Qué ver en Úbeda imprescindible

Sitios que ver en Úbeda imprescindibles en la ciudad Patrimonio de la Humanidad

Si estás pensando en hacer turismo en Úbeda, merece la pena que anotes los lugares que no te puedes perder para entender su Historia y la importancia que tiene hoy en día. Entre los sitios imprescindibles que ver en Úbeda destacan las plazas de Vázquez de Molina y del Primero de Mayo, donde se concentran muchos de los edificios renacentistas de Úbeda; el Hospital de Santiago, con sus frescos renacentistas, tan poco habituales en España; y las Murallas de Úbeda, con rincones tan curiosos como las puertas del Losal y de Granada, o la Torre del Reloj, en la Plaza de Andalucía. Además de disfrutar de los sitios que ver en Úbeda, merece la pena que te acerques a la cercana Baeza, con la que comparte Historia y título de Patrimonio de la Humanidad.

Sitios que ver en Úbeda imprescindibles

La mejor manera de hacer turismo en Úbeda es a pie. El corazón histórico de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad es la Plaza Vázquez de Molina, pero ninguno de los otros sitios de interés queda demasiado lejos. Además, la mejor manera de conocer Úbeda es recorriendo sus callejones adoquinados, a cuyos lados podrás descubrir muchos palacios e iglesias, como el Convento de Santa Clara, el primero que se levantó tras la reconquista de la ciudad y donde se hospedó Isabel la Católica, o el Oratorio Museo de San Juan de la Cruz.

Resumen de la historia de Úbeda

Para entender mejor la importancia que tienen los sitios que visitar en Úbeda, merece la pena hacer un repaso rápido a su Historia.

La historia más remota de Úbeda se remonta a la cultura de El Argar, hace más de 4.000 años, aunque lo que interesa conocer a la hora de viajar a Úbeda es de fechas más recientes. Los asentamientos íberos de Betula (Úbeda) y Biatia (Baeza), dominados por Roma, se convirtieron en Ubbadat Al-Arab y Bayyasa, importantes centros comerciales y políticos vinculados a Al- Andalus.

En 1227 Fernando III el Santo conquistó Baeza y en 1234 conquistó Úbeda. Esa diferencia marca ciertas diferencias entre los sitios que ver en Úbeda y en Baeza. Y a partir de aquí empieza el periodo que hay que tener en cuenta a la hora de visitar Úbeda. La reconquista motivó que muchas familias hidalgas se establecieran allí para controlar nuevos y extensos señoríos. Entre las familias que llegaron a Úbeda destacan los Molina, los de la Cueva y los Cobos. A esta última perteneció Francisco López de los Cobos, el hombre que dio forma a la Úbeda renacentista gracias al poder y a la riqueza que acumuló, primero como heredero de dos de las familias más poderosas del momento (Cobos Molina) y después como secretario del emperador Carlos V. Dicen que el 1% de la plata y del oro de América llegaba a sus manos, gracias a uno de los muchos títulos que acumuló a lo largo de los años. Él fue quien construyó muchos de los sitios que ver en Úbeda o favoreció que lo hicieran algunos de sus colaboradores más estrechos y quien recibió las influencias renacentistas italianas, por sus conexiones políticas y sociales.

Muchas de esas familias reprodujeron en Úbeda los problemas que ya tenían por el control de otros territorios peninsulares. Los Reyes Católicos tuvieron que intervenir personalmente para aplacar los ánimos. Igual que en Cáceres, Isabel la Católica decidió desmochar las torres de los palacios ubetenses -que eran construidos casi como fortalezas urbanas- y también ordenó destruir gran parte de las murallas de Úbeda. Pese a ello, hay algunos tramos que merece la pena incluir en tu visita a Úbeda, por las vistas y por la explicación tan interesante y amena que ofrecen de la defensa de la ciudad. La fertilidad de los campos que rodean Úbeda y la influencia política de sus familias más importantes contribuyeron a que el siglo XVI fuera el de mayor esplendor. Como el dinero fluía alegremente, se levantaron muchos de los sitios que ver en Úbeda, especialmente los que se concentran en la Plaza Vázquez de Molina. Ese dinero también permitió pagar al hombre cuyo sello figura en casi todos ellos, Andrés de Vandelvira, y sus equipos.

Inicio

Quién fue Andrés de Vandelvira

Estatua de Andrés de Vandelvira y escultura de león, símbolo de Úbeda

Aunque entre los sitios que visitar en Úbeda destaco el Centro de Interpretación de Andrés de Vandelvira, en el interior del Palacio Vázquez de Molina, o de las Cadenas, pero merece la pena dedicar unas líneas a este cantero y arquitecto para ir calentando los motores de tu viaje a Úbeda.

Vandelvira nació en 1509 en un pueblo de Albacete llamado Alcaraz. Su apellido parece derivar de la hispanización de otro de origen flamenco. Parece que aprendió el oficio de cantero con Francisco de Luna, con cuya hija se casó. A los 20 años se traslada a Jaén, donde se pone a trabajar en distintos proyectos, como la iglesia de La Asunción, en Villacarrillo. Su fama aumentó e hizo que fuera contratado para trabajar en distintos proyectos de Úbeda. Aunque hoy consideramos que sus obras son monumentos, no hay que olvidar que fueron proyectados como espacios útiles. Los palacios y las casas que Vandelvira construyó tenían un marcado carácter privado, pero dentro de su febril actividad también se incluyen puentes (como el de Ariza, hoy en la Lista Roja de Patrimonio), cantinas y la mismísima Catedral de Jaén. Era, dicen, un auténtico adicto al trabajo.

Inicio

Sitios que visitar en Úbeda

Vítores en la fachada del Palacio de las cadenas, símbolo de su relación, algo tirante, con la vecina Baeza

Ahora sí puedo apuntar cuáles son los mejores sitios que ver en Úbeda. Hay quien dice que puedes hacerlo en medio día, pero los horarios pueden dificultar ese plan, sobre todo si terminas entreteniéndote con los detalles, que abundan en lugares como la Sacra capilla del Salvador, uno de los referentes a la hora de viajar a Úbeda, situado en su corazón histórico, la Plaza Vázquez de Molina, que encabeza este resumen de sitios imprescindibles que ver en Úbeda.

Plaza Vázquez de Molina

Santa María Real de los Alcázares, en la Plaza Vázquez de Molina, y Palacio de Velas de los Cobos son sus ventanas esquineras

La Plaza Vázquez de Molina concentra muchos de los sitios imprescindibles que ver en Úbeda. En un extremo se sitúa la Sacra Capilla del Salvador, lugar de obligada visita en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad. A su lado está el Palacio del Deán Ortega, Parador de Turismo desde 1930. En el otro extremo de la plaza se sitúan el Palacio Vázquez de Molina o Palacio de las Cadenas, donde hoy está el Ayuntamiento de Úbeda, y, enfrente, la Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares. Muy cerca podrás encontrar la llamada Cárcel del obispo, que antes de eso fue un convento bastante particular, y que hoy se utiliza como sede judicial. Enfrente está el monumento a Vandelvira y al lado, el Palacio Marqués de Mancera.

Inicio

Palacio Vázquez de Molina o Palacio de las Cadenas

Juan Vázquez de Molina era sobrino del poderosísimo Francisco de los Cobos, que le ayudó a convertirse en un hombre poderoso y rico y del que heredó el cargo de Secretario de Estado. Su palacio de Úbeda es uno de los más importantes, no sólo por la arquitectura, sino por su ubicación. Como hoy en día es sede del Ayuntamiento de Úbeda, puedes acceder a su patio renacentista de manera gratuita. En las antiguas bodegas han situado el Centro de Interpretación de Vandelvira que, aunque algo flojo en bastantes aspectos, resulta curioso de visitar si quieres conocer algunos detalles sobre la vida y la obra de Vandelvira. El recorrido termina en la cripta de Vázquez de Molina, obra de Vandelvira.

Inicio

Palacio del Deán Ortega

Palacio del Deán Ortega junto a la Sacra Capilla del Salvador

Otro de los sitios que ver en Úbeda es el Palacio del Deán Fernando Ortega, construido por Vandelvira para otro hombre del círculo de López de los Cobos: el deán Ortega. Actualmente es el Parador de Turismo de Úbeda. Aunque no seas huésped, puedes entrar para ver su bello patio interior, de estilo renacentista clásico, con galerías de arcos de medio punto sobre columnas de mármol. Este palacio está justo al lado de la Sacra Capilla del Salvador, porque el Deán Ortega fue el encargado de inspeccionar su construcción. Para su desgracia, la muerte le llegó antes de ver terminado el palacio. Cuando estés frente a su fachada, fíjate en su diseño sobrio y horizontal y, sobre todo, en las ventanas esquineras, que encontrarás en otros palacios que ver en Úbeda, como el Palacio de Velas de los Cobos, y que son uno de los elementos más representativos del renacimiento ubetense.

Inicio

Sacra Capilla del Salvador

Fachada principal de la Sacra Capilla del Salvador
Altar de la Sacra Capilla del Salvador
Sacristía de la Sacra Capilla del Salvador

La obra culmen de la Plaza Vázquez de Molina es la Sacra Capilla del Salvador, que se construyó, como las pirámides de Egipto para los faraones, para albergar los restos mortales de Francisco López de los Cobos. Aunque fue diseñada por el arquitecto Diego de Siloé, la obra la ejecutó Vandelvira. No es de extrañar que siempre figure entre los sitios imprescindibles que ver en Úbeda, porque la fachada principal es una enciclopedia de piedra de las ideas renacentistas y su interior, un despliegue de creatividad, no sólo por el retablo de Berruguete, sino, incluso, por el diseño del suelo y por la exquisitez decorativa de la sacristía, mucho más acorde con la idea de templo funerario que el resto del conjunto. Las obras de la Sacra Capilla del Salvador de Úbeda las terminó la esposa de López de los Cobos, María de Mendoza.

Inicio

Muralla de Úbeda

La Torre del Reloj y la Puerta del Losal

Pocas veces se dice que las murallas sean uno de los sitios que ver en Úbeda imprescindibles, pero creo que es así porque Úbeda ha sido siempre una ciudad de frontera, así que sus defensores han tenido que sacar el máximo partido a su ubicación y a las construcciones añadidas. Además, desde lo alto de las murallas podrás disfrutar de una de las mejores vistas de los olivares de Jaén que rodean la ciudad, que también aspiran a ser reconocidos como Patrimonio de la Humanidad. Para conocer la muralla de Úbeda puedes dar un paseo por la zona de los miradores, una de las cosas que hacer en Úbeda más recomendables al atardecer. Muy cerca encontrarás una de las diez puertas que tuvo la muralla de Úbeda, la de Granada. No te pierdas tampoco la Puerta del Losal, que fue la entrada al antiguo barrio árabe, hoy reconvertido en el de los alfareros y ceramistas. En ese barrio también podrás visitar el Museo Arqueológico de Úbeda, ubicado en la Casa Mudéjar. La Puerta del Losal resumen de manera fantástica muchas técnicas defensivas medievales, como la entrada en codo y cuesta arriba o la doble puerta. Pero donde queda claro que las murallas son uno de los sitios que visitar en Úbeda más interesantes es en el Torreón del Portillo, donde hay un pequeño pero interesante centro de interpretación sobre el tema y desde donde, también, se tienen magníficas vistas de la ciudad. La Torre del Reloj, en la Plaza de Andalucía, es otro tramo superviviente de las murallas musulmanas de Úbeda, aunque el reloj, claro, fue incorporado posteriormente. Allí fue donde Carlos V y Felipe II juraron los fueros de Úbeda y en su interior se conservan las que dicen que son las torres más antiguas de la ciudad.  

Inicio

Hospital de Santiago

Exterior del Hospital de Santiago, hoy un centro cultural
Frescos renacentistas del interior del Hospital de Santiago

Si has llegado caminando hasta la Plaza de Andalucía, merece la pena que continúes un poco más para disfrutar de otro de los mejores sitios que ver en Úbeda: el Hospital de Santiago. Fue construido por orden del obispo de Jaén, Diego de los Cobos, otro sobrino de Francisco de los Cobos, como obra benéfica, aunque también pidió que la capilla fuera su panteón particular. Por supuesto, Andrés de Vandelvira también se hizo cargo de la construcción, en la que destacan las torres simbólicas de la parte delantera, la capilla con acceso desde el patio y, sobre todo, las pinturas al fresco que decoran la escalera por la que se accede al piso superior. Es de los pocos frescos del Renacimiento español que podemos disfrutar actualmente. El uso de la luz, la decoración austera y la simetría hacen que muchos especialistas consideren que el Hospital de Santiago de Úbeda es el culmen en la evolución de Vandelvira.

Inicio

Plaza del Primero de Mayo, antigua Plaza del Mercado

Fachada de la iglesia de San Pablo

Otro de los sitios que ver imprescindibles en Úbeda es la Plaza del Primero de Mayo. Hay dos motivos para que esto sea así: allí es donde se encuentra la escultura en memoria de San Juan de la Cruz, compañero de Santa Teresa de Jesús en la reforma de la Orden de los Carmelitas, que murió en Úbeda, en diciembre de 1591. Y en esa plaza es donde también está la iglesia de San Pablo, una de las iglesias de Úbeda más bonitas y originales. Construida sobre la mezquita primigenia, la iglesia de San Pablo (Monumento Histórico desde 1926) es una de las más antiguas de la ciudad y uno de los sitios que visitar en Úbeda por sus capillas y su portada principal. Entre las capillas destacaría la del Camarero Vago, cuya figura relaciona esta iglesia con uno de los palacios que también merece la pena conocer en tu visita a Úbeda: la cercana Casa de los Salvajes.

Escudo que preside la fachada de la Casa de los Salvajes

No te pierdas tampoco la Capilla del encaje, con una ornamentación típica del Gótico isabelino, totalmente diferente de la sobriedad que caracteriza el estilo renacentista que Vandelvira imprimió en el resto de Úbeda. El exterior de la iglesia de San Pablo también justifica que lo incluyas entre los sitios que ver en Úbeda porque tiene varios elementos poco habituales: por un lado, la portada principal, de 1511; por otro, las terrazas que la flanquean, que servían para ver las corridas de toros que se organizaban en la plaza desde un puesto privilegiado. Bajo este balcón – de finales del XVII- estaba “El Tabladillo”, el lugar al que subían los párrocos y las autoridades civiles para realizar lecturas públicas. Este curioso lugar confirma que la iglesia de San Pablo de Úbeda fue un importante punto de encuentro social.

Si quieres aprovechar tu viaje a Úbeda para conocer otras iglesias, te sugiero que visites la de San Pedro, cuyo ábside románico es, para muchos, el testimonio religioso más antiguo de la ciudad; y el Monasterio de Santa Clara, el primero que hubo en Úbeda tras la reconquista y donde se hospedó Isabel la Católica cuando tuvo que ir a poner paz entre los nobles de la ciudad. Dicen que las monjas mantienen intacta esa celda y que la conocen como “el Palacio”.

Inicio

Total
0
Shares
Artículo anterior

Hoteles en Santo Domingo de la Calzada

Artículos relacionados