Filadelfia, lugares de interés de la imperfecta llave del cambio

0

Entre los lugares de interés de Filadelfia destaca el Independence Hall, donde se firmó la Constitución de los Estados Unidos de América.

Los Rocky Steps sirven para evocar a Rocky Balboa y para acceder al Museo de Arte de Filadelfia, referente del turismo en la ciudad.

Filadelfia fue el nido de revolucionarios que cortaron las amarras que unieron a las Trece Colonias norteamericanas con su metrópoli británica y la forja del hombre –George- que dio nombre a la ciudad –Washington- que le arrebató el título de capital estadounidense, papel que cedió con la misma deportividad con la que, todavía hoy, intenta alcanzar los ideales marcados en el siglo XVII por su fundador. El 4 de julio es el cumpleaños de EEUU y de Filaldelfia, alias Philly, discreta, orgullosa y elegante, una ciudad imprescindible y, a veces, demasiado olvidada.



Lugares de interés de Filadelfia

Los Rocky Steps o Escaleras de Rocky son uno de los lugares de interés de Filadelfia, en Estados Unidos Quizá lo más cinematográfico que se pueda hacer en Filadelfia sea subir, a trote ligero, los Rocky Steps, o Escalones de Rocky, al pie del Museo de Arta de la ciudad, su banda sonora  reverberando en la cabeza, mientras la sombra angulosa de Stallone se perfila en lo alto, frente al particular Partenón de la primera capital estadounidense (1790-1800), discreta hermana mayor de esa hoguera de las vanidades –y capital del mundo- que ha sido, y es, Nueva York. Y quizá sea el cine el responsable de ese reparto de papeles, estrella protagonista y eterna segundona, que no hace justicia a Philly. Porque al margen de estribillos, incluido el del Boss por sus calles, aquí, en Filadelfia es donde de verdad se ha escrito uno de los guiones más duraderos y constructivos e inspiradores de la Historia universal.

Filadelfia fue la llave del cambio y, aunque imperfecta, es un símbolo de las mejores aspiraciones del ser humano. Que no es poco. 

Un regalo fraternal

Así que no es de extrañar que un puñado de Rangers –pañuelo al cuello y sombrero calado- se paseen con el pecho henchido entre las filas de visitantes que aguardan pacientemente para ver la Sala de la Asamblea, en Independence Hall, una de los lugares de interés de Filaldelfia, ambientada igual, dicen, que cuando en ella se celebró la Convención Constitucional de 1787. Sus voces modulan, del susurro al trance emocionado, un periodo que los de aquí conocen al dedillo, a pesar de lo cual aplauden las partes emocionantes y secundan con ohhhhs y ahhhhhs arrobados un final que, en términos europeos, fue antes de ayer y que, en realidad, sirvió de principio para una nación hecha de exiliados y soñadores, de revolucionarios e inconformistas, librepensadores y perseguidos como su fundador, el cuáquero de origen inglés, William Penn, inventor de esta especie de Edén terrenal para sus hermanos de fe, perseguidos en la convulsa Inglaterra de Carlos II, ese ‘rey Alegre’ que, intentando saldar una deuda de la Corona, terminó regalando el pedazo de tierra necesario para que la igualdad y la libertad arraigaran definitivamente. Así fue como nació en Pensilvania –los bosques de Penn- la ciudad del amor fraternal –Filadelfia- un abrazo geográfico para una ensaladilla de personas huidas o expulsadas por cuestiones políticas, religiosas, económicas o de raza. Que aquí estuvo el primer asentamiento de negros libres de Estados Unidos y su barrio chino es el tercero más importante del país.

El Ayuntamiento de Filadelfia es uno de los lugares de interés de la ciudad, inmortalizado también en el cine gracias a películas como Streets of Philadelfia

El Ayuntamiento de Filadelfia es uno de los lugares de interés de la ciudad, inmortalizado también en el cine gracias a películas como Streets of Philadelfia

El sonido de la libertad

La Campana de la Libertad es uno de los símbolos de Filaldelfia y figura entre sus principales lugares de interés a la hora de hacer turismo“Pregonad la libertad en la tierra a todos sus moradores” dice el Levítico 25,10. Y el grabado de la Campana de la Libertad (943 kilos de bronce inglés y orgullo norteamericano), el símbolo más respetado de Estados Unidos junto a la bandera de las barras y las estrellas, hilvanada en el 239 de Arch Street de Filadelfia por la costurera Betsy Ross, que se inspiró en las cruces y colores de San Jorge y San Andrés de Inglaterra y Escocia. Ross alivió así la preocupación de un tal George Washington por dotar a los suyos de una identidad revitalizante y unificadora; que, como dijo Sun Tzu, “todo parece torbellino y confusión pero las banderas y estandartes tienen una disposición prescrita”.

La casa de Ross, hoy convertida en museo, estrecha como un vagón de tren y repartida en varios pisos, es uno de los lugares más interesantes de Filadelfia pese a su sencillez. Coqueta y evocadora, satisface las dudas del viajero histórico, a quien luego tampoco vendrá mal un hoagie -el sandwich oficial de la ciudad.

Aunque para los nostálgicos, un paseo por el callejón Elfreth Alley –la calle habitada más antigua de Estados Unidos- será mucho más evocador que, incluso, las horas dedicadas al Parque Histórico Nacional de la Independencia, el Independence National Historical Park, donde se concentran la gran mayoría de los edificios históricos de Filaldelfia.

La Campana de la Libertad repicó por primera vez en julio de 1776 pero no recibió este sobrenombre hasta 1830, cuando los grupos antiesclavistas la adoptaron como símbolo. 

Por algún lado hay que empezar

Aunque, evidentemente, la realidad contemporánea no es tan armoniosa como debería, es fácil sentir que Filadelfia está hecha por y para personas, con un puñado de ideales por bandera y la cultura y el arte como ejes vertebradores –literalmente en el caso de la Avenida de los Museos, de obligada visita para quien haga turismo en la ciudad. Así que parece hasta normal que la Plaza John F. Keneddy sea más conocida como el Parque del Amor y que su monumento más importante –un Love gigante y rabiosamente colorado- sea  uno de sus lugares más fotografiados: la historia de Derechos Humanos, discriminación y libertad sexual que le valió a Tom Hanks el Oscar a Mejor Actor en 1993 no podría haber sido en ninguna otra parte.

Independece Hall, a la izquierda, y Casa Museo de Betsy Ross, dos lugares de interés en Filadelfia.

Independece Hall, a la izquierda, y Casa Museo de Betsy Ross, dos lugares de interés en Filadelfia.

Filadelfia ha sido, además, la primera ciudad de Estados Unidos que tuvo una escuela de Arte (Pennsylvania Academy of Arts), hospital y universidad. También tuvo el primera jardín botánico y los primeros periódicos del país. Benjamin Frannklin, aunque nacido en Boston, fue uno de los fundadores de la Library Company de Philadelphia.

Esculturas de Rodin y textos secesionistas, melomanía y honor; edificios históricos y valles y salones que son sinónimos de honor y perseverancia; masones, abolicionistas e inventores, filántropos y vecinos ilustres como Benjamin Franklin, que, aunque nacido en Boston, fue uno de los fundadores de la Library Company de la ciudad. Todo confluye para que Filadelfia haya sido la llave del cambio en Estados Unidos y en gran parte del mundo. Aunque imperfecta sí puede considerarse un símbolo de las mejores aspiraciones del ser humano. Que no es poco. Porque por alguna parte hay que empezar, aunque el camino sea arduo y parezca no tener fin.

El símbolo de Love de la plaza de John F. Keneddy de Filadelfia es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad.

El símbolo de Love de la plaza de John F. Keneddy de Filadelfia es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuaderno de Bitácora para hacer turismo en Filadelfia

Cómo llegar a Filadelfia desde nueva York:

Normalmente, quienes visitan Filadelfia lo hacen desde la cercana Nueva York. En este caso, las mejores opciones para llegar a Filadelfia son el tren o el autobús. Lo mismo sucede en caso de que te desplaces desde Washington (aunque Filadelfia merece mucho más que una excursión de un día merece mucho más que un día).

Si viajas directamente desde España, consulta los vuelos directos y con escalas que salen de Madrid y Barcelona.

Cómo moverte en Filadelfia:

La mejor manera de recorrer Filadelfia es a pie, en transporte público, en bicicleta o, incluso, en coche alquilado. Consulta el transporte en Filadelfia que mejor se adapte a tus necesidades.

Dónde dormir en Filadelfia:

Filadelfia cuenta con una amplia oferta de establecimientos. Lo más recomendable es encontrar algo céntrico para moverse rápida y cómodamente, aunque por las noches los barrios del Downtown, el corazón de la ciudad, queden bastante vacíos al tratarse, fundamentalmente, de zonas de trabajo y negocios.

El pretzel es otra buena alternativa para comer algo rápido si haces turismo en Filadelfia.

El pretzel es otra buena alternativa para comer algo rápido si haces turismo en Filadelfia.

Qué comer en Filadelfia:

Hoagie: ya lo hemos dicho antes, el Hoagie es el sándwich oficial de la ciudad desde los años 90. Sencillo pero de calidad.

Cheesestek: lo “inventó” Pat Olivieri, un vendedor de perritos calientes, en 1930; el local de Pat sigue abierto (1237 Passyunk Av.).

Para foodies: Reading Terminal Market (12th Arch St.): desde 1892, es el mercado tradicional más antiguo del país.

Lugares de interés en Filadelfia:

* Museo de Rodin: con la colección del escultor más importante fuera de París. Fundado por el filántropo Jules E. Mastbaum, abrió sus puertas en 1929.

* Museo de Arte de Filaldefia: 300.000 piezas.

* Independence National Historical Park: aquí están los principales monumentos de la independencia: The Liberty Bell Center; Independence Hall, donde redactaron los textos secesionitas, y Congress Hall, donde diseñaron la Constitución.

* Casa Museo de Betsy Rose: museo original muy didáctico para conocer mejor la evolución de este símbolo.

* Valley Forge National Historical Park: donde murieron 2.000 hombres de frío y enfermedad, en el invierno de 1777. Símbolo nacional de perseverancia y entrega.

* Kimmel Center, sede de la Orquesta Filarmónica de Filadelfia.



Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.