Sidney desde las alturas: ¿subes a lo alto del Harbour Bridge?

2

Amor, pasión, abrazos, Australia, sentimiento, tiempo compartido, suspiros, besos, sueños, tú- yo, hoteles románticos, almohadas, miradores, sensualidad, viajes, un bol de arroz a la luz de la luna, regalos exóticos… Bodas y bodorrios, noviazgos y flechazos… Y un buen viaje en nombre de Eros, Afrodita, Cupido… O Venus…

¡Sí, pongamos rumbo a la cima del Puente del Puerto de Sidney! Un reto de 3 horas y media de ascenso por el puente de acero más grande y más ancho del mundo, una alternativa muy interesante para los enamorados más aventureros. A 134 metros sobre el nivel del mar, en su punto más alto, no hay panorámica igual del skyline de la ciudad más grande de Australia

HARBOUR-BRIDGE-SIDNEY-AUSTRALIA

Tengas vértigo o no, merece la pena dejar las fobias de lado y hacer frente a los miedos para sorprender a tu pareja con esta experiencia original y atrevida por el arco exterior del segundo icono Sidney. Es una de esas historias que no te cansarás de contar a tus hijos y nietos.

Como en el otro hemisferio ahora van en chanclas, camiseta de tirantes y shorts te recomendamos la escalada del Harbour Bridge a primera o última hora de día para evitar las altas temperaturas. Nosotros nos quedamos con la estampa de colores anaranjados y rosados que caracterizan al atardecer. Además, en el descenso puedes apreciar la Opera House iluminada donde, por cierto, merece la pena tomar una copa en su pub.

HARBOUR-BRIDGE-SIDNEY-AUSTRALIA

 

Sabías que… para poder escalar el Harbour Bridge tienes que someterte a un test de alcoholemia y no superar 0.05? ¡Nada de cervecitas hasta la noche!

Share.
  • Sidney ha sido la ciudad que más me ha atraído de todas las que he visto. Cierto es que no tiene la historia de un destino Europeo, pero es taaan bonita!
    Me gustó mucho la forma de vivir de cara al mar que tienen, me recordó mucho a mi Barcelona. Es una ciudad en la que no me importaría vivir un tiempo.

  • Realmente es una ciudad interesante y bonita… A nosotros también nos gusta mucho y siempre que hemos ido, hemos disfrutado mucho. ¿Tú qué opinas, Meritxell, que la Ópera se inspira en una mandarina o en un barco de vela? 🙂

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies