Unamuno en Fuerteventura

0

Unamuno estuvo desterrado en Fuerteventura durante varios meses del año 1924 por su crítica constante al régimen de Primo de Rivera pero en lugar de un castigo, el autor de Niebla encontró en el tiempo que pasó en las Islas Canarias una de las más importantes fuentes de inspiración. Descubre con nosotros por qué desterraron a Unamuno en Fuerteventura y cómo visitar la Casa Museo de Unamuno.

Miguel de Unamuno en Fuerteventura

A Miguel de Unamuno siempre se le vincular con ciudades como Salamanca o Bilbao pero su figura también puede relacionarse con una de las Islas Canarias más fascinantes: Fuerteventura, un paraíso del windsurf que reúne algunas de las mejores playas de España. Además, la isla entera está considerada Reserva de la Biosfera.

Por qué desterraron a Unamuno a Fuerteventura

Hoy, Fuerteventura está a tres horas de avión de cualquiera ciudad de la Península pero en 1924, Fuerteventura debía resultar extraordinariamente lejana. Tanto como para que el incombustible Unamuno fuera desterrado allí por sus desavenencias con el régimen de Primo de Rivera, al que hartó a base de publicar en medios extranjeros textos críticos con su gestión y con la figura del rey Alfonso XIII.

El 20 de febrero de 1924 Miguel de Unamuno recibe la Orden de destierro, que supuso también la retirada de su cátedra de griego y la suspensión de su puesto como rector de la Universidad de Salamanca. Antes de llegar a Fuerteventura, Miguel de Unamuno la consideraba una “miserable isla”, así que cabe suponer que ni siquiera él podía imaginar que el destierro se convertiría en una de las experiencias más positivas para su vida y para su obra. Pero al final, el destierro de Unamuno en Fuerteventura se convirtió en un tiempo de inspiración y meditación que le ayudó a aclarar algunas ideas y a tener muchas otras nuevas.

En Fuerteventura, Unamuno tuvo tiempo para escribir, para reflexionar, para crear una tertulia sui generis y (re) descubrir la España por la que peleaba, la de los pescadores y los agricultores, la del gofio (el “de nuestra Historia”), la playa y el queso de cabra, hoy en día valorado como uno de los mejores del mundo… Mucho debieron influir en él las playas de Fuerteventura -que tiene la costa más extensa de las Islas Canarias- por entonces poco transitadas por el turismo y, todavía hoy, auténticos paraísos para quienes buscan aguas cristalinas, arena limpia y Naturaleza. No en vano se dice que las mejores playas de las Islas Canarias -y ya es decir- están en Fuerteventura.

Inicio

Casa Museo de Unamuno en Fuerteventura

“El clima ardiente de Fuerteventura pone en la naturaleza un gesto sediento pero grato y sano. En mi vida he dormido mejor”, dejó escrito Miguel de Unamuno. Y eso que Don Miguel conciliaba el sueño en un hotel vetusto, homónimo de la isla, entre la iglesia y la cárcel, en lo que entonces se conocía como Puerto Cabras y actualmente como Puerto Rosario. Pero el exilio de Unamuno en Fuerteventura le sirvió para vivir nuevas experiencias, como la de tomar el sol desnudo en la azotea del hotel, algo que escandalizaba a los vecinos.

Desde 1995, el Hotel Fuerteventura es la Casa Museo de Unamuno en Fuerteventura, en el centro de Puerto del Rosario. Merece la pena visitarlo para ver cómo fue el exilio de Unamuno en Fuerteventura: su habitación, la cocina y el salón que utilizaba, y leer algunos de los textos de Unamuno sobre Fuerteventura, que decoran las paredes.

La Casa Museo de Unamuno en Fuerteventura cierra los fines de semana pero abre de lunes a viernes de 9 a 13:00 h., y de 17:00 a 19:00 h.

Pero si además quieres revivir algunas de las experiencias que Unamuno disfrutó en Fuerteventura, no te olvides de caminar y de recorrer la costa de Fuerteventura. Umbral dijo que Miguel de Unamuno era “un tranvía andante” y en Fuerteventura aprovechó el tiempo para recorrer a pie, en coche y en camello muchas de sus playas. Como Unamuno fue desterrado en Fuerteventura con 59 años, aunque el windsurf se hubiera estilado entonces posiblemente no lo habría practicado pero si a ti te gusta este deporte acuático, dirígite al noreste, porque frente a la Isla de Lobos, no demasiado lejos de la isla de Lancelot (Lanzarore) arranca la mejor franja de olas y viento de las Islas Canarias. En otoño, este rincón de Fuerteventura es una cita imprescindible para los surfistas gracias a las marejadas atlánticas; en verano, los windsurfistas disfrutan al máximo de los alisios veraniegos.

Inicio

Unamuno, de Fuerteventura a París

Seguramente, si hubiera conciliado el sueño en alguno de los actuales hoteles de Fuerteventura, lo más probable es que nadie hubiera podido convencer a Miguel de Unamuno de que escapara de la isla, cosa que hizo (y no precisamente para ir a buscar tabaco, (expresión de origen canario) si no para poner pie en París, con la cabeza llena de vivencias y versos majoreros.

Parece que, aunque en Fuerteventura Unamuno se sentía en un “auténtico sanatorio”, el 9 de julio de 1924 se fuga de la isla canaria rumbo a París, pese a que para entonces ya sabía que sería amnistiado. Empieza así un exilio voluntario que durará hasta 1930, año en el que Miguel de Unamuno regresa a España tras la caída de Miguel Primo de Rivera.

Quién le hubiera dicho al bueno de Unamuno que un puñado de años más tarde, Fuerteventura sería Reserva de la Biosfera, que la pulcra austeridad de su hotelito dejaría paso al diseño, la luminosidad y especialización de los actuales, entre los que destacan varios hoteles sólo para adultos.

Si vas a viajar a Fuerteventura o a cualquiera de las otras Islas Canarias, te recomiendo leerViaje a las Islas Canarias“, de Juan Cruz Ruiz (Colección El autor viajero, de El País Aguilar).

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.