El Puente de Brooklyn, el puente más femenino de Nueva York

0

El Puente de Brooklyn de Nueva York fue el primero del mundo suspendido por cables y el más largo del mundo.

Igual que el Puente de Portugalete de Bilbao (Patrimonio de la Humanidad), el Puente de Brooklyn ha sido pionero en la ingeniería.

Desde el River Café, el Puente de Brooklyn se extiende hasta una orilla que parece difícil de alcanzar: Brooklyn, una antigua colonia fundada por emigrantes holandeses con el nombre de Breuckelen, a este lado, y Manhattan al otro. Dos mundos distintos y, sin embargo, ligados desde 1898 por un puñado de votos; porque ese año, sus vecinos decidieron unirse a Bronx, Queens, Manhattan y Staten Island para crear, entre todos, la ciudad de Nueva York.

Si vas a viajar a Nueva York puedes reservar un tour de dos horas a pie por el barrio de Brooklyn, conocido como Dumbo, para conocer de primera mano la historia del Puente de Brooklyn y otras curiosidades aunque aquí te adelanto algunas de las principales ideas que hacen del Puente de Brooklyn el más femenino de Nueva York.

La maldición del Puente de Brooklyn

Las dos orillas fueron terreno fértil para el sueño de un estudio de arquitectos de Nueva Jersey, que había ido calentando motores con otros puentes más pequeños. Dicen que el de Waco, en Texas, sirvió de modelo-inspiración para el Puente de Brooklyn de Nueva York, una de las principales atracciones donde puedes sacarle el juego a la Gran Manzana, y símbolo práctico de una ciudad que es un auténtico motor aristotélico.

Para esa combustión permanente de ideas, Nueva York ha contado con personas como John Augustus Roebling, su hijo –Washington Roebling– y, sobre todo, su nuera, Emily Warren, ingeniera por accidente. Los tres son culpables de que el Puente de Brooklyn en Nueva York sea, además de un hito en la ingeniería universal, un símbolo de la ciudad y una referencia en el desarrollo laboral de las mujeres.

Resulta que John Augustus Roebling empezó a construir el Puente de Brooklyn en 1870. Un día se fracturó un pie y poco después murió de tétanos, así que su hijo Washington se puso al frente de la obra hasta que un síndrome de descompresión –un tipo de embolia- le obligó a abandonar la dirección del Puente de Brooklyn que a esas alturas parecía un legado envenenado.

La mujer que terminó el Puente de Brooklyn

Ausentes los dos ingenieros principales del Puente de Brooklyn, fue la mujer del segundo, Emily Warren, quien tomó su testigo y remató la jugada, algo sorprendente para la época y por lo que seguro que muchos no apostaban. Pero Emily Warren llevaba 14 años aprendiendo de su marido y mediando junto a él con los políticos, los ingenieros y los trabajadores implicados en la construcción del Puente de Brooklyn, así que lo sabía todo sobre resistencia y estrés de materiales, diseño industrial, construcción y gestión.

Una vez concluida la construcción del Puente de Brooklyn, Emily Warren fue, además, la primera persona que circuló por él cuando se inauguró oficialmente en 1883, un acontecimiento que merecería su versión cinematográfica.

El Puente de Brooklyn en la actualidad y en el cine

Actualmente el Puente de Brooklyn de Nueva York está catalogado como Monumento Nacional de los Estados Unidos de América tiene 6 carriles para coches y una pasarela independiente para peatones y bicicletas. Si te preguntas cuánto mide el Puente de Brooklyn, la respuesta es: 1.825 metros y puedes recorrerlo a pie durante las 24 horas de cada día del año, aunque es al atardecer cuando se pueden disfrutar de las mejores vistas. Eso sí, ¡ten paciencia! Hay momentos en los que las avalanchas de turistas pueden dificultar la movilidad.

Si te gustan Nueva York y el cine, o las series de televisión, podrás encontrar el Puente de Brooklyn en estas películas.

  • Manhattan, de Woody Allen
  • La decisión de Sophie, de Alan J. Pakula
  • Godzilla, de Roland Emerich
  • Deep Impact, de Mimi Leder
  • Gangs of Ny, de Martin Scorsese

¿Se te ocurre alguna otra peli en la que el Puente de Brooklyn sea protagonista o secundario de lujo? ¡Cuéntanoslo! 


                                                                                                            

 

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.