Kasbah Ait Ben Haddou, Patrimonio de la Humanidad de la Ruta de las Kasbahs de Marruecos

0

La kasbah Ait Ben Haddou es la parada más importante en la ruta de las kasbahs por el Sur de Marruecos.

Durante más de 500 años, las caravanas comerciales entre Ouarzazate y Marrakech paraban en Ait Ben Haddou.

Entre las cosas que hacer en Marrakech que no debes perderte está dormir en un riad, los hoteles con encanto típicos de Marruecos y las posibles excursiones desde Marrakech, perfectas si buscas hacer turismo en Marruecos a vuelapluma.

Entre las mejores excursiones desde Marrakech, siempre destaca la que recorre la Ruta de las Kasbahs o Ruta de las Mil Kasbahs, un recorrido por el Valle del Dadés de Marruecos.

Las kasbahs son las casas tradicionales del sur de Marruecos, hechas a partir de ladrillos de adobe (una mezcla de barro y paja secada al sol). El conjunto de varias kasbahs se conoce como ksar, palabra con la que se suele denominar un pueblo fortificado construido a partir de ese barro rojo tan característico.

Este es el mejor resumen de la información que necesitarás para visitar la kasbah Ait Ben Haddoue porque te contamos:

Qué es la Ruta de las Kasbahs

Kasbahs más importantes de la Ruta de las kasbahs de Marruecos

Cómo llegar a la kasbah Ait Ben Haddou

Historia de la kasbah Ait Ben Haddou

Por qué la kasbah Ait Ben Haddou es la más visitada

Qué películas se han rodado en Ait Ben Haddou

Qué más ver en la Ruta de las Mil kasbahs además de Ait Ben Haddou

Fotografías de la kasbah Ait Ben Haddou


Qué es la Ruta de las Kasbahs

La Ruta de las Kasbahs de Marruecos o Ruta de las Mil Kasbahs es una buena oportunidad para conocer estas construcciones típicas, profundizar un poco más en la Historia de Marruecos y ver de primera mano cómo han evolucionado las kasbahs que se han mantenido en pie hasta nuestros días. Además, se pueden recorrer palmerales y wadis (los valles hechos por el discurrir del agua en la estación de las lluvias),así como espectaculares puertos de montaña y localidades pintorescas, como Ouarzazate.

Pero si algo destaca en la Ruta de las Kasbahs o Ruta de las Mil Kasbahs de Marruecos es la kasbah Ait Ben Haddou, una de las mejor conservadas y más visitadas gracias, sobre todo al cine.

Además, en la Ruta de las Kasbahs o Ruta de las Mil Kasbabhs podrás profundizar un poco más en la influencia que el África subsahariana ha ejercido sobre la Historia y la cultura marroquí gracias a las rutas comerciales establecidas con ciudades legendarias como Tombuctú, en Malí. La porosidad del desierto de Marruecos ha generado un territorio- esponja con fronteras invisibles a través de las cuales se han movido personas, ideas y materiales, desde esclavos y oro hasta sal, poemas  y religiones, como queda de manifiesto en novelas como El arquitecto de Tombuctú, cuna de Ismael Diadié, heredero del Fondo Katí y autor de títulos de Literatura africana como Zimma.

Kasbahs más importantes de la Ruta de las Kasbahs de Marruecos

Las kasbahs más importantes de la Ruta de las Kasbahs, además de la kasbah de Ait Ben Addou, de la que hablaremos un poco más adelante son: kasbah de Ben Moro, del siglo XVIII y hoy convertida en un impresionante hotel; kasbah Glaoui, fortaleza palaciega de Thami El Glaoui, considerado el último Señor del Atlas; kasbah de Dar Aït Sidi el-Mati y kasbah de Taourirt, bastante bien conservada.

Muchas de las kasbahs de la Ruta de las Mil Kasbahs están en ruinas. Abandonadas por distintas razones, al ser construidas con “pisé”, un conglomerado de barro y arena fácilmente erosionable por el agua y el viento, se derriten como terrones de azúcar en medio del desierto, rodeadas a veces de palmerales en los que sus habitantes encontraban parte de su sustento.

El incierto destino de las kasbahs de Marruecos es una gran motivación para realizar esta excursión desde Marrakech, que culmina en la Kasbah de Ait Ben Haddou, la mejor conservada y, por tanto, la más visitada.

Pero la Ruta de las Kasbahs de Marruecos no se acaba en Ait Ben Haddou. Si planificas esta excursión desde Marrakech, no puedes dejar de ver las Gargantas de Dades y de Todra, a cual más espectacular, donde seguro que sacas algunas de las mejores fotografías de tu viaje a Marruecos; o la localidad de Tiznit, famosa por su joyería de plata y cuya mezquita es un claro ejemplo de la influencia recibida de la zona de Djenné, en Malí, también obra de Es Saheli y también Patrimonio de la Humanidad.

Cómo llegar a la kasbah Ait Ben Haddou

Puedes llegar a la kasbah Ait Ben Haddou alquilando un coche por tu cuenta o contratando los servicios de un conductor, bien de forma independiente o a través de una agencia turística local.

Al viajar a Marruecos hay muchas personas que se aventuran con la primera opción que, si bien tiene un halo de aventura muy atractivo, conlleva otros inconvenientes asociados con la temeridad de los conductores marroquíes, la incertidumbre a la hora de aparcar o los problemas que puedan surgir en relación a las multas. Si no te quieres complicar la vida a la hora de visitar la kasbah Ait Ben Haddou, lo mejor es reservar la excursión con una agencia de confianza, bien como parte de tu viaje a Marrakech o de manera puntual porque vayas a conocer la Ciudad Roja de Marruecos por tu cuenta.

Desde Marrakech, puedes participar en una excursión de un día que te permita explorar la kasbah Ait Ben Haddou y Ouarzazate, donde están los estudios de cine Atlas.

En cualquier caso, para llegar a la kasbah Ait Ben Haddou siempre es recomendable un todoterreno con el que poder explorar otros lugares increíbles del Sur de Marruecos, como la Colina de los cuerpos humanos o las gargantas del Dades y del Todra.

Para iniciar esta excursión desde Marrakech tendrás que tomar la carretera de Tizi-n-Test, construida por los franceses en los años 20 del siglo pasado en un auténtico pulso a la aridez del Sáhara y a los bereberes que vivían allí y que no fueron, precisamente, amistosos. Esta carretera –en su momento un prodigio de ingeniería- desvió el tráfico comercial que hasta entonces enriquecía muchas de las kasbahs, como la de Ait Ben Haddou. A día de hoy, muchas kasbahs están deshabitadas, aunque la de Ait Ben Haddou mantiene algunos vecinos, que viven, sobre todo, del turismo. Por el camino, puedes intentar localizar el Monte Jbel Toubkal, de 4.167 metros de altura, el punto más alto de la Cordillera del Atlas.

Historia de la kasbah Ait Ben Haddou

No se sabe con certeza cuál es la antigüedad de Ait Ben Haddou, aunque hay quien habla de que pudo haber sido construida hace más de 500 años. Las autoridades marroquíes comenzaron a ser conscientes de su singularidad en los años 50 aunque poco se ha hecho para evitar su desaparición. Su consideración de Patrimonio de la Humanidad en 1987 y la fama que ha adquirido como escenario de cine han contribuido a que en los últimos años se hayan destinado algunas partidas presupuestarias para evitar su desmoronamiento.

La kasbah Ait Ben Haddou creció al calor del comercio entre Marrakech y otras ciudades marroquíes con Sudán y Malí. Las caravanas de comerciantes que cruzaban el desierto encontraban aquí un lugar de descanso y de intercambio.

Los vecinos de Ait Ben Haddou remataban sus ingresos gracias al pastoreo y la agricultura, desarrollada a partir de las aguas del cercano río Ounila.

La riqueza de la ciudad se protegía gracias a la muralla y las torres defensivas, a su ubicación en lo alto de un ligero promontorio y a su singular arquitectura.

La importancia de Ait Ben Haddou en la Ruta de las kasbashs del Sur de Marruecos se percibía en la cantidad de viviendas que llegó a tener, en su granero (ubicado en lo alto) en las dimensiones y la decoración de sus palacios y en sus dos cementerios, uno islámico y otro judío.

A medida que el comercio empezó a desviarse por carreteras que ni pasaban cerca ni exigían tantas paradas como el tráfico de caravanas, Ait Ben Haddou empezó a despoblarse: sus vecinos emigraron o -dado que ya no era necesario vivir protegidos por murallas y que las casas se venían abajo por lo endeble de su construcción- construyeron la parte nueva de la localidad, al otro lado del río, que se atraviesa para llegar a la parte histórica de Ait Ben Haddou. El proceso de despoblación parecía imparable hasta que las películas rodadas en Ait Ben Haddou devolvieron algo de esperanza a los pocos vecinos que quedaban, que también han podido reconstruir sus casas -o mantenerlas en pie- con los ingresos antes mencionadas, alentados también por los que genera el turismo.

Por qué Ait Ben Haddou es la kasbah más visitada

La kasbah Ait Ben Haddou es la más visitada por dos razones fundamentales: es la mejor conservadas de cuantas se pueden encontrar a lo largo de la Ruta de las Mil kashabs y es la más famosa gracias a que ha sido escenario de muchas películas famosas de las últimas décadas, de las que hablamos un poco más abajo.

Por eso, si visitas la kasbah Ait Ben Haddou entenderás el carácter fortificado de estas localidades, que aprovechaban también los desniveles del terreno o la presencia de ríos que hicieran las veces de fosos (al menos en la estación de lluvias). El trazado laberíntico de sus calles todavía habla de cómo se construía para defenderse de potenciales enemigos pero también del calor del desierto del Sáhara.

Hay algunos viajeros que deciden dormir en alguno de los hostales de los alrededores para, precisamente, disfrutar de la panorámica de la Kasbah Ait Ben Haddou al atardecer y al amanecer. Algunas excursiones desde Marrakech por el desierto del Sáhara son de dos días e incluyen una noche en un campamento para poder visitar Ait Ben Haddou, Zagora y Ouarzazate.

Qué películas se han rodado en Ait Ben Haddou

El cine ha sido una especie de table de salvación para Ait Ben Haddou y para el resto de kasbahs del sur de Marruecos que, aunque de manera indirecta, también se han beneficiado de los ingresos de los rodajes y de los turistas que han ido llegando, atraídos por su aparición en la gran pantalla.

Al hablar de qué películas se han rodado en Ait Ben Haddou hay que hacerlo también de los Estudios Atlas, en Ouarzazate, otra para interesante en la Ruta de las Mil kasbahs (de la que hablamos un poco más abajo). Si te interesa el cine, puedes visitarlos y ver de primera mano los decorados en los que se han rodado películas como “La joya del Nilo,  “El reino de los cielos, “Astérix y Obélix: Misión Cleopatra” o “Babel”.

Entre las películas que se han rodado en Ait Ben Haddou destacan Lawrence de Arabia (1962), Sodoma y Gomorra (1963), El hombre que pudo reinar (1976), Jesús de Nazaret (1977), La última tentación de Cristo (1988); El cielo protector (1990), Kundun (1997), Alejandro Magno (2004), La momia (1999) y Gladiator (2000).

En Ait Ben Haddou también se ha rodado la película Alta tensión, de James Bond.

Otra de las películas que se han rodado en Ait Ben Haddou fue, en 2010, “Prince of Persia: las arenas del tiempo”.

En Ait Ben Haddou también se han rodado algunos episodios de la tercera temporada de Juego de tronos, que también se ha rodado en escenarios de la cercana Ouarzazate.

Ait Ben Haddou sirve de inspiración a Yunkai, la ciudad de esclavos que libera

Qué más ver en la Ruta de las Mil kasbahs además de Ait Ben Haddou

En Erfoud se celebra cada año el Festival del Dátil (octubre) porque el dátil está considerado un alimento sagrado y en Rissani puedes visitar la mezquita, importante centro de peregrinación de Marruecos porque aquí nació Mulay Ali Cherif, fundador de la dinastía alauí.

Zagora es conocida como el punto de partida desde el que explorar el desierto de Marruecos, donde pasar una noche se convierte en una experiencia inolvidable, sobre todo para quien no haya tenido oportunidad de hacerlo antes o en otros lugares. Generalmente se puede elegir entre dormir en algún hotelito modesto pero con habitaciones construidas en cemento o piedra o hacerlo en una jaima. En ambos casos conviene que lleves ropa de abrigo porque las noches en el desierto del Sáhara son más frías de lo que cabe pensar en casi cualquier época del año. No está de más que lleves una linterna, entre otros utensilios.

Fotografías de la kasbah Ait Ben Haddou

Una de las mejores excursiones desde Marrakech es por la Ruta de las Kasbahs

Las kasbahs de Marruecos se construían con pisé, un material fácilmente erosionable por la lluvia y el viento.

Las kasbahs de Marruecos se construían con pisé, un material fácilmente erosionable por la lluvia y el viento.

La kasbah de Ait Ben Haddou es la más importante de la Ruta de las Kabahs que puedes recorrer desde Marrakech