Batalla del vino de Haro: historia de la fiesta

0

La Batalla del vino de Haro se celebra en los Riscos de Bilibio.

La Batalla del vino de Haro homenajea a San Felices, su patrón.

¿Qué ver en Haro que sea realmente auténtico? Además de los monumentos de sus casco histórico y las bodegas de Haro que se concentran en el Barrio de la Estación, la respuesta a esa pregunta está en los Riscos de Bilibio, un entorno natural único, con vistas magníficas sobre kilómetros en derredor, escenario de una de las fiestas más originales de La Rioja: la Batalla del vino de Haro.

La Batalla del vino de Haro, o la Fiesta del vino de Haro, es una de las celebraciones que convierten a Haro en uno de los pueblos pintorescos y lugares de interés más recomendables para hacer turismo en La Rioja.

¿Qué es la Batalla del vino de Haro?

La Batalla del vino de Haro es una celebración con la que se cierran las fiestas de San Juan, San Felices y San Pedro.

San Felices es el patrón de Haro y se le homenajea junto a San Juan y San Pedro porque las primeras peregrinaciones hasta donde San Felices vivió como eremita se realizaron en torno a las festividades de los otros dos santos.

La Batalla del vino de Haro es una fiesta en honor a estos tres santos con uno de los productos más típicos de Haro, que no en vano es conocida como “la capital del Rioja. Nos referimos, claro, al vino.

Durante la Batalla del vino de Haro sólo importan dos cosas: que te lo pases bien arrojando vino a quienes te rodean y que no les dejes ni un centímetro cuadrado de piel o de ropa sin mojar de vino.

Historia de la Batalla del vino de Haro

Para saber la historia de la fiesta de la Batalla del vino de Haro hay que remontarse al siglo VI, cuando muere San Felices en la cueva en la que vivió como ermitaño. Hasta allí empezaron a peregrinar los jarreros –gentilicio de Haro- hasta que, con el pasar del tiempo, se fue organizando una romería que quedó institucionalizada a mediados del siglo XV. En el XVIII se construyó la primera ermita de San Felices, lo que consagró definitivamente la peregrinación hasta los Riscos de Bilibio.

Tras la misa se celebraba una comida popular, se bailaba… En fin, lo típico de cualquier romería. Pero el origen de la Batalla del vino de Haro, aún estando vinculado a esta fiesta popular, que se fijó coincidiendo con los días de San Juan y San Pedro, tiene también que ver con una disputa entre Haro y la vecina miranda de Ebro sobre la posesión del territorio en el que se ubican los Riscos de Bilibio.

Eso explicaría que se hable de “Batalla del vino” y no de otra cosa, aunque es cierto que otras fuentes dicen que fue en el siglo XIX cuando empezaron los “bautizos de vino”, remojones en vino, que desembocaron en la actual Batalla del vino de Haro.

Sea como fuere, a día de hoy la Batalla del vino de Haro es un todos contra todos en el que se llega vestido de blanco –y con un pañuelo rojo al cuello- y se sale de color rosa porque la fiesta de la Batalla del vino de Haro consiste en tirarse vino a espuertas, sin importar si el de al lado es amigo, familiar o un completo desconocido.

Cuándo se celebra la Batalla del vino de Haro

La Batalla del vino de Haro se celebra desde primera hora de la mañana el 29 de junio. Es el acto final de las Fiestas de San Felices, San Juan y San Pedro, que en realidad comienzan el 23 de junio con las hogueras de San Juan y el “Amanecer del chocolate”.

Reconocimientos a la Batalla del vino de Haro

La Batalla del vino de Haro es una fiesta cada vez más popular, aunque recibió su primer título oficial en 1965, como Fiesta de Interés Turístico. En 2011, la Batalla del vino de Haro fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Cómo participar en la Batalla del vino de Haro

Si quieres vivir la Batalla del vino de Haro en primera persona te recomendamos que:

  • Reserva tu hotel con antelación entre los alojamientos en La Rioja con la mayor antelación posible, sobre todo si quieres dormir en algún hotel de Haro.
  • No te olvides de su pistola de agua o de llevar tu cargamento de vino en algún recipiente permitido (no se admiten botellas de cristal u objetos similares). Consulta cómo puedes participar en la Batalla del vino de Haro en la web oficial batalladevino.com.
  • Vete a la cama pronto el día de antes porque para vivir la Batalla del vino de Haro desde el primer momento vas a tener que pegarte un buen madrugón. Además, como puede que tengas que llegar andando hasta los Riscos de Bilibio, y baja de la misma manera, compensa que estés algo descansado.
  • Si puedes, toma un tentempié antes de salir rumbo al escenario de la Batalla del vino de Haro. Almorzarás cuando la Batalla del vino de Haro haya terminado, en torno a las 10:00 de la mañana pero merece la pena ir con las pilas cargas.
  • Lleva ropa blanca que luego no te importe tirar y un pañuelo rojo al cuello. No le tengas demasiado cariño a los zapatos tampoco.
  • Si quieres llegar en coche hasta el pie de los Riscos de Bilibio, consulta los permisos en el Ayuntamiento de Haro porque por cuestiones de seguridad, el tráfico rodado está restringido.
  • Al terminar la Batalla del vino de Haro, no te olvides de dar “las vueltas” correspondientes a la Plaza de la Paz de Haro, una tradición que también se repite en la celebración de Nuestra Señora de la Vega.
  • Consume vino de manera razonable porque la fiesta de la Batalla del vino no consiste tanto en perder el control como en pasarlo realmente bien.

 

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies