Covarrubias:qué ver y qué hacer en una esquina del Triángulo del Arlanza

1

Covarrubias, en Burgos, forma parte del Triángulo del Arlanza y está hermanada con la localidad noruega de Tonsberg.

El casco histórico de Covarrubias, que vivió su esplendor en los siglos XV y XVI, está declarado Bien de Interés Cultural y conserva buenos ejemplos de la arquitectura tradicional burgalesa.

Covarrubias, villa y municipio de Burgos, es el destino perfecto para una escapada de fin de semana, que puede ampliarse en los otros dos vértices del Triángulo del Arlanza, Santo Domingo de Silos y Lerma, donde Felipe III estableció su Corte por influencia de su valido, Don Diego Gómez de Sandoval y Rojas, que terminaría siendo, precisamente, Duque de Lerma, y en cuyo palacio se ubica hoy el Parador de Turismo.

Pero Covarrubias tiene suficientes lugares de interés como para dedicarle una jornada completa:

  • Imagen de la Virgen de la Cereza que se puede encontrar en Covarrubias, uno de los vértices del Triángulo del Arlanza, en Burgos.

    Imagen de la Virgen de la Cereza que se puede encontrar en Covarrubias, uno de los vértices del Triángulo del Arlanza, en Burgos.

    Archivo del Adelantamiento de Castilla. 

Este edificio de piedra robusta fue cosntruida en 1575 en honor al Doctor Valdés, natural de Covarrubias, que llegó a ser médico personal de Felipe II. Sus fondos documentales fueron trasladados al Archivo de Simancas en el siglo XVIII y hoy alberga distintas dependencias culturales. Su fachada es tan interesante como bella y su arco sirve de entrada al centro histórico de Covarrubias, considerado Bien de Interés Cultural (BIC).

  • Casa de Doña Sancha. 

Uno de los factores que contriubyen a que el centro histórico de Covarrubias sea BIC es la conservación de su arquitectura castellana tradicional. Entre todos los edificios que aún se mantienen en pie destaca la Casa de Doña Sancha, en la que se pueden apreciar los rasgos distintivos de este tipo de construcciones: bajos porticados y de piedra, pisos superiores sobre un entramado de madera en los que también destacan las balconadas, construidas para aprovechar y disfrutar del sol.

  • Casa del antiguo Boticario. 

La Casa del antiguo Boticario de Covarrubias es otro buen ejemplo de arquitectura tradicional castellana. La restauración llevada a cabo en 1991 recibió varios premios por la fidelidad al modelo original. Otra curiosidad es que mantuvo su uso farmaceútico hasta 1975.




  • Colegiata de San Cosme y San Damián.

Uno de los hitos de la historia de Covarrubias fue su consideración de Infantado por parte del Conde García Fernández en el siglo X. Se trata de una institución creada para favorecer la independencia de hijas o hermanas no casadas, que les permitía administrar territorios y localidades con las que mantenerse.

En el caso de Covarrubias, la Colegiata se convirtió, con el paso del tiempo, en el corazón espiritual del Infantazgo entregado a Doña Sancha, no sólo como símbolo del poder de la villa si no porque aquí están enterrados varios de sus vecinos más ilustres.

La construcción actual es del siglo XV, aunque el claustro está datado un siglo más tarde. El órgano de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias está considerado el más antiguo de Castilla aún en funcionamiento (siglo XVII) y para escucharlo es recomendabnle asistir a la misa dominical de 12.

El Museo de la Colegiata de Covarrubias conserva piezas interesantes que pueden completar la visita: capitales románicos, tablas de artistas como Berruguete y Van Eyck y, por encima de todos, el Tríptico de la Adoración de los Pastores del siglo XV que los expertos atribuyen a un discípulo de Gil de Siloé.

Casas con la típica estructura castellana en Covarrubias, villa de Burgos famosa por la conservación de su patrimonio arquitectónico tradicional.

Casas con la típica estructura castellana en Covarrubias, villa de Burgos famosa por la conservación de su patrimonio arquitectónico tradicional.

  • Murallas de Covarrubias.

Aunque gran parte de las murallas de Covarrubias fueron derruidas en el siglo XVI durante una epidemia que acabó con el periodos de esplendor de la Villa burgalesa, todavía algunos tramos se mantienen en pie. En primavera y en otoño merece la pena recorrerlos, sobre todo los aledaños al río, por el entorno natural que los caracteriza.

  • Monumento a Kristina de Noruega. 

El Monumento a Kristina de Noruega está muy próximo a la Colegiata de San Cosme y San Damián pero para quien desconozca la historia de esta princesa noruega puede pasar desapercibido.

En 1257 Kristina de Noruega llegó a España para casarse con el Príncipe Felipe de Castilla, hermano de Alfonso X el Sabio. Culta y delicada, la estancia en la corte española no fue demasiado acogedora, como recogen en varias novelas históricas autoras como Espido Freire o María Jesús Montiel. Kristina murió cuatro años más tarde en Sevilla. Su memoria ha servido, además de para escribir estos libros, para mantener vivos los lazos culturales entre Covarrubias y la localidad noruega de Tonsberg.

La princesa Kristina de Noruega está enterrada en la Colegiata de Covarrubias y, según la leyenda, las jóvenes solteras que tocan la campana que hay cerca de su sepulcro encuentran marido al cabo de un año.

  • Ermita de San Olav. 

Siguiendo con las relacionas hispano-noruegas de Covarrubias, parece imprescindible recomendar la visita a la Ermita de San Olav, a 3 kilómetros del casco histórico de Covarrubias, en un paraje natural muy bello, con la que se ha querido rendir honores a la princesa Kristina y a la figura de uno de los reyes de Noruega, introductor del Cristianismo como religión oficial de aquel país.

  • Iglesia de Santo Tomás.

Aunque la iglesia de Santo Tomás original de Covarrubias fue cosntruida en el siglo XII, lo que hoy vemos se levantó en el XV, etapa dorada de la Villa de Covarrubias. Destacan sus seis retablos, la vidriera renacentista de la Natividad, la escalera plateresca y la pila bautismal románica.

  • Monasterio de San Pedro de Arlanza. 

Entre los lugares que hay que ver en Covarrubias también brilla con luz propia el MOnasterio de San Pedro de Arlanza, uno de los cenobios más importantes en la Historia de Castilla y León y de toda España. De hecho, es conocido como la Cuna de Castilla. Algunas de sus piezas se exponen en el Museo Arqueológico Nacional.

Es conveniente consultar el horario de aperturas y visitas del Monasterio de San Pedro de Arlanza antes de llegar hasta allí.

Además de Covarrubias, el Triángulo del Arlanza cuenta con Escultura de la Princesa Kristina de Noruega, muy cerca de la Colegiata de Covarrubias y una de las casas tradicionales de esta localidad burgalesa que forma parte deL Triángulo del Arlanza.otros dos vértices imprescindibles: el Monasterio de Santo Domingo de Silos y la Villa de Lerma, donde se puede pernoctar en uno de los mejores Paradores de Turismo de España. En Lerma quedan en pie conventos, inglesias y la Plaza Mayor, una de las más grandes de España, amén del Palacio Ducal, sede del Parador y símbolo del poder -económico y de convicción- del Duque de Lerma.

Entre los lugares que hay que ver en Lerma destacan:

Las torres de la mentira: 

Por protocolo, los duques españoles podían construir palacios con dos torres. Sólo las residencias reales podían tener cuatro. Pero el Duque de Lerma, que se las sabía todas, pidió permiso a Felipe III para levantar dos torres, obviando el hecho de que éste ya tenía dos… Así que el favor real le dio carta blanca para conseguir un total de 4; un pulso clarísimo al poder del monarca.

Las Clarisas de Lerma: 

Las monjas Clarisas de Lerma son famosas por la juventud y origen de sus novicias pero, al margen de cuestiones religiosas, nosotros recomendamos encarecidamente sus trufas de chocolate.

Plaza Mayor de Lerma: 

La Plaza Mayor de Lerma, que conserva su estructura porticada tradicional, está considerada una de las más grande de España.

Ver mapa más grande

Share.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies