Qué hacer en Marrakech

0

Marrakech ocupa un lugar privilegiado en el mapa de Marruecos desde hace siglos.

Si vas a viajar a Marruecos para hacer turismo a vuelapluma, deberías hacer excursiones desde Marrakech hacia el Atlas.

Marrakech es la Ciudad Roja de Marruecos, como atestigua el color de su muralla, de 16 kilómetros y con numerosas puertas (babs) de acceso a su medina –el casco histórico- en la que se ubican los riads, los hoteles de Marrakech más típicos.

Marrakech suele ser la primera ciudad que se visita al viajar a Marruecos, y una de las paradas obligadas en los circuitos clásicos por Marruecos debido a su importancia histórica y a su ubicación, que la convierte en puerta de entradas al desierto de Marruecos, ya se trate de viajes organizados a Marruecos o de un viaje por libre.

A continuación resumimos qué hacer en Marrakech, qué ver en Marrakech y qué excursiones desde Marrakech pueden ser más interesantes a la hora de viajar a Marruecos.

Al final, incluimos un mapa con la ubicación de los lugares que ver en Marrakech recomendados.

Qué hacer en Marrakech

Si es la primera vez que vas a viajar Marruecos, puede ser interesante que participes en una excursión guiada por los lugares históricos y los zocos de Marrakech que te ayude a ubicar los lugares más interesantes y visitarlos después por tu cuenta.

Hemos preparado un resumen de los lugares que ver en Marrakech más importantes pero también te sugerimos algunas de las experiencias más novedosas que hacer en Marrakech: relajarte en un hamman típico, aprender a cocinar platos tradicionales marroquíes o participar en una excursión a uno de los palmerales históricos de Marruecos.

Porque además de monumentos, en Marrakech también puedes aprender a cocinar algunas recetas típicas de la gastronomía marroquí, como el tajine, un plato que recibe el nombre del recipiente de barro en el que se prepara que, por cierto, podrás comprar para repetir la experiencia cuando vuelvas a casa.

Entre las cosas que hacer en Marrakech destaca el curso de cocina marroquí tradicional con productos locales

¿Alguna otra idea sobre qué hacer en Marrakech si buscas experiencias típicas de calidad? Pasar la tarde en un hamman tradicional, con un tratamiento exfoliante de eucalipto y un masaje a base de aceite de argán, puede ser una de ellas. El hamman es una sauna húmeda o baño turco cuya finalidad es la relajación y la limpieza del cuerpo y el espíritu mediante la alternancia de periodos de tiempo en el interior de esa sauna y duchas cortas y refrescantes en el exterior. Puede combinarse también con un masaje relajante. El hamman se asocia con el mundo árabe y con Turquía –con su baño turco- pero sus orígenes se encuentran en los baños romanos. Por cierto que el argán, tan típico de Marruecos y de Israel, es un producto natural considerado Patrimonio de la Humanidad.

Inicio

La Palmeraie:

Otra de las cosas que hacer en Marrakech al atardecer es visitar La Palmeraie, a las afueras de Marrakech. Puedes visitar un lugar bastante particular, montar en camello (curioso si no lo has hecho nunca) y, de paso, conocer -aunque sea de forma pintoresca- un hogar bereber, cultura que también tiene su propio museo en los Jardines Majorelle, de los que te hablamos un poco más abajo.

Sobre La Palmeraie merece la pena resaltar la leyenda en torno a su creación, vinculada con la creación de Marrakech. Y es que dicen que Yusuf ben Tasufin fundó Marrakech en torno al 1070 y  que comió tantos dátiles que terminó creando este palmeral que, en su momento de gloria contó con más de 150.000 árboles. Puedes reservar una excursión para recorrer La Palmeraie a lomos de un camello al atardecer y visitar un hogar bereber en el que te invitarán a tomar el té tradicional.

Inicio

Qué ver en Marrakech

Muchos blogs de viajes recomiendan 40 ó 50 sitios que ver en Marrakech pero pocos resumen los lugares esenciales de Marrakech; esos que no puedes perderte si tienes pocos días para viajar a Marruecos y quieres regresar con una idea clara sobre la Historia, las tradiciones y la idiosincrasia de la ciudad y del país.

Por ejemplo, hay varios museos en Marrakech pero salvo que dispongas de mucho tiempo o te interese un aspecto concreto de la ciudad, no todos van a resultar lo suficientemente evocadores o interesantes. Tampoco recorrer la zona nueva de la ciudad (Gueliz) puede ser la mejor de las opciones si dispones de pocos días o vas a visitar otras ciudades incluidas en los circuitos clásicos por Marruecos, salvo que quieras restaurantes más occidentales. También hay que tener en cuenta que muchos lugares que ver en Marrakech sólo tienen que ver con su faceta más costumbrista pero otros aportan el dato necesario para entender cómo ha ido evolucionando el país desde principios del siglo XX  y qué influencia ha tenido la ciudad en artistas europeos de todos los ámbitos, como sucede en el Museo Yves Saint Laurent o en los Jardines Majorelle.

Por eso, tras viajar a Marruecos en varias ocasiones, he seleccionado lo mejor que ver en Marrakech para comprender su esencia. Recuerda que al final podrás ubicar los lugares que ver en Marrakech en el mapa que hemos preparado.

Plaza de Jemma El Fna:

Icono social y visual de Marrakech, lo quieras o no, todos los pasos que des por la Ciudad Roja de Marruecos desembocarán en esta plaza, con la que la UNESCO inauguró su categoría de Patrimonio Inmaterial. Dicen que es la plaza más animada del mundo y lo cierto es que tiene mucha actividad a cualquier hora del día y de la noche. Suele haber muchos puestos de comida callejera y la verdad es que, aunque haya quien lo recomiende, yo no te aconsejo que comas en ninguno de ellos, como tampoco que bebas los zumos de naranja que venden en los puestos, pero si te gusta el riesgo, ¡adelante! Ojo también con los tatuajes de henna porque se puede dar el caso de que el material que usen esté adulterado y produzca reacciones alérgicas o no se borre tan fácilmente como cabría esperar.

El primero de los lugares que ver en Marrakech es también famoso por otra cosa típica que hacer en Marrakech: ver atardecer, tomando un té, desde el Cafe de France, en una de las azoteas más famosas del mundo.

Medina de Marrakech:

El segundo lugar más pintoresco de Marrakech está detrás de la Plaza de Jemma El Fna y no podrás decir que has estado en Marrakech si no recorres los callejones de los zocos. Además, es aquí donde podrás dimensionar la importancia que el comercio ha tenido para Marrakech, que ha sido la bisagra entre el Magreb y el oro, el márfil, la sal y los esclavos que llegaban desde el sur de África. Al visitar los zocos de Marrakech también podrás sentir el quehacer cotidiano de gran parte de sus ciudadanos, la importancia de los oficios y el encanto -quizá ahora menos cautivador- que tuvieron las ciudades islámicas para los viajeros románticos por su combinación de olores, sabores, colores y ruidos intensos.

En los tenderetes de los zocos de Marrakech podrás encontrar los objetos tradicionales más típicos de Marruecos, desde babuchas hasta especias. Aunque no te guste regatear, merece la pena que te des un paseo por la medina de Marrakech y por sus zocos. Eso sí, presta atención a quienes quieran ayudarte porque lo más seguro es que terminen llevándote a su tienda, o a la de un amigo y familiar.

En los zocos de Marrakech podrás encontrar todo tipo de artesanía tradicional de Marruecos.

Zocos de Marrakech:

Si quieres comprar en Marrakech tienes que visitar sus zocos, que ya no son lo que eran hace 15 años. Más seguros y con menos vendedores atosigantes, una de las cosas que hacer en Marrakech es deambular por sus sectores, curioseando y regateando si algún objeto nos interesa. En Marrakech hay zocos de todo: desde babuchas y especias hasta de ropa, cestas, trabajos de carpintería y tintoreros. Si quieres objetos de cuero y marroquinería, visita el zoco El-Kebir (donde también podrás conocer el trabajo de los curtidores). Ese zoco de Marrakech desemboca, por cierto, en el siguiente lugar que ver en Marrakech: la madraza Ben Yousef.

La madraza Ben Youssef:

Considerada la escuela coránica más grande de Marruecos, es otro de los lugares clásicos que ver en Marrakech. Además, es un buen lugar para entender mejor conceptos algo distorsionados en la actualidad, como el de la función de las madrasas, y el desarrollo de la educación en Marruecos.

La madraza Ben Youssef fue construida en el siglo XII y reconstruida casi totalmente en el XIX. Se diferencia de otras madrazas por su entrada discreta, angosta y oscura, que contrasta con la luminosidad del patio principal, como si evocara el camino de la oscuridad a la luz que se transita durante el aprendizaje.

Si quieres visitar la madraza de Ben Youssef al viajar a Marruecos, deberías confirmar los horarios y precios de apertura porque debido a unas obras de este lugar de interés que ver en Marrakech no estará abierto hasta el año 2020.

Koubba Ba`Adiyn o Qooba Almorávide:

Aunque generalmente pasa desapercibida entre todo lo que hay que hacer en Marrakech, éste es el único monumento almorávide de la ciudad. Fue parte de una mezquita que sí se perdió y su re-descubrimiento en 1948 convierte esta torre en el único exponente del arte almorávide que queda en el Magreb y que luego tanto influyó en Andalucía. El interior de la Quooba Almorávide está profusamente decorada. Sus inscripciones epigráficas en cursiva se consideran las más antiguas de la región.

Por cierto, Koubba significa “tumba”.

El horario de la Koubba Ba`Adiyn es de 9 a 19:00 h y la entrada cuesta 6 €. Si no te interesa sobremanera el arte islámica, quizá sólo merezca la pena que te acerques a ver este monumento de Marrakech desde el exterior.

Koutoubia:

Otro de los lugares que ver en Marrakech que sólo podrás ver desde el exterior es el alminar de la mezquita de la Koutobia o de los libreros, puesto que era aquí donde tradicionalmente se reunían para venderlos.

Y digo que sólo podrás ver la Koutoubia desde fuera porque la mezquita está cerrada para los no musulmanes. Es algo habitual en el mundo islámico; por eso merece la pena aprovechar la oportunidad que brindan las mezquitas visitables, como la Gran Mezquita de Abu Dhabi Sheik Zayed.

Al viajar a Marrakech tienes que visitar la Koutobia por dos razones fundamentales: su alminar es el punto más alto de la ciudad (69 metros) y está hermanado con otras torres importantes de España, como la Giralda de Sevilla. Además, el conjunto es uno de los símbolos de Marrakech, junto a, por ejemplo, la Plaza de Jemma El Fna.

Si decides incluir la Koutoubia entre los sitios que ver en Marrakech también podrás pasear por los jardines que lo rodean, también muy animados a casi cualquier hora del día. Allí suelen estar los famosos “aguadores de Marrakech” a los que podrás fotografiar si les das una propina.

Tumbas saadíes:

Quien hace turismo en Marrakech visita ineludiblemente este conjunto monumental, en el que descansan para siempre los restos del más importante de los sultanes saadíes, Ahmed el-Mansour, su familia y hasta 100 de sus lacayos y sirvientes.

¿Por qué merece la pena visitar las Tumbas saadíes en Marrakech? Primero, porque el-Mansour (o Al Mansur) fue el sultán saadí más reconocido y una de las personas más importantes del Magreb del siglo XVI, como gran estratega y diplomático y amante de la cultura. Segundo, porque es uno de los monumentos más elaborados y con materiales más bellos de Marrakech.

El horario de las Tumbas saadíes es bastante amplio: abre de 9 a 17:00, de lunes a domingo. El precio de la entrada es oscila entre los 10 dirhams que mencionan algunos sitios o los 6 € que señalan otros.

Jardines de Marrakech:

Marrakech tiene muchos jardines y zonas verdes. Pasear por ellos al atardecer es una de las cosas que hacer en Marrakech, sobre todo para disfrutar del fresco del Atlas, que se refleja en su piscina principal. No se te ocurra visitar los Jardines de La Ménara al mediodía sino quieres sufrir una insolación, porque no hay demasiadas sombras.

Otros jardines de Marrakech recomendables, aunque por otros motivos, son los Jardines Majorelle. Todavía hoy simbolizan el hechizo que Marrakech ha ejercido sobre muchos intelectuales europeos, como Jacques Majorelle, que se quedó a vivir aquí en 1919. Los Jardines Majorelle fueron su residencia particular, inspirada a partes iguales en la arquitectura Bauhaus y el Palacio Bahia. Hoy puedes visitar los jardines y el Museo bereber.

En 1980 Pierre Bergé e Yves Saint Laurent compraron los Jardines Majorelle.

Si te gustan los jardines y haces turismo en Marrakech tienes también la posibilidad de visitar Los Jardines secretos (o Le Jardin Secret), que fueron área de recreo de la Dinastía Saadí. Aquí puedes consultar los horarios y los precios de entrada, que varían según quieras incluir, o no, sus monumentos.

Inicio

Museo Yves Saint Laurent de Marrakech:

Otro lugar que ver en Marruecos también vinculado con los artistas europeos es el Museo Yves Saint Laurent.  Conocerás mejor al genio del diseño y podrás reflexionar sobre la influencia que han ejercido las distintas culturas africanas en Europa. Desde luego, estas visitas son interesantes para poner el contrapunto de la modernidad al Marrakech más tradicional que ya has visto en la medina, en los zocos o en Jemma El

Actualmente, en el Museo Yves Saint Laurent de Marrakech hay una librería, un museo con exposiciones temporales y permanentes, un jardín paisajístico y un café en el que tomar algo. Abre de 10 de la mañana a 18:00 (excepto durante el Ramadán, cuando cierra a las 14:00 h.) y cuesta 100 dirhams.

Inicio

Palacios de Marrakech:

Hay dos grandes palacios en Marrakech, que ofrecen arquitectura y arte decorativo islámico. Son visitas populares y generalmente todo el mundo los recomienda pero si esperas algo más, mejor no los incluyas en tu lista de lugares que ver en Marrakech.

El Palacio Badi:

Construido en el siglo XVI, hoy el Palacio Badi está en ruinas aunque dan una buena idea de la importancia que debió tener en su momento de mayor esplendor. Hay quien encuentra evocadora caminar por lo que queda de sus jardines pero si no te interesan demasiado los yacimientos arqueológicos, no lo visites.

El Palacio Bahía:

Estaba llamado a ser el palacio más grande del mundo islámico cuando se construyó, en el siglo XIX. Sucede lo mismo que con el primero de los palacios de Marrakech: si quieres ver algo más que arquitectura y decoración islámica, no lo visites.

Inicio

Museos de Marrakech:

Al planear qué ver en Marrakech debes valorar la posibilidad de incluir alguno de sus tres museos: el Museo de Marrakech, el Museo Dar Si Said o Museo de las Artes Marroquíes, y el Museo de la Fotografía.

El Museo de Marrakech destaca, sobre todo, por su edificio. Su colección se centra en objetos de cerámica, alfombras y otras cosas tradicionales. COmo curiosidad, es el lugar en el ver cómo es un hamman tradicional, aunque no hay nada como probar la experiencia real de esta sauna húmeda. Abre todos los días de 9:00 a 16:30 y la entrada cuesta 30 dirhams.

El Museo Dar Si Said es el más antiguo de Marrakech y tiene una colección de objetos típicos, instrumentos musicales, armas y muebles bastante interesante. De hecho, podría considerarse el museo de Marrakech más completo para quien hace turismo en Marruecos y no dispone de mucho tiempo.

Museo de la fotografía:

Si te gusta el género, no te pierdas este coqueto museo (también conocido como Casa de la Fotografía) con fotografías de Marruecos y objetos con los que se ha ido alimentando su archivo, desde mediados del siglo XIX. El Museo de la fotografía está ubicado en un riad. Abre todos los días de 9.30 a 19:00 h. y la entrada cuesta 40 dirhams (gratuita para niños menores de 12 años).

Inicio

Excursiones desde Marrakech

Marrakech tiene una gran importancia histórica y política y para quien hace turismo en Marruecos se convierte en la puerta de entrada al desierto de Merzouga y al Atlas, en cuyos valles siempre han vivido los bereberes y que puedes recorrer en una excursión de día completo que incluya también una comida tradicional, o la visita a los pueblos bereberes de los Valles del Atlas.

Hay varias excursiones desde Marrakech que te permitirán conocer la influencia que el África negra ha ejercido sobre Marruecos, así como varios lugares de interés histórico, como la Kasbah Ait Ben Haddou, Patrimonio de la Humanidad. Pero antes, conviene que sepas qué hacer en Marrakech, sobre la que siempre quedan curiosidades por descubrir, como que tiene siete patronos que, según la tradición, despertarán algún día del sueño en el que se encuentran para continuar con sus buenas acciones. Sus santuarios están repartidos por la ciudad vieja y son lugar importante de peregrinación.

Inicio

Mapa de ubicación de los lugares que ver en Marrakech

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.