Islas desiertas en Maldivas:la playa que brilla y las islas fantasma

1

La isla desierta más famosa de Maldivas es la isla de Vaadhoo, con la playa que brilla de Maldivas.

Uno de los lugares de interés de Maldivas que te hará sentir como un auténtico Robinson Crusoe durante el tiempo en el que existen.

Islas exóticas, islas paradisíacas, islas tropicales, islas caribeñas, islas perdidas, islas volcánicas, islas coralinas y, también, islas fantasma. ¿Cómo son? ¿Por qué están y desaparecen? ¿Qué sienten los náufragos que varan en ellas?




Maldivas es el país más plano del mundo; ninguna de sus islas supera los dos metros de altura sobre el nivel del mar

Maldivas es el país más plano del mundo; ninguna de sus islas supera los dos metros de altura sobre el nivel del mar

Las islas del Caribe son muy famosas: de hecho, la expresión “isla caribeña” es sinónimo de tranquilidad, paz, aguas cristalinas, arena coralina y palmeras. Pero no existe un adjetivo parecido para las islas del Océano Índico, donde están las Maldivas, al sur de la India y de Sri Lanka, aún cuando suelen cumplir mucho mejor los requisitos de exotismo…

Las Maldivas, además, tienen la ventaja de que pueden convertirse en el descanso del viajero guerrero que primero ha molido sus huesos, sus sentidos y su espíritu por tierras indias o africanas. Incluso durante una luna de miel. Porque las Maldivas son un destino que se puede combinar con Japón o con India, por ejemplo.

Dentro del conjunto de islas del Oceáno Índico, las Maldivas tienen para todos los gustos: su capital, Malé, situada en una isla junto al aeropuerto internacional de este país soberano, la República de las Maldivas; 203 islas nativas, como Digura, donde viven los maldivos de carne y hueso, en casas con jardincitos, a la sombra de los árboles del pan, con colegios, tiendas, bares y pequeños puertos pesqueros en los que atracan los pescadores maldivos.

Sólo 99 de las más de 1.000 islas y atolones de las Maldivas se destinan a resorts hoteleros. Cada una de estas islas es un mundo pequeñito y aislado, con su anillo coralino y unos fondos marinos únicos y en peligro de extinción que hacen de las Maldivas una pecera natural. Maldivas es el país más plano del mundo y dicen que éste será uno de los paraísos que más rápidamente desaparecería de la faz de la Tierra con la crecida de los océanos. Por eso, también, se trata de uno de esos paraísos a los que merece la pena viajar una vez en la vida antes de que sea demasiado tarde.

Y luego están las islas fantasma: sin  cobertura, sin coordenadas, sin aparecer en los mapas, sin nadie, sin nombre. Escondites perfectos, vamos, para huir de todo y de todos.

Maldivas es el país más plano del mundo: ninguna de sus islas supera los dos metros de altitud

Lo que tienen, por ser fantasmas, es que pueden aparecer por la mañana y desparecer por la noche, al compás de las mareas. Las mareas, por cierto, son las que hacen aparecer la playa que brilla en Maldivas, en la isla desierta de Vaadhoo: al subir y bajar, el agua hace que el fitoplacton entre en contacto con el oxígeno y se produzca un fenómeno conocido como bioluminiscencia, algo que también se puede ver en otras playas del mundo, como en Puerto Rico.

Las mareas también son determinantes en las islas fantasma: cuando suben, las cubren y desaparecen: ¿Pero no había allí una isla que…? El viajero menos observador meneará la cabeza, se dará la vuelta para pedir un cóctel o se sumergirá de nuevo en las profundidades azul turquesa del Índico. ¿Será ésta la explicación de otra isla fantasma en las Islas Canarias, la isla de San Borondón?

Pero nosotros fuimos hasta una de esas islas fantasmas: atolones de arena coralina, cegadora de tan blanca, rodeados del tradicional anillo coralino, tan superficial que la tripa de la chalupa lo rozaba al llegar; y vacíos. A excepción de los nidos subterráneos de unas cuantas gaviotillas chillonas, celosas de su intimidad; como la que disfrutan las parejas que eligen este escenario (cuando está a flote) para una cena romántica a la luz de las estrellas (literal) o un chapuzón matutino en una tierra de quita y pon. Con un poco de paciencia, unos cuantos botes de crema protectora, una sombrilla y algo de beber, se puede, incluso, vivir en primera persona el hundimiento.

Entre las recomendaciones para viajar a Maldivas, incluye, sin duda, la de visitar una de sus islas desiertas, sobre todo si has escogido las Maldivas como tu destino de luna de miel.




No te pierdas más fotografías de viaje a Maldivas:

Algunas de las islas desiertas de Maldivas son también islas fantasma porque aparecen y desaparecen al compás de las mareas

Algunas de las islas desiertas de Maldivas son también islas fantasma porque aparecen y desaparecen al compás de las mareas

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.