Brexit en el turismo español: calma expectante y nuevas mesas de trabajo

1

Las islas Canarias y Alicante confían en sus fortalezas frente a otros destinos mediterráneos y piden tiempo para analizar el impacto del Brexit en el turismo español.

El mayor miedo de los empresarios turísticos españoles tiene que ver con la devaluación de la libra esterlina.

El Real Instituto Elcano calcula que 15 millones de turistas británicos visitan España cada año, “cifra que probablemente se vería reducida”, señala Salvador Llaudes, uno de sus investigadores, en su columna ‘Implicaciones del Brexit para España’, “con una salida de la Unión Europea asociada a una probable depreciación de la libra que acabará provocando que sólo los más pudientes salgan de las islas (británicas)”.

Paran determinadas provincias españolas, el turismo británico resulta fundamental. En Alicante, por ejemplo, los visitantes británicos generan el 22,63% de las pernoctaciones, el 20% en el caso de la ciudad de Alicante. Los datos estadísticos de la Agencia Valenciana de Turismo añaden que “el número de turistas procedentes de Reino Unido aumentó de una forma muy destacada (+34,7%)” durante el primer trimestre de 2016. Otra ciudad para la que resultan fundamentales es Benidorm (85,8%) donde realizan un gasto medio diario de 122 €.

En las Islas Canarias sucede algo parecido, especialmente en Tenerife. Allí el 30% de sus turistas anuales son británicos. Por eso confiaban en que la respuesta al Brexit fuera un ‘No’ rotundo. Ahora, “se abre un periodo de incertidumbre y no sabemos cómo va a responder el mercado británico”, apunta Antonio Vicente Hormiga, presidente de ASOFUER, la Asociación de empresarios turísticos de Fuerteventura. “Tememos una devaluación de la libra, que podría suponer la apuesta de los británicos por otros destinos como por ejemplo el Caribe, un fuerte competidor para nosotros si el euro gana demasiado peso frente a la libra esterlina”.




Libra devaluada, el mayor temor

Aunque “de momento las cosas siguen como están”, la incertidumbre sobre las consecuencias del Brexit en el medio y largo plazo ha provocado la creación de varias mesas de trabajo en Canarias y Alicante. Para todas, el demonio más temible se llama “devaluación de la libra”, una constante desde el pasado 23 de junio. “Una libra devaluada contrae el gasto que el turista medio británico realiza en el destino y le condiciona a la hora de buscar otros destinos en el Mediterráneo”, apunta Cristina Rodes Sala, presidenta de APHA, la Asociación Provincial de Hoteles de Alicante, que aglutina 54 establecimientos que ofrecen 4.671 habitaciones y 10.169 plazas.

El presidente de Ashotel, la otra gran patronal hotelera canaria, Jorge Marichal, considera que la posibilidad de que el precio de los vuelos hacia las islas aumente depende de muchos factores y no sólo de la devaluación de la libra. “Sobre todo esperemos”, dice, “que en un medio o largo plazo encontremos una libra más fuerte si cabe con respecto al euro”.

Playa de las Islas Canarias, España. Fotograría de Turismo de Islas Canarias.

Fotografía de Turismo de las Islas Canarias. La imagen de portada es de Pixabay.

Reconsideración de hipotecas

Las cláusulas antibrexit que condicionaban la compra de inmuebles, “sobre todo a nivel de inversión”, como indica Jesualdo Ros Tondra, secretario general de Provia y Feprova, la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Alicante, sí han limitado la actividad en un sector que también es fundamental para la costa española, especialmente para la Costa Blanca. Allí, según un informe de Provia, los británicos suponen el 22,35% del total de compradores, por detrás de franceses y alemanes. “Lo que más preocupa son las operaciones de vivienda usada o las que están pendientes de concesión de préstamos hipotecarios, ya que las entidades financieras comenzarán ahora a reconsiderar”. Pese a todo, Ros Tondra es optimista: “llevamos una tendencia, desde 2013, donde se están incrementando las ventas y la actividad; y va a seguir en esa misma línea por encima de los 2 dígitos, incluso a pesar de la limitación que supone el nuevo escenario generado por el Brexit.”

Fortalezas y nuevas mesas de trabajo

En línea con el voto de confianza de Marichal, los profesionales consultados confían en que las fortalezas de sus destinos borrarán las posibles incertidumbres de los turistas británicos. “Dada la situación geopolítica en todos los países ribereños (del Mediterráneo), aún en el supuesto de que nuestro destino se encareciera”, analiza la presidenta de APHA desde Alicante, “seguirá siendo, de lejos, la opción más económica con garantías de seguridad y estabilidad”.

Desde ASOFUER perciben que “todos están tratando de mantener sus posiciones a la espera de lo que pueda ocurrir. De cara al verano, nuestras expectativas son muy positivas, con datos de ocupación que rondarán el 90% en la mayoría de los establecimientos”. Las perspectivas son también buenas en Alicante, donde, tras un mes de junio “sensiblemente por encima de la ocupación obtenida en 2015” prevén “concluir con uno de los mejores ejercicios de los últimos 20 años”.

Pero nadie quiere dormirse en los laureles. Hay convocadas diversas mesas de trabajo para estudiar la situación generada por el Brexit en el turismo español y actuar en consecuencia. “La comisión de trabajo que ha planteado la secretaria autonómica de Turismo (en Alicante) va en la línea de buscar nuevos atributos para mantener la cuota de mercado que tenemos en el Reino Unido, a la vez que explorar nuevos mercados, así como emisores emergentes que pueda ayudar a paliar posibles contracciones del turismo británico”, explica Rodes Sala.

El presidente de ASOFUER asegura que “nosotros estamos dispuestos a plantear todo tipo de medidas de estímulo para tratar de equilibrar los datos si, realmente, se hicieran efectivos los peores temores y se produjese una pérdida drástica de visitantes británicos. En breve nos reuniremos las patronales turísticas canarias con el Ejecutivo y con todos los agentes turísticos relevantes para analizar las posibles consecuencias y las medidas para paliar el probable descenso en la llegada de visitantes británicos al archipiélago”.

Share.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar por la web consideramos que acepta nuestra política de cookies