Antananarivo,qué ver en la capital de Madagascar

1

Entre las cosas que hay que ver en Madagascar destacan varios lugares de su capital, Antananarivo, popularmente conocida como “Tanana”.

 El Palacio de Andafiavaratra fue el centro del poder de Madagascar, la cuarta isla más grande del mundo.

Si tienes pensado viajar a Madagascar, Antananarivo debe figurar entre las ciudades de obligada visita, y no sólo porque el vuelo internacional con el que llegues a esta isla del Índico aterrice en su cercano aeropuerto, si no porque Tanana será el escenario en el que comprenderás muchos aspectos de la Historia de esta isla africana, una de las grandes olvidadas de la política internacional.

El aspecto exterior de Antananarivo, capital de Madagascar, puede resultar impactante. Más parecida si cabe a una ciudad nórdica o centroeuropea, con sus casas de tejados a dos aguas, Tanana es un hervidero de leyendas, barrios coloristas y personas singulares, muchas de las cuales sobreviven en condiciones precarias, aunque muchas otras luchan por labrarse un futuro mejor para ellas y sus hijos.




Antananarivo, origen de la Historia de Madagascar 

Antananarivo nunca duerme. Para entenderlo, nada mejor que encontrar un hotel céntrico y pasar 24 horas asomado a la ventana.

La Estación de Tren de la ciudad, un lugar que hay que ver en Antananarivo, es el decorado perfecto de ese cambalache en el que, además, todo parece estar en venta. Después de recorrer el país durante varias semanas, resulta chocante, además, no encontrar más que personas. Los lemures, los cebús y los camaleones no tienen cabida en la capital, donde el tráfico es incesante y los mercadillos callejeros se montan colocando la mercancía sobre la acera: desde grandes pilas de zapatos, hasta relojes y comida.

Pese a ese ambiente animado y colorista, no es recomendable salir por la noche en Antananarivo, mucho menos en solitario.

Antananarivo es el referente de la vida urbana de Madagascar, el resumen de las influencias culturales que la isla roja ha recibido a lo largo de los siglos. Y el lugar indispensable para conocer un poco mejor su Historia. Fue aquí donde la tribu de los Merina se atrincheró hasta acogotar al resto del país. Fue aquí donde se instalaron los primeros misioneros cristianos, que llegaron a Madagascar de la manos de ambiciososos comerciantes europeos. Fue aquí donde se sucedieron los golpes de estado con los que reyes, reinas y militares varios se han ido dando el testigo gubernamental. Y fue aquí donde se iniciaron las revueltas populares contra el gobierno colonial de Francia.

Antananarivo no es una ciudad bonita. Es dura, arisca, a veces inquietante; ajetreada y orgullosa siempre. Pero merece la pena conocerla.

Qué ver en Antananarivo: 

1. El Palacio Real de Antananarivo:

Popularmente conocido como Rova, el Palacio Real de Antananarivo es el símbolo de una monarquía que desapareció en 1897 con el exilio de su última heredera, la reina Ranavalona III. Fue cerrado al público tras un incendio que casi lo destruye por completo en 1995. Muy cerca está otro edificio singular de la capital de Madagascar, el Museo Andafiavaratra.

2. El Palacio de Andafiavaratra.

Este Palacio es otro de los motivos por los que visitar el Barrio Real de Antananarivo, la capital de Madagascar. Situado en un edificio de corte ‘barroco’, en su interior -reconvertido en museo- se conservan cerca de un centenar de objetos considerados de gran valor para el patrimonio malgache y a través de los cuales se puede profundizar un poco más en la particular personalidad delos reyes y gobernantes de la isla de Madagascar y de algunos de los europeos relacionados con ellos.  El Barrio Real de Madagascar alberga varios palacios reales que deben visitarse en un viaje a Madagascar

2. La Catedral de Andohaloa 

Entre los lugares que hay que ver en Antananarivo está la Catedral de Andohaloa, que se construyó, dicen, en el lugar desde el que la reina Ranavalona I despeñaba a los cristianos durante sus 33 años de reinado.

3. Place de L’ Independance y Barrio de Ambondrona.

Aunque Antananarivo no es una ciudad bonita y carece de muchos de los atractivos turísticos habituales, tiene lugares pintorescos, como las gigantescas escalinatas que conectan la Place de L `Independance y el Barrio de Ambondrona,  un termómetro en movimiento del ajetreo que la caracteriza durante las 24 horas del día.

4. La estación de tren de Antananarivo. 

Es un símbolo del país y un escaparate de la intensidad de la ciudad. Algunos hoteles económicos se encuentran cerca de este punto neurálgico de la ciudad.

5. Mercado de Analakely.

Los mercados son uno de los referentes urbanos en África y en Madagascar no podía ser de otra manera. Si visitas Antananarivo, apunta este lugar de obligada visita, aunque es recomendable que lo hagas acompañado de un guía local. Compres o no compres, tienes que visitar el mercado de Analakely para sentir el ritmo de la ciudad y observar de cerca la actividad cotidiana de la ciudad.

6. El Lago Anosy.

Igual que otras infraestructuras que hay que ver en Antananarivo, el Lago Anosy fue construido por los franceses. La escultura que la preside, un Ángel Caído, rinde honor a los combatientes malgaches que participaron y murieron en la I Guerra Mundial.

En cuanto la tribu de los Merina se arrellanaron en el poder, comenzaron a flirtear con británicos y franceses, a quienes terminaron dando el ‘sí quiero’ definitivo en 1883. Pero el matrimonio de conveniencia dejó de ser una pasión compartida en 1895, cuando las tropas galas tomaron Antananarivo en vista de que la reina Ranavolana no bailaba del todo bien al son de su gaita. La isla de Madagascar fue oficialmente declarada colonia de París en 1896 y no dejó de serlo hasta el 26 de junio de 1960.

Consejos prácticos para visitar Antananarivo:

  • No llevar nada de valor (relojes, pulseras, etc) porque los hurtos y los pequeños robos, sobre todo en las aglomeraciones y por la noche, están a la orden del día.
  • Llevar ropa discreta, calzado cómodo y un paraguas o un chubasquero.
  • Ojo con las cámaras de fotos y de vídeo, sobre todo en lugares multitudinarios.
  • El malgache es el idioma oficial de Madagascar pero el francés y el inglés son idiomas útiles para poder manejarse de manera independiente en Antananarivo y en las principales zonas turísticas.
  • La guía de viajes de GeoPlanet, Madagascar  y las Islas Comoras, es una buena referencia en español sobre dónde comer, qué ver y dónde dormir en Antananarivo.
  • Es conveniente confirmar los horarios de apertura de los monumentos y lugares de interés de Antananarivo porque a veces pueden estar cerrados por circunstancias puntuales. Cuenta con que en muchos de ellos hay que pagar una pequeña entrada.
  • Para los viajeros urbanitas, la recomendación es buscar un hotel céntrico.

Curiosidades de la Historia de la Monarquía malgache

UN REPASO RÁPIDO A LA MONARQUÍA MALGACHE 
MADAGASCAR-ANTANANARIVO-REYES

MADAGASCAR-ANTANANARIVO


Ver mapa más grande

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies