Capital de Bután: Timbu o Timpu

0

Si vas a viajar a Bután, ten en cuenta esta información práctica básica.

Bután es el dragón más antiguo del Himalaya y el país de la felicidad.

Si tienes pensado viajar a Bután, Timbu –o Timpu– será uno de tus destinos prioritarios, no sólo porque allí se concentran muchos lugares de interés sino porque en sus alrededores también podrás realizar algunas interesantes marchas a pie.

Timbu es la capital de Bután, popularmente conocido como el dragón más antiguo de Asia.

Timbu es un cogollo urbano entre montañas de más de 3.000 metros de altura. Pero el concepto de ‘urbano’ no se ajusta totalmente a lo que entendemos por ello en Europa. Como el resto del país, Timbu mantiene un pie en el pasado milenario del país pero pone el otro en el siglo XXI; quizá por eso, la mayoría de jóvenes butaneses ha comenzado un éxodo migratorio del campo a la ciudad, donde los trajes tradicionales se alternan tranquilamente, y con más frecuencia, con ropas occidentales.

En Timbu se ven muchos menos monjes que otros rincones de Bután y el tráfico es bastante más apabullante. Aunque no tanto como los grupos de perros callejeros que corretean por las calles: impresionan por la falta de costumbre de los occidentales pero son totalmente pacíficos, incluso entre ellos mismos.

Si vas a viajar a Bután y tienes previsto pasar unos días en Timbu, debes saber que s mayor ventaja es que se recorre fácil y tranquilamente a pie. De hecho, la seguridad a la hora de viajar a Bután es un factor a tener en cuenta, aunque hay muchos otros datos prácticos que también invitan a hacer turismo en Bután.

Timbu, capital de Bután y centro de poder espiritual y terrenal

Timbu, capital de Bután, es una ciudad sin semáforos

Timbu, capital de Bután, es una ciudad sin semáforos

En Timbu, las tiendas de alimentación y de recuerdos se alternan con las que venden figuras de Buda, en cualquiera de sus representaciones, y del Guru Rinpoche, una de las figuras más veneradas en el país; se le considera el introductor definitivo del Budismo, que tiene en el Monasterio del Nido del Tigre el lugar más sagrado de Bután.

El corazón gubernamental de Timbu está al norte, en el Dzong Trashi Chhoe, un templo- fortaleza donde hoy se han instalado oficinas gubernamentales y parte de las dependencias oficiales de los Reyes de Bután, una de las instituciones más respetadas del país. Como en muchos otros lugares, la construcción actual no es la original (de 1.216 aproximadamente): al estar hechas de madera, casi todos los edificios típicos de Bután han sido destruidos por las llamas a lo largo del tiempo pero las reconstrucciones han sido fieles al estilo original. Otro de los efectos de los incendios ha sido la desaparición de buena parte de los archivos bibliográficos de Bután, habitualmente guardados en estos edificios, a medio camino entre la religiosidad y la política.

Museos de Timbu

En Bután, la religión es algo tan natural y tan cotidiano como comer, respirar o charlar con los amigos. Sucede igual en casi todos los países budistas, donde es muy normal encontrar mujeres que van al mercado mientras hacen girar sus ruedas de oración. En Timbu, ancianos y jóvenes pueden parar sus actividades en cualquier momento para dar algunas vueltas alrededor del Chorten en honor al tercer rey de Bután, Jigme Dorji Wangchuck.

Muchas de esas figuras están realizadas por los estudiantes de Arte del Instituto Zorig Chusum, que podrás visitar en Timbu si estás pensando en viajar a Bután. En la capital de Bután tampoco debes perderte el Museo Nacional de telas (uno de los grandes atractivos del país), el Instituto Nacional de Medicina Natural o la Biblioteca Nacional.

Banderas de oración en los alrededores de Timbu, capital de Bután

Cada una de las banderas de oración tiene un rezo distinto (en función del color) y se cuelgan para que el viento las esparza por el mundo, en beneficio de toda la Humanidad.

Excursiones desde Timbu, capital de Bután

Timbu es también una buena base de operaciones para recorrer las montañas próximas (el trekking es una de las actividades más populares de Bután), bien por rutas de varios días de duración o en excursiones puntuales, como la que lleva al Monasterio de Tango, donde muchos jóvenes se inician en la vida monacal o pasan años estudiando antes de reincorporarse a otras profesiones.

Los monasterios masculinos de Bután suelen estar más aislados que los de monjas pero siempre reciben a los visitantes con una cálida sonrisa. No detienen su vida cotidiana en ningún momento pero permiten observarla con respeto y silencio. Muchas cosas siguen exactamente igual que hace siglos y es inevitable preguntarse cómo llevarán (de bien o de mal) las temperaturas invernales.

Desde Timbu también se pude visitar una especie de reserva salvaje donde conservan algunos ejemplares del animal nacional, el Takin, resultado, cuentan las leyendas, de la mezcla que el Lama Drukpa Kunley hico entre una vaca y una cabra

Si quieres saber más sobre el Reino de Bután, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, como ya han hecho otros viajeros, para que, de manera gratuita, podamos ayudarte.

El Budismo está presente en el día a día de Bután

El Budismo está presente en el día a día de Bután

Dónde está Timbu, capital de Bután