El Salvador, el americano diminuto

2

Lugares de interés  y rutas turísticas en El Salvador, uno de los siete países de Centroamérica.

La ruta de los volcanes, los artesanos de La Palma o el sitio arquerológico de Joya del Cerén son algunos de los lugares de interés de El Salvador, uno de los países más densamente poblados del mundo.





SALVADOR-CERRO-VERDEEl tamaño no importa cuando prima el talento. O cuando en un territorio pequeño se resume lo mejor de una región hermanada, pese a los regionalismos, por la Historia y la naturaleza. Volcanes que fueron faros, playas tropicales y bosques lluviosos; cafetales que producen algunos de los mejores granos del mundo, iglesias coloniales, paradojas sociales y trabajo, mucho trabajo, hacen de El Salvador el destino perfecto en el que celebrar que este mes se tendieron puentes, nunca perfectos pero siempre mejores que el vacío, entre dos continentes.

La pick up ronca, avasalladora y sin freno, por una carretera en pendiente. Al fondo, las luces de San Salvador, rodeadas de oscuridad lobuna en la que, sorprendentemente, se distingue el perfil cónico del volcán homónimo. “Este país es como una hamaca gigante en bamboleo constante”, dice el conductor, entre risotadas, mientras aprieta el acelerador: que aunque aquí no hay distancias, cualquiera se salva en volandas, por costumbre y, a veces, seguridad, a través de autopistas recién asfaltadas y de medianas abarrotadas.

Poca pero fértil

Que es como si no hubiera, que casi no lo hay, terreno suficiente para tanto salvadoreño. Y eso que el 30% de la población vive fuera, fundamentalmente en EEUU. Pero cualquier centímetro de tierra –oscura, nutrida, antigua- es válido para plantar una casa y un cultivo en el país más densamente poblado de Centroamérica. Que es, también, el más pequeño. Y uno de los más desconocidos. Aunque eso es mucho decir en una región que desborda Historia, naturaleza, folclore, gastronomía, mares y lazos culturales con España. En el caso de El Salvador esa relación se debe a un tal Andrés Niño, moguereño de nacimiento, y otro cual Pedro de Alvarado, extremeño de Badajoz, alias Tonatiuh, El Sol, alto, espigado, tenido por hijo de Quetzalcóatl y, en virtud de esa asociación divina y de su carácter firme (como poco), conquistador de Honduras, Guatemala y, claro, El Salvador.

Entre pueblecitos coloniales, pupusas y chicha se tricota la historia precolombina de El Salvador, un país que viene a ser como Pompeya en Europa.




El Salvador, la Pompeya americana

Pero los volcanes no sólo le han regalado naturaleza frondosa a El Salvador. Entre subidas y bajadas por sus amplias caderas, pueblecitos coloniales, pupusas y chicha (maíz, veterano sustento alimenticio en toda la región) se tricota también, como los huipiles guatemaltecos, la historia precolombina de un país que viene a ser, en la región, como Pompeya en Europa: un trozo del pasado detenido en el tiempo gracias a capas y capaz de ceniza. Otro de los lugares de interés de El Salvador es Joya del Cerén, Patrimonio de la Humanidad desde 1993 y uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo. Es el único pueblo maya de hace 1.400 años, con sus casas, sus utensilios, hasta sus semillas y sus alimentos; pero sin cadáveres, lo que hace sospechar que sus vecinos se marcharon de allí antes de que el volcán Caldera se pusiera en ‘modo on’.

Artesanía por la paz 

 

La pick up arranca de nuevo. Atrás quedan los mayas y los lencas, con su idioma único, el Quelepa; a los lados, desdibujados en verde, los cafés y las granjitas, los pequeños restaurantes y los viveros de la Ruta de las Flores. Al fondo de un día culebreante se perfila La Palma, con su tropel de artesanos y su batallón de tocones y semillas de copinol transformados en pendientes y belenes, figuritas y manteles, amparados todavía por el creador de su estilo, el artista Fernando Llort, polifacético, indigenista, internacional. Las manos que ahora tallan y pintan, y esculpen y enseñan y venden, empuñaron los fusiles de la guerrilla durante 22 años de guerra civil. Hoy, La Palma es la Cuna de la Paz y junto con Perquí y su Museo de la revolución, o Arambala y San Fernando, configura una ruta tan dolorosa como esperanzadora por el pasado reciente y la geografía ondulada de un país con la cabeza, las dos manos y pie y medio en el futuro.

Un mañana que pasa, siempre, por el pasado indigenista y colonial y por su presente de esforzada abnegación, de juventud con ganas, de playas y sol, de hoteles boutique donde la condensación de la niebla es el único sonido perceptible. Un futuro que avanza en una región con sus más y sus menos, con sus fantasmas y sus promesas pero que sigue, a pesar de las dificultades, on the road.

Cuaderno de bitácora de El Salvador

Quetzalcoatl - Pedro de Alvarado Mejor época para viajar a El Salvador:

La mejor época para visitar El Salvador es al estación seca, entre noviembre y abril.

Cómo llegar a El Salvador:

Para llegar a El Salvador desde Europa, la mejor aerolínea es Iberia; Avianca Taca Airlines une la región. Para vuelos a EEUU, American Airlines, Delta, United Airlines o Spirit.

Requisitos sanitarios para viajar a El Salvador:

Los viajeros españoles no necesitan visado de entrada ni vacunas obligatorias. Recomendables para largas estancias las del tétanos y la Hepatitis A y B. Otras nacionalidades, mejor consultar.

Capital de El Salvador:

San Salvador, situada desde tiempos coloniales en ‘el valle de las hamacas’. Se puede recorrer casi todo el país desde aquí.

Arqueología en El Salvador:

Algunos de los lugares de interés en El Salvador tienen evidencias culturales de hace 8000 años. Entre esos lugares de interés en El Salvador es imprescindible el sitio arqueológico de Joya del Cerén en ruta por San Andrés, Tazumal y Casa Blanca.

La Ruta colonial o de los volcanes

La Ruta colonial o de los volcanes es otro de los lugares de interés de El Salvador. Sigue el Camino Real, construido por españoles siguiendo rutas precolombinas.

 La Ruta de la paz.

La Ruta de la paz es, sin duda, uno de los lugares de mayor interés en El Salvador para los viajeros que busquen el patrimonio de la Historia reciente del país, además de los mejores ejemplos de su artesanía contemporánea. Esta ruta es al mejor manera de conocer y comprender las últimas décadas de El Salvador.

Naturaleza de El Salvador: 

Pese a que la deforestación es un gran problema, El Salvador tiene muchos parques nacionales: de los Volcanes, Montecristo, El Imposible o El Boquerón, en el volcán de San Salvador. También es interesante la Ruta del Café.

Playas de El Salvador: 

Las playas son otro de los lugares de interés de El Salvador para muchos viajeros, incluso españoles. Con más de 300 kilómetros, algunas de ellas son referentes internacionales para la práctica del surf, como la playa de El Sunzal. Conviene informarse de los accesos, servicios y condiciones de seguridad antes de llegar a ellas.

Otras curiosidades de El Salvador:

* El Salvador es el 30º país más densamente poblado del mundo

* El principal socio comercial de El Salvador es EEUU (más del 60% de intercambios. Su moneda oficial es el dólar estadounidense).

* En noviembre se celebra el Día Nacional de la Pupusa

Con qué otros países de puede combinar un viaje a El Salvador:

El Salvador es un destino que puede combinarse con alguno de sus otros vecinos centroamericanos, especialmente Guatemala, Nicaragua o Costa Rica.

Fotografías: visitcentroamerica.com

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies