Curiosidades de la Catedral de Burgos: primera catedral gótica de la Península Ibérica

Curiosidades de la Catedral de Burgos

Mejores curiosidades de la Catedral de Burgos y precios y horarios de visita

La Catedral de Burgos es la primera catedral de estilo Gótico de la Península Ibérica y su nombre oficial y completo es Santa Iglesia Catedral Basílica Metropolitana de Santa María. Otra de las grandes curiosidades de la Catedral de Burgos es que allí está el lugar en el que está enterrado el Cid. A pesar de su fama, muchas veces da la sensación de que la tumba del Cid pasa desapercibida frente a otras dos curiosidades de la Catedral de Burgos, la escultura del Cristo de Burgos y la figura del Papamoscas, dos robots de siglos pasados. Tampoco es demasiado conocida otra de las cosas que ver en el interior de la Catedral de Burgos: el rostro borrado para evitar supersticiones que se encuentra en una de las ménsulas del claustro alto. Más fáciles de admirar son la Puerta Sacramental y las esculturas de Fernando III y sus hijos, que tienes que conocer si tienes pensado visitar la Catedral de Burgos porque están rodeadas de interesantes episodios históricos y curiosas leyendas. Para los Reyes Católicos, la Catedral de Burgos también fue muy importante. Todas las curiosidades de la Catedral de Burgos dotan de una personalidad sin igual a este Patrimonio de la Humanidad desde 1984.

Mejores curiosidades de la Catedral de Burgos

Si estás pensando en visitar Burgos, merece la pena que contemples la posibilidad de entrar en la Catedral de Burgos, porque sus curiosidades y si Historia la convierten en una de los monumentos históricos más interesantes entre todos los sitios que ver en Burgos en un día. Y eso sin contar con la polémica que están generando las puertas de bronce que Antonio López ha diseñado para conmemorar el 800 aniversario de la construcción de la Catedral de Burgos. Aunque puedes visitar la Catedral de Burgos por tu cuenta, merece la pena que realices una visita guiada por el interior de la Catedral de Burgos para conocer un poco mejor todas sus curiosidades..

Visita guiada a la Catedral de Burgos

La mejor manera de descubrir las curiosidades de la Catedral de Burgos, la primera de estilo gótico de la Península Ibérica, es con una visita guiada por su interior. Seguro que alucinas con la cantidad de detalles que podrían haberte pasado desapercibidos sin la ayuda de un guía experto.

Reserva aquí tu visita guiada a la Catedral de Burgos

La Catedral de Burgos no es sólo una de las catedrales más bonitas de España. También es uno de los mejores ejemplos de arte gótico europeo y uno de los monumentos más importantes de España por su larguísima historia y por el valor artístico de muchas de las obras que se conservan en su interior. Por todo ello, la Catedral de Burgos es Patrimonio de la Humanidad desde 1984 y Monumento Nacional desde mucho antes (1885).

Inicio

Historia de la Catedral de Burgos

La construcción de la Catedral de Burgos duró tanto que reúne muchas de las mejores curiosidades de este templo religioso. Aunque existió un templo románico anterior al que hoy podemos visitar al viajar a Burgos, la Catedral que hoy conocemos se empezó a construir con las influencias del arte gótico europeo que ya triunfaba en Francia. Por eso, la primera de las curiosidades de la Catedral de Burgos es que se puede considerar la primera catedral gótica de la Península Ibérica. Todo indica que la primera piedra de la Catedral de Burgos se colocó en el año 1221 por indicación del rey Fernando III el Santo. Seguramente le convenció de ello el Obispo Mauricio, otro de sus grandes mecenas, que había conocido el estilo Gótico en Francia, adonde había viajado como parte de la escolta de la esposa del rey, Beatriz de Suabia. Durante esa misión, el Obispo conoció lo que ya se estaba haciendo en las catedrales francesas de Notre Dame y Reims y regresó imbuido del espíritu del Gótico. Por eso, la Catedral de Burgos “disputa” con la Catedral de Ávila la condición de ser la primera catedral gótica de España (que no era esa realidad política en el siglo XIII, pero para entendernos).

La construcción de la Catedral de Burgos tuvo dos etapas: la primera es de estilo Gótico clásico y está fechada entre los siglos XIII y XIV. La segunda, a partir del siglo XV, se distingue por el estilo Gótico flamígero que trajeron los maestros Juan y Simón Colonia, padre e hijo. Antes que ellos, la Catedral de Burgos tuvo otro maestro conocido, de nombre Enrique, que también trabajó en la Catedral de León, famosa por sus vidrieras de colores.

Inicio

Exterior de la Catedral de Burgos

Fachada principal de la Catedral de Burgos

La tumba del Cid está en la Catedral de Burgos

Antes de entrar en la Catedral de Burgos, merece la pena que te detengas en su exterior. Las cuatro fachadas de la Catedral de Burgos (Puerta Real, Puerta de la Coronería o de los Apóstoles, Puerta de la Sacramental y Puerta de la Pellejería) son auténticas obras de arte y algunas de ellas tienen escaleras de acceso, diseñadas para salvar el desnivel de la colina sobre la que fue construido este templo religioso, otra de las curiosidades de la Catedral de Burgos. Si te detienes en la fachada principal de la Catedral de Burgos, podrás apreciar otra de sus características: la parte inferior de esa fachada Real no es original. Lo que vemos se reconstruyó en el siglo XVIII, siguiendo el estilo Neoclásico y no el arte gótico francés que marca casi toda su tendencia arquitectónica. Lo bueno es que hay grabados previos que permiten saber cómo era el exterior de la Catedral de Burgos original, donde parece que la decoración estaba basada en motivos marianos.

Inicio

La primera escultura gótica de España

Otra de las curiosidades artísticas de la Catedral de Burgos se encuentra en la Puerta del Sarmental, considerada la primera manifestación de escultura gótica de España. Y es que el arte gótico francés es el estilo artístico que marca la tendencia en la construcción de la Catedral de Burgos, aunque en este caso, se mantuvieron algunos guiños románicos, como la iconografía del Apocalipsis de San Juan. Otra de las peculiaridades de esta Puerta de la Catedral de Burgos es que las figuras de los Apóstoles aparecen escribiendo sus Evangelios sobre sus mesas de trabajo.

Inicio

Interior de la Catedral de Burgos

El interior de la Catedral de Burgos reúne casi todas las curiosidades de este templo religioso. Por eso te recomiendo entrar en la Catedral de Burgos y hacerlo con algo de información adicional que te permita disfrutar de algunos de los secretos de sus capillas, de su cimborrio o de su altar. Por supuesto, al hablar de visitar la Catedral de Burgos, no se puede pasar por alto dos de sus curiosidades más singulares: el Cristo de Burgos, una figura articulada muy realista, y el Papamoscas, un robot del siglo XVIII.

La Catedral de Burgos y los Reyes Católicos

La Catedral de Burgos fue muy importante para los Reyes Católicos porque fue aquí donde se casó su único hijo varón, el infante Juan. Fue su segundo vástago y estaba llamado a heredar los reinos de cada uno de sus padres, pero murió poco después de su boda con Margarita de Austria. El fallecimiento aconteció en Salamanca, en cuya incipiente Universidad había estudiado. El Infante Juan permite conectar la Catedral de Burgos con el Convento de San Esteban de Salamanca y con el Monasterio de Santo Tomás de Ávila, donde los Reyes Católicos también pasaron largas temporadas.

Inicio

Papamoscas de la Catedral de Burgos

La famosa figura del Papamoscas es una de las curiosidades de la Catedral de Burgos más famosas. Se trata de un autómata o robot del siglo XVIII. El papamoscas de la Catedral de Burgos evoca la frustrada historia de amor del rey Enrique III y una bella joven con la que coincidía a diario en la Catedral de Burgos.

Inicio

El Cristo de Burgos

Otro de los iconos que podrás conocer al visitar la Catedral de Burgos es el Cristo de Burgos. Se trata de una escultura articulada, tremendamente realista. Para lograr ese efecto, los artesanos que lo construyeron, utilizaron piel de ternero y uñas y pelo humanos. Tan veraz parecía, que durante años corrieron muchas leyendas sobre su naturaleza, hasta el punto de que se decía que el Cristo de Burgos sudaba, sangraba y lloraba. La figura del Cristo de Burgos estaba en el Convento de los Agustinos Ermitaños, pero el temor a que fuera destrozado por las tropas napoleónicas hizo que se trasladara a la iglesia de San Nicolás y luego a la Catedral de Burgos (1836). Aunque nos parezca raro, figuras articuladas como la del Cristo de la Catedral de Burgos eran relativamente habituales en la Edad Media porque se utilizaban para rituales como la Coronación de los Reyes o la liturgia de, sobre todo, la Semana Santa.

Inicio

Una catedral dentro de la Catedral de Burgos

Qué ver en la Catedral de Burgos: Capilla de los Condestables y Escalera Dorada.
Qué ver en la Catedral de Burgos: Capilla de los Condestables y Escalera Dorada.

En el interior de la Catedral de Burgos hay multitud de capillas y detalles que merece la pena conocer con calma, pero por encima de todas destaca la Capilla de los Condestables de Castilla. Las dimensiones de este espacio y su decoración la convierten en una de las mayores curiosidades de la Catedral de Burgos, porque generan la sensación de estar en una catedral dentro de la propia Catedral.

Inicio

La tumba del Cid en la Catedral de Burgos

Curiosidades de la Catedral de Burgos: su cimborrio reconstruido en estilo plateresco en el siglo XVI
Curiosidades de la Catedral de Burgos: su cimborrio reconstruido en estilo plateresco en el siglo XVI
La tumba del Cid en la Catedral de Burgos

Al visitar la Catedral de Burgos tendrás la oportunidad de conocer el capítulo final de la historia de Rodrigo Díaz de Vivar, más conocido como El Cid, otro de los símbolos de la ciudad de Burgos. Su última tumba, en la que descansa junto a los restos de su esposa, Doña Jimena, se encuentra bajo otro de los símbolos de la Catedral, el cimborrio. Frente a la humildad de la tumba del Cid, destaca la espectacularidad del cimborrio, cuya historia tampoco desmerece. El cimborrio original de la Catedral de Burgos fue diseñado y construido por Juan y Simón de Colonia, los responsables de la segunda etapa (gótica flamígera) de la Catedral de Burgos. El que vemos hoy es una reconstrucción de estilo plateresco, realizada por Juan Vallejo en el siglo XVI. Si te interesa la historia del Cid, aprovecha la visita a la Catedral de Burgos para conocer también el Cofre del Cid, en la Capilla del Corpus Christi. Dicen que lo utilizó para engañar a los judíos, aunque parece que en realidad sirvió para guardar papeles del cabildo.

Inicio

Retablos de piedra de la Catedral de Burgos

Curiosidades de la Catedral de Burgos: retablos pétreos de su trasaltar
Curiosidades de la Catedral de Burgos: retablos pétreos de su trasaltar

Para mí, una de las curiosidades de la Catedral de Burgos más alucinante es la que se encuentra en el trasaltar. Me refiero a los retablos en piedra que decoran esta parte de la Catedral. Pocas veces se mencionan a la hora de recomendar qué ver en el interior de la Catedral de Burgos, pero son espectaculares, a pesar de que algunos están aquejados del llamado “mal de la piedra”. Se trata de cinco retablos pétreos, realizados entre los siglos XV y XVI, cuyas figuras parecen surgir de la piedra sin labrar, lo que provoca una admiración sin límites por el talento de su autor, el escultor Pedro Alonso de los Ríos, otro de los artistas que trabajaron en la construcción de la Catedral de Burgos.

Inicio

Escalera dorada de Diego de Siloé

La Escalera Dorada de Diego de Siloé en el interior de la Catedral de Burgos

Otro de los elementos más conocidos del interior de la Catedral de Burgos es la Escalera dorada de Diego de Siloé. Esta escalera fue inicialmente diseñada para sustituir a la de madera que salvaba el desnivel que se generó al tener que acotar un terreno más amplio que el que ocupaba la primitiva Catedral de Burgos, que era de estilo románico. El arquitecto y escultor renacentista Diego de Siloé -vecino de la ciudad- echó el resto, tanto por la armonía de las líneas, como por su decoración y los materiales utilizados. Fue tal la fama alcanzada por esta obra de arte de la Catedral de Burgos que dicen que fue tomada como referencia para construir la Escalera de la Ópera de París. ¡Otra de las grandes curiosidades de la Catedral de Burgos!

Inicio

Retablo de la Capilla de Santa Ana

Fotos de la Catedral de Burgos con detalles de la decoración interior
Fotos de la Catedral de Burgos con detalles de la decoración interior

La planta de la Catedral de Burgos es de cruz latina y tiene tres naves de seis tramos y una girola en la cabecera. A medida que transcurrían los años, se fueron añadiendo las capillas que hoy podemos visitar. Además de la Capilla de los Condestables, también incluida en esta selección de curiosidades de la Catedral de Burgos, destaca la Capilla de Santa Ana. El padre de Diego de Siloé, Gil de Siloé, fue el artífice del retablo de esta capilla, que para mí debe figurar entre las mejores curiosidades de la Catedral de Burgos por su valor artístico y su simbología. El eje de este retablo es el árbol de Jesé, que vertebra la genealogía humano-divina de Jesucristo y de su familia. Enfrente, en el centro de la Capilla de santa Ana, se encuentra el sepulcro del mecenas de este recinto: el Obispo Don Luis de Acuña, obra de Diego de Siloé. La delicada y minuciosa obra está tallada en mármol, siguiendo el estilo del pedestal del Papa Sixto, una de las cosas que ver en los Museos Vaticanos.

Inicio

Los cuatro hijos de Fernando III el Santo

Catedral de Burgos: claustro alto, homenaje a reyes y obispos que construyeron la Catedral de Burgos
Catedral de Burgos: claustro alto, homenaje a reyes y obispos que construyeron la Catedral de Burgos

Al visitar la Catedral de Burgos tampoco puedes perderte el que, para muchos, es uno de sus conjuntos escultóricos más bonitos: el de los cuatro hijos del rey Fernando III el Santo, que fue quien inició los trabajos de construcción de la Catedral de Burgos. Por cierto, que este rey ha sido objeto de varios homenajes y recordatorios con motivo del octavo centenario de la construcción de la Catedral de Burgos, en 2021.

Inicio

Catedral de Burgos, horarios actualizados de visita

Los horarios para visitar la Catedral de Burgos contemplan dos periodos: del 19 de marzo al 31 de octubre y del 1 de noviembre al 18 de marzo, además de algunas fechas excepcionales en el mes de abril.

Aquí puedes consultar los horarios para visitar la Catedral de Burgos de manera actualizada.

Inicio

Catedral de Burgos, precios de las entradas

Los precios para visitar la Catedral de Burgos oscilan entre los 7 € de la entrada general a los 4,50 €para peregrinos, estudiantes, familias numerosas o desempleados. La entrada para la Catedral de Burgos para personas con discapacidad es de 2 €. Todos incluyen audioguía. Los martes por la tarde, entre las 16:30 y las 18:30 (hasta las 18:00 en invierno) la entrada a la Catedral de Burgos es gratuita.

Consulta aquí los precios para visitar la Catedral de Burgos de manera actualizada.

Inicio

Dónde está la Catedral de Burgos

Inicio

Total
25
Shares
Artículo anterior
La Catedral de Santiago de Compostela tiene planta de iglesia de peregrinación porque se construyó para recibir a los miles de peregrinos que recorrían el Camino de Santiago durante la Edad Media.

Las mejores curiosidades de la Catedral de Santiago de Compostela

Siguiente artículo
El Cid ha estado enterrado en tres lugares distintos de España aunque sus huesos están repartidos por otros países de Europa

¿Dónde está enterrado el Cid?

Artículos relacionados