Qué ver en Haro

0

Las bodegas de Haro son uno de los grandes atractivos si buscas planes para un fin de semana de enoturismo en La Rioja.

Los Riscos de Bilibio son escenario de la Batalla del vino de Haro, culmen de las fiestas de San Juan, San Felices y San Pedro.

Si estás buscando sitios para visitar en La Rioja este fin de semana y lees este resumen de qué ver en Haro, seguro que eliges la “capital del Rioja” para tus escapadas enológicas en pareja. ¡Y eso que no todo lo que hay que ver en Haro son bodegas o vinotecas!

Aunque es cierto que gran parte del patrimonio artístico y cultural de Haro se debe, en mayor o menor medida, a la industria del vino, floreciente, sobre todo, a partir del siglo XIX, cuando coincidieron las plagas europeos que arrasaron con gran parte del viñedo de Francia y la llegada del tren, que facilitó la salida del vino hacia las ciudades en las que entonces se hacía el dinero con el que se compraban objetos de lujo de la época, como botellas de vino de cristal.

Esa bonanza que determina en gran medida qué ver en Haro se siente con especial intensidad en el Barrio de la Estación de Haro, donde se puede visitar la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo. Todas ellas surgieron a partir de ese florecimiento del siglo XIX, que permitió la fundación de, por ejemplo, Bodegas Bilbaínas, bodegas centenarias de dos primos de Bilbao.

¿Qué ver en Haro entonces?

Después de lo dicho, sólo queda resumir qué ver en Haro, cuyo casco histórico está marcado, fundamentalmente, por los palacios señoriales construidos en distintos estilos arquitectónicos entre los siglos XVI y XVIII. En muchos de ellos destacan los escudos y blasones de las fachadas, que es a lo más que podrás llegar si te interesa visitarlos porque siguen en manos particulares.

El Palacio de los Beldaña alberga la Oficina de Turismo de Haro, así que si te acercas a por información sobre qué ver en Haro podrás conocer un poco el interior de estas magníficas obras civiles.

Pese a todo, merece la pena que al visitar Haro te detengas frente al Palacio de los Condes de Haro, semi-renacentista y semi-barroco; o delante del Palacio de Las Bezaras, el mejor ejemplo del Barroco riojano que podrás ver en Haro.

Otro de los lugares que ver en Haro es su Ayuntamiento, considerado el edificio más importante y mejor conservado de la localidad, construido en tiempos de Carlos III, el mejor Borbón en España.

¿Qué ver en Haro, además de palacios?

Hay otros edificios interesantes que ver en Haro. Los mejores exponentes son, por orden de importancia popular:

La Basílica de Nuestra Señora de la Vega, patrona de Haro: con una figura gótica del XIV y retablo y frescos barrocos.

La fiesta en honor de Nuestra Señora de la Vega se celebra a principios de septiembre y comienza con una romería hasta otro de los lugares que no pueden faltar en tu agenda de qué ver en Haro: los Riscos de Bilibio.

La Parroquia de santo Tomás, Bien de Interés Cultural desde 1931, donde no te puedes perder la portada plateresca, las bóvedas de crucería estrellada, el coro (de finales del XVII) y el órgano y el retablo del altar mayor, del XVIII. Santo Tomás también destaca entre lo que hay que ver en Haro porque su retablo del altar mayor está considerado el más grande de La Rioja.

Palacio de Tejada, situado en la calle Lucrecia Arana, del siglo XVIII es de estilo rococó. Haro, La Rioja

Palacio de Tejada, situado en la calle Lucrecia Arana, del siglo XVIII es de estilo rococó. Fotografía de Haro Turismo.

Mural callejero en Haro. Fotografía de Turismo de Haro.

Mural callejero en Haro. Fotografía de Turismo de Haro.


Mapa con todo lo que ver en Haro

Encuentra qué ver en Haro en este mapa donde hemos ubicado los lugares recomendados.


¿Hay algo más que ver en Haro?

¡Sí! Antes de salir del casco histórico donde se concentra casi todo lo que hay que ver en Haro, no te pierdas el Teatro Bretón de los Herreros, símbolo de la bonanza económica de Haro en el XIX y epicentro de una intensa agenda cultural contemporánea; o el Museo al Aire Libre de Haro, con esculturas e información acerca de los oficios más singulares relacionados con el mundo del vino: alpargateros, embotelladores…

Hay dos museos más en Haro pero que los visites o no depende de lo que te interesa el Arte contemporáneo riojano (eje de las exposiciones del Museo de Arte contemporáneo El Torreón) o en el mundo del vino, al que se dedica el Centro de Interpretación del vino de Haro.

Otro lugar que ver en Haro bastante singular es el Hotel Convento de Los Agustinos, donde puedes alojarte durante tu visita, aunque también puedes elegir otros alojamientos en La Rioja, como el vecino Hotel Arrope, un hotel con encanto de tres estrellas muy bien valorado en Booking.

Muy cerca, uno de los mejores lugares donde comer en Haro, el restaurante Terete, seleccionado entre los mejores restaurantes donde comer en La Rioja.

Qué ver en Haro como algo único

Pero lo que de verdad distingue a Haro de otros pueblos pintorescos, lugares de interés y rutas en los que hacer turismo en La Rioja son dos cosas: los Riscos de Bilibio y el Barrio de la Estación.

Los Riscos de Bilibio son uno de los lugares que ver en Haro porque fueron el refugio de dos ermitaños fundamentales en la Historia de La Rioja, San Felices, patrón de Haro, y su discípulo, San Millán, figura vinculada a los orígenes del castellano primitivo en La Rioja gracias a las glosas, los manuscritos y los códices del Monasterio de Yuso.

Además, allí se celebra la Batalla del vino de Haro, momento más conocido de las Fiestas de San Juan, San Felices y San Pedro, que se celebran del 23 al 29 de junio.

Pero los Riscos de Bilibio son uno de los lugares que ver en Haro porque también son escenario de las fiestas en honor a Nuestra Señora de la Vega y porque desde allí se tienen las mejores vistas de Haro y alrededores, incluyendo el Ebro y el paisaje que excava en la geografía de La Rioja, conocido como Las Conchas de Haro.

Y como para ir a los Riscos de Bilibio tienes que atravesar el Barrio de la Estación de Haro, nada mejor que parar un rato, porque es otro de sus lugares excepcionales que merecen aparecer en tu listado de qué ver en Haro. Además de sus bodegas centenarias, aquí se organiza un evento bautizado como Cata del Barrio de la Estación que las convierte en pioneras universales del mundo del vino.