 min; 3,60 €): el turismo en Alcázar de San Juan está inevitablemente unido a este museo, que remite directamente a otro de los lugares que ver en Alcázar de San Juan: la Parroquia de Santa María la Mayor, donde se conserva la pila bautismal del siglo XVI donde dicen que fue bautizado Miguel de Cervantes. El Museo del Hidalgo es una antigua casa solariega del siglo XVI que muestra la vida de entonces a través de una interesante combinación de piezas históricas –algunas cedidas- y recursos audiovisuales e interactivos.

Además, Santa María la Mayor merece estar en tu agenda de turismo en Alcázar de San Juan porque es la iglesia más antigua de la ciudad y porque alberga el Camarín de la Virgen del Rosario, de 1742, también conocida como la Virgen del Naval porque dicen que se apareció en la Batalla de Lepanto en la que Cervantes perdió la movilidad de una mano, lo que le valió el apodo de “el manco de Lepanto”.


Aunque tradicionalmente se dice que Miguel de Cervantes vino al mundo en Alcalá de Henares, en Alcázar de San Juan reivindican ser la cuna del autor de El Quijote a partir del descubrimiento realizado por Blas Antonio Nasarre y Ferriz, según el cual en la página 21 del libro bautismal de la parroquia de Santa María la Mayor aparece una partida a nombre de Miguel, hijo de Blas de Cervantes Saavedra y Catalaina Lópe fechada en 1558. Nasarre escribió en el margen izquierdo se señala que “ésta es la partida de nacimiento del escritor del Quixote”.


Alcázar de San Juan reclama ser la cuna de Miguel de Cervantes.

Alcázar de San Juan reclama ser la cuna de Miguel de Cervantes. Fotografías de Wikipedia.

Al hacer turismo en Alcázar de San Juan no olvides de que Santa María la Mayor tuvo dos torres campanario, una de origen romano –aprovechada por los árabes- y otra del siglo XVII, derribada por los franceses de un cañonazo en el XIV.

Iglesia y Convento de San Francisco: en su dintel se recuerda a su mecenas, Don Diego de Toledo, sobrino de Fernando el Católico y sus muros han sido hospital, cuartel, centro de la Academia de Cervantes, internado, y convento. La torre mide 30 metros de altura.

La tercera iglesia que ver en un día de turismo de Alcázar de San Juan es la de la Santísima Trinidad, fundada en 1198 y superviviente a la Desamortización del XIX porque fue reutilizada para acoger a familias pobres hasta que los trinitarios regresaron en 1879.

Museo de la alfarería de La Mancha (FORMMA) (J-D; 2,40 €): en el antiguo convento de San José del siglo XVII se expone una colección de alfarería tradicional cedida por el artista alcazareño Lezcano.

Otros museos que ver en Alcázar de San Juan: si haces turismo en Alcázar de San Juan podrás visitar algunos museos singulares de Ciudad Real. Si te interesan la Historia y las tradiciones, no puedes perderte el Museo del Ferrocarril y el Museo del Traje Manchego (previa concertación de visita). Si te apasiona la cultura del vino, otro lugar que ver en Alcázar de San Juan es el Museo D.O. La Mancha, donde se estudia la evolución del embotellado de los vinos con más de 3.000 botellas de distintas marcas de la DO La Mancha. El Museo Taurino es otro de los lugares que puedes incluir en tu agenda si haces turismo en Alcázar de San Juan, igual que el Museo José Luis Samper, en honor al Hijo Predilecto de Alcázar de San Juan, o la Galería Marmorán, especializada en arte contemporáneo.

A la izquierda, el Torreón del Gran Prior y a la derecha, interior de la iglesia de Santa María la Mayor, dos lugares que ver si haces turismo en Alcázar de San Juan.

A la izquierda, el Torreón del Gran Prior y a la derecha, interior de la iglesia de Santa María la Mayor, dos lugares que ver si haces turismo en Alcázar de San Juan.

Mapa de Alcázar de San Juan