Ruta Gaudí en Barcelona: qué ver, entradas y horarios

0

Antonio Gaudí fue el máximo representante del Modernismo catalán.

La Casa Vicens fue su primer encargo; la Sagrada Familia, el último.

La Ruta Gaudí en Barcelona es un viaje por el Modernismo en compañía de uno de los arquitectos más alucinantes de la Historia. “Originalidad”, dijo Gaudí, “es volver al origen”. Y para él eso supuso reencontrarse con las formas curvas de la Naturaleza, con los que llenó las fachadas y el interior de las casas, iglesias y parques que hoy conforman la Ruta Gaudí en Barcelona, que incluye muchos de lugares que no puedes perderte si te preguntas qué lugares de Barcelona puedes ver a pieAunque la muerte de Gaudí llegó de manera inesperada, y dejó inconclusa la obra culmen de su vida(la Sagrada Familia, uno de los lugares más visitados de Barcelona), su legado puede disfrutarse de maneras sorprendentes, como la Ruta Gaudí en 4D, una experiencia increíble que remata cualquier recorrido por la Ruta Gaudí en Barcelona

Por desgracia, la muerte de Gaudí llegó de manera tan inesperada que la obra culmen de su vida quedó inconclusa y así sigue a día de hoy.

A continuación encontrarás una guía práctica, con los datos más importantes, de los lugares más interesantes que conforman la Ruta Gaudí en Barcelona, así como los precios, los horarios y las entradas. No te pierdas el mapa de Barcelona que hemos preparado, en el que podrás ubicar los lugares recomendados para la Ruta Gaudí en Barcelona.

  • Casa Vicens (1883-1888): si quieres hacer la Ruta Gaudí de Barcelona por orden cronológico, empieza por Casa Vicens, la primera de las casas Gaudí en Barcelona. Nada más conseguir el título de arquitecto, un jovencísimo Antonio Gaudí recibe el encargo de esta residencia;  por eso Casa Vicens tiene muchas líneas rectas, aunque ya se adivina la tendencia hacia la curva en las hojas de palma de la reja exterior.

El mayor reto para Gaudí de Casa Vicens fue la consecución de todos los espacios que le pedía su propietario, Vicent i Montaner, en un espacio limitado por una callejón sin salida y un convento. Aunque las reformas urbanísticas de Barcelona han hecho que parte de la construcción original se haya perdido, esta primera parada en la Ruta Gaudí en Barcelona fue un palacete con glorieta y jardín con estanque y fuente.

  • Palacio Güell (1886-1888): si hay un edificio icónico en la Ruta Gaudí en Barcelona es el primer encargo que le hizo Eusebi Güell Bacigalupi, que se convertiría en su gran mecenas. El Palacio Güell tenía que servir como residencia familiar, dar cabida a su extensa colección artística y acoger los festejos y encuentros que organizaban, en su calidad de familia adinerada, poderosa y cultivada. Y Gaudí, una vez más, lo consiguió. Los espacios interiores fueron diseñados teniendo en cuenta la función de cada planta.

Lo más representativo del Palacio Güell dentro de la Ruta Gaudí en Barcelona es:

  • El acceso para carruajes y jinetes a través de unas arcadas en la fachada y una rampa en espiral sustentada por columnas con capiteles fungiformes.
  • La cúpula del salón central, da mayor sensación de amplitud y genera un efecto de planetario totalmente innovador.
  • El inicio del trencadís en la decoración.
  • Materiales de lujo: marfil, maderas preciosas…

El trencadís es una técnica decorativa que usa cerámica y cristal de distintos colores para hacer mosaicos irregulares. El trencadís está considerada la técnica decorativa más representativa de Gaudí y del Modernismo catalán.

Si quieres visitar el Palacio Güell durante tu recorrido, infórmate sobre sus horarios de visita y ten en cuenta que los precios de entrada oscilan entre los 12 y los 5 euros.

El lugar elegido para construir Park Güell (el nombre original del Parque Güell) se conocía como Montaña Pelada, por lo abrupto y seco del terreno. Pero Gaudí hizo de la necesidad virtud y, sin nivelar ni cambiar la vegetación, creó senderos y balconadas, bancos, plazas y baldaquinos decorados con trencadís.

El Parque Güell, como otros lugares de la Ruta Gaudí en Barcelona, es Patrimonio de la Humanidad. De hecho, ¿sabías que Gaudí es Patrimonio de la Humanidad por partida doble?

Cuando visites el Parque Güell durante la Ruta de Gaudí en Barcelona no te olvides de que muchos de los elementos decorativos son símbolos masónicos y legendarios; el dragón, por ejemplo, hace un guiño al símbolo alquímico relacionado con el fuego, etc.

El parque Güell fue el segundo proyecto conjunto entre Gaudí y la familia Güell aunque terminó en fracaso comercial

Pixabay. El parque Güell fue el segundo proyecto conjunto entre Gaudí y la familia Güell aunque terminó en fracaso comercial

  • Casa Museo Gaudí: en la zona de acceso libre al Parque Güell está la Casa Museo Gaudí, edificio construido por su mano derecha, Francesc d`Assis Berenguer i Mestres, y donde Antonio Gaudí vivió entre 1906 y 1925, primero con su padre y su sobrina y luego, al morir ellos, solo. Tras la inesperada muerte de Gaudí, lo compraron unos particulares y en 1963 abrió como la pieza fundamental que hoy es en la Ruta Gaudí en Barcelona.

La exposición de la Casa Museo Gaudí es importante en la Ruta Gaudí en Barcelona porque muestra el lado más íntimo del arquitecto, el más humano, en el que también desarrolló su faceta de diseñador industrial. El horario de visita de la Casa Museo Gaudí es de 10 a 18 h. de octubre a marzo; e 9 a 20 h. entre abril y septiembre y de 10:00 a 14:00 h. los días 25 y 26 de diciembre y el 1 y el 6 de enero. Aquí puedes comprar tu entrada para la Casa Museo de Gaudí donde podrás conocer cómo vivió sus últimos 20 años de vida.

  • Cripta de la Colonia Güell (1898- 1914): otra de las paradas más curiosas que se pueden hacer durante la Ruta Gaudí en Barcelona fue diseñada por el también arquitecto Francisco Berenguer. La Colonia Güell fue construida para que allí vivieran los obreros de una fábrica de la familia Güell, a 20 kilómetros de Barcelona. Gaudí le echó una mano y se encargó de la iglesia, de la que sólo pudo terminar la cripta; por eso, la Cripta de la Colonia Güell forma parte de la Ruta Gaudí en Barcelona. Puedes visitar la Cripta de la Colonia Güell comprando aquí tu entrada, que incluye, para tu comodidad, el transporte en tren.

Gaudí quiso que la gradación de colores la mimetizara con el entorno y simbolizara el ascenso desde las penumbras del infierno hasta la gloria celestial. Inventó un nuevo sistema de cálculo y estudió detenidamente distintas catedrales góticas para lograr su objetivo.

La Cripta de la Colonia Güell es Patrimonio de la Humanidad y merece un sitio en la Ruta Gaudí en Barcelona porque fue aquí donde empezó a experimentar muchas de las soluciones arquitectónicas que luego aplicaría a la Sagrada Familia. 

Si te interesa el mundo fabril de la industrialización, también es recomendable que visites la Colonia Güell, otra de las paradas más originales de la Ruta Gaudí en Barcelona. La Colonia Güell mantiene intacto su carácter decimonónico. Ca l`ordal era la residencia de los agricultores y fue construida a imagen y semejanza de las masías tradicionales; la familia Güell vivía en una masía del XVII, Can Soler de la Torre, y los administradores de la colonia en Ca L` Espinal. No te pierdas tampoco la antigua escuela, el Ateneo o la casa del médico.

  • Casa Batlló (1094-1906): una Ruta Gaudí en Barcelona pasa necesariamente por Passeig de Grácia, donde se ubican otras dos casas Gaudí de Barcelona: Casa Batlló y Casa Milá.

La Casa Batlló fue una reforma tan innovadora que Gaudí se enfrentó a las ordenanzas municipales y a las necesidades prácticas de la Señora Batalló, quien no encontraba una pared recta en la que colocar el piano de su hija. Para él fue “una visión del paraíso”. Tú también puedes visitar ese paraíso sin esperar colas y con videoguía incluida en la visita si compras aquí tus entradas para la Casa Batlló de Gaudí en Barcelona.

La fachada de la Casa Batlló es única en la Ruta de Gaudí en Barcelona por sus formas –que le valieron el apodo de ‘El Osario’- y su policromía.

Si visitas Casa Batlló, no te olvides de subir hasta su azotea, que parece un gran dragón dormido, con escamas de cerámica y rematado por una enorme cruz de cerámica. En la azotea de la Casa Batlló puedes vivir las Noches Mágicas de verano, una de las experiencias más inolvidables de la Ruta Gaudí en Barcelona.

Si te decides por la Casa Batlló durante tu recorrido de la Ruta Gaudí en Barcelona, ten en cuenta que abre de lunes a domingo de 9 a 21:00. Las visitas duran cerca de una hora.

El trencadís es la decoración más representativa del Modernismo catalán y de Gaudí


La Manzana de la Discordia de Barcelona

La Ruta Gaudí en Barcelona pasa por la Manzana de la Discordia, entre las calles Aragó y Consell de Cent. El nombre le viene dado porque allí se concentra el mayor número de edificios modernistas de la Ciudad Condal: la Casa Lleó Morera, la Casa Amatller y la Casa Batlló y nadie sabe decir cuál es la más bella, como nadie supo decidir a qué diosa debía darle Eris el regalo que llevó a la boda de Peleo y Tetis, una manzana dorada con el lema “A la más bella”.

 


  • Casa Milá (1906-1910): la segunda parada en las casas Gaudí que forman parte de la Ruta de Gaudí en Barcelona que discurre por el Passeig de Gràcia es Casa Milá, la última de sus grandes obras de arquitectura civil. Se la conoce como ‘La Pedrera’ por su fachada, que evoca un acantilado o una montaña y está hecha por bloques de piedra calcárea que fueron tallados en el mismo lugar de la construcción.

Aquí ya no hay líneas rectas, en marcada oposición a Casa Vicens, primera parada de la Ruta Gaudí en Barcelona. Tampoco hay muros de carga, un logro de diseño denominado espacio libre. Pero Casa Milá fue un edificio revolucionario porque también incorporó un aparcamiento subterráneo, ascensor eléctrico, calefacción o desagües.

Cuando visites Casa Milá durante tu recorrido por la Ruta Gaudí en Barcelona, no te olvides de subir al tejado, donde te esperan las chimeneas helicoidailes que recuerdan a guerreros medievales; tampoco dejes de visitar L`Espai Gaudí (Espacio Gaudí) para ver las maquetas, dibujos y documentos expuestos, un buen complemento a tu recorrido por la Ruta Gaudí en Barcelona.

Puedes comprar tus entradas para visitar la Casa Milá sin esperar colas y con videoguía incluida, lo que te permitirá conocer una de las paradas estrella de la Ruta Gaudí en Barcelona en este horario: de lunes a domingo de 9:00 a 20:30 y de 21:00 a 23:00 h.

  • La Sagrada Familia: cuando visitas la Sagrada Familia de Barcelona en el contexto de la Ruta Gaudí en Barcelona, la reconoces ya como la culminación de un estilo personal y único, rompedor e inmortal. Las obras avanzaron –y aún lo hacen- muy lentamente por varios motivos: al ser un templo expiatorio, sólo se financia con donativos, que pueden no producirse durante largos periodos de tiempo y a los que el propio Gaudí,  un hombre muy espiritual y devoto, contribuyó. Fue tal su obsesión con la Sagrada Familia que incluso abandonó su Casa en Parque Güell para instalarse aquí en una habitación improvisada. Pero, además, resulta que Gaudí murió de forma imprevista –sólo pudo terminar el ábside y la fachada del Nacimiento- dos días después de ser atropellado por un tranvía, lo que dificultó el avance, dada las peculiaridades de su iniciativa. Y por si fuera poco, durante la Guerra Civil española se destruyeron gran cantidad de documentos.

La mejor manera de visitar la Sagrada Familia de Gaudí en Barcelona es comprando estas entradas para entrar sin esperar colas. Es uno de los lugares de interés más visitados de Barcelona, así que lo normal es que haya cientos de personas en su entrada.

 

Mapa de la Ruta Gaudí en Barcelona

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.