Nicaragua, vestida de azul

2

América echaba chispas en 1821. Las fichas del dominó colonial, encabezadas por la mexicana, iban cayendo a medida que los problemas domésticos se multiplicaban en las metrópolis; Juan VI de Portugal dejaba a su hijo Pedro la bomba brasileña y regresaba a Lisboa; en México se consolidaba la soberanía y Honduras, Guatemala y Nicaragua tomaban buena nota y el día 15 de septiembre firmaban el Acta de Independencia, el paso previo a la separación de cada uno de ellos. Para la cuna del Nobel Darío sería el inicio de un periodo convulso sobre el que hoy se construye la volcánica hospitalidad del mayor país de Centroamérica.

La sombra de Sandino es alargada. Y no (sólo) por sus herederos políticos. Su estatua, de 16 metros de altura, se yergue sobre Managua como un faro sobre las aguas bravas, aquí transformadas en calles sin nombre, aún, a veces, a medio hacer, auténtico quebradero de cabeza para el de fuera, que ha de orientarse siguiendo las indicaciones (frente a esa iglesia, torciendo la tercera cuadra, junto al quiosco viejo) de los vecinos, acostumbrados, tras años de terremotos –el de 1972 dejó 5.000 víctimas e innumerables desplazados-, a orientarse sin tener que buscar placas que se caen cada vez que los volcanes de esta tierra, rica y mal repartida, se desperezan.

NICARAGUA-MANAGUA-SANDINO-CENTROAMERICA

Otro cráter, el Momotombo, destruyó la ciudad de León en 1524, reconstruida unos kilómetros hacia el Oeste. Las ruinas, con el tiempo, ha sido consideradas Patrimonio de la Humanidad.

NICARAGUA-VOLCAN-CENTROAMERICALeón y Granada, como el perro y el gato

Aunque no todas las mechas nicas –gentilicio cariñoso- han sido encendidas por el fuego de la naturaleza. A la “Nueva” León le han pasado por encima hasta 17 batallas y un bombardeo. Pero su perfil colonial, de rejas y tonos pastel, de paso lento y trino fecundo, ha aguantado el tipo casi igual de bien que su eterna rival, Granada, más conservadora y rica, inventada al calor del comercio que los españoles tejieron con sus colonias americanas.

Nicaragua es un intenso mosaico coloreado, densamente tropical, humilde pero capaz de marcar una muesca en el imaginario del viajero sensible

Que aquí estuvo el primer remedo de Canal de Panamá y su control fue la (primera) razón por la que los británicos y, sobre todo, los estadounidenses metieron baza en el devenir del país –oficialmente independiente a partir de 1838- aprovechando los enfrentamientos entre leoneses y granadinos: hasta qué punto llegaría el desacuerdo, que Managua fue convertida en capital sólo por encontrar un territorio franco que satisficiera a todos… Y en ese hacerle ojitos al proyecto, algo pintó también una de las regiones menos desarrolladas, que no desconocidas, de Nicaragua: la Costa de los Mosquitos, marcada por la herencia afrocaribeña de los garifunas y así llamada por la deformación del nombre de sus habitantes originarios, los mosquitios, aliados de los ingleses en el rifirrafe decimonónico e inspiradora (aunque en su vertiente hondureña) de una de las novelas más inquietantes de Paul Theroux, ‘La costa de los mosquitos’. Que si el país fuera una balanza, estaría definitivamente volcada hacia el Oeste, donde se concentran volcanes, cultivos, ciudades y lagos, además de dos tercios de sus habitantes.

NICARAGUA-CORN-ISLAND-CENTROAMERICA

Corn Island

NICARAGUA-CATEDRAL-GRANADA-CENTROAMERICA

Catedral de Granada.

NICARAGUA-OMETEPE-CENTROAMERICA

Isla de Ometepe.

Las huellas de los versos

Pero décadas de conflicto no han menguado la hospitalidad nica: sonrientes y orgullosos, cálidos y parlanchines, igual te pasean por un cafetal –el Arábiga es una exportación histórica y bien valorada- que te acompañan a un espectáculo en el que los perfúmenes de Mejía Godoy y los Palacagüina siguen sulibeyando como si el tiempo se hubiera detenido. Aunque para burbujas espacio- temporales, el Museo de Acahualinca, en Managua, donde se conservan las huellas prehistóricas de 15 individuos que hace más de 2.000 años caminaban por la ribera del Lago Managua (más de 1.000 km2) un buen coto de caza y recolección para la época.

Aunque en Nicaragua la palabra eterna es la de Félix Rubén García Sarmiento, Rubén Darío, literato, político y viajero de corazón encabritado, autor de ‘Azul’, “el color del ensueño, el color del arte, un color helénico y homérico, color oceánico y firmamental”. Y el de gran parte de su país, con dos costas oceánicas y el mayor lago de agua dulce de la región, el Nicaragua, con más de 8.000 kilómetros

NICARAGUA-RUBEN-DARIO-PREMIO-NOBEL-LITERATURAcuadrados. Hay quien dice que la de Ometepe, en su centro, es una de las islas interiores más vastas del mundo. Para algunos es un sueño senderista y para otros, un lugar de infausto recuerdo, al que ni siquiera redime el contorno de sus dos volcanes, Madera y Concepción.

Pie en tierra, Nicaragua se desgaja en las historias personales de quienes han conseguido alcanzar, en una década de estabilidad, un crecimiento anual del 4%, pese a lo cual sigue habiendo una larga lista de tareas pendientes, sobre todo en las zonas rurales, en las que trabajan organizaciones como el Centro Integral de Desarrollo Corazón Contento.

Desde las alturas (ya sea la cima del volcán Masaya o la de la Catedral de León, donde está enterrado el poeta modernista) el país se convierte en un intenso mosaico coloreado, densamente tropical, humilde pero capaz de marcar una muesca en el imaginario del viajero sensible.

NICARAGUA-SAN-SEBASTIAN-DIRIAMBA-CENTROAMERICA

Fiestas de San Sebastián en Diriamba.

Cuaderno de Bitácora – República de Nicaragua

NICARAGUA-LA-RECOLECCION-CENTROAMERICA

Iglesia de La Recolección en León.

Cómo llegar: no hay vuelos directos. Avianca Taca Airlines enlaza con los vuelos de Iberia, Condor y KLM a Costa Rica, El Salvador, Guatemala y Panamá. Blue Panorama Airlines tiene un vuelo semanal entre Roma y Managua.

Requisitos: pasaporte en vigor; billete de ida y vuelta. Tasa de entrada de 5 USD. Los viajeros españoles no necesitan visado.

Moneda: Córdoba, aunque el dólar americano es generalmente aceptado.

Mejor época: mayo- diciembre: temporada seca y temperaturas suaves.

En septiembre se celebran las fiestas patrias en todo el país. Entre noviembre y enero se produce el desove de tortugas golfitas y baulas en la costa del Pacífico.

Dónde dormir: desde hotelitos boutique a alojamientos más económicos.

Con quién colaborar: www.corazoncontentogranada.org

Managua: Ruinas de la Catedral de Santo Domingo y la actual, de la Inmaculada Concepción. Teatro Nacional Rubén Darío. Museo Sitio de las Huellas de Acahualinca.

NICARAGUA-SANDINO-CENTROAMERICA

El general Sandino.

Para interesados en el movimiento sandinista: Monumento al soldado, Estatua de Sandino y la Tumba de Carlos Fonseca, dirigente histórico del FSLN. (Y Niquinohomo, el pueblo de origen del general Sandino, al Suroeste del país).

León: Barrio de Subtiava, especialmente durante la Semana Santa. Catedral de la Asunción: la mayor iglesia de América Central. Museo y Archivo de Rubén Darío.

León Viejo: Patrimonio de la Humanidad desde 2000. El Fortín: a 1,5 km. Por las vistas de los volcanes y la ciudad.

Granada: Casa de los leones, Iglesia de San Francisco, Catedral de la Asunción e Iglesia de la Merced (buen punto de observación). En los alrededores, el Volcán Mombacho.

Parque Nacional de Masaya: por su volcán, Popogatepe, ‘Montaña que arde’ para los indígenas, su lago y la artesanía y el folclore de sus pueblos blancos.

Isla de Ometepe, con sus volcanes Madera y Concepción, en el Lago Nicaragua: sólo si dispones de tiempo suficiente.

 Qué comprar: artesanía indígena, ron y café.

NICARAGUA-ARTESANIA-CATARINA-CENTROAMERICA

Puesto de artesanía tradicional en Catarina.

El güegüense está considerado la primera obra teatral de la Literatura nicaragüense. Data del siglo XVI y en 2005 fue considerado Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

LEON-NICARAGUA-CENTROAMERICA

León

Más información: www.visitcentroamerica.com

Créditos fotográficos: Cristina Candel y Visit Centroamérica.

NICARAGUA-ESQUI-VOLCANES-CENTROAMERICA

Share.
  • Es apasionante la riqueza natural e histórica que albergan los países centroamericanos, de la que tan poco sabemos en España, a pesar de haber sido metrópoli durante siglos. Si se ordenasen correctamente, se crearía una oportunidad de crecimiento y mejora para sus sociedades.

  • Un precioso reportaje de un país que me encantaría conocer. Gracias por ponerlo en la lista de mis sueños viajeros. Un saludo

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies