Un spa de cerveza en Praga es una de las mejores experiencias que se pueden vivir en una escapada a la capital de la República Checa

Spa de cerveza en Praga, qué es y cómo se disfruta

Spa de cerveza en Praga: qué es y cómo disfrutarlo durante tu viaje a Chequia

La cerveza checa es una de las mejores y más antiguas del mundo. Una de las mejores cosas que hacer para disfrutar de la cerveza en Praga es acudir a uno de sus muchos clubes de jazz, porque no en vano Praga es la capital del jazz en Europa. Pero también puedes descubrir la cerveza checa en uno de los populares spas de cerveza de Praga.

La experiencia de los beer spa de Praga es muy original y divertida. Además, es una de las cosas que hacer en Praga que puedes organizar tanto si viajas con tu pareja como si lo haces con amigos: el tamaño de la tina en la que estarás sumergido en cerveza se adapta al número de personas que seáis y durante el tratamiento podréis beber toda la cerveza que queráis. Para disfrutar de un beer spa sólo tienes que hacer la reserva y meter el bañador y las chanclas en la maleta. Desde luego, merece la pena que lo tengas en cuenta para recuperar las fuerzas después de una escapada de cuatro días por Praga o de la Media Maratón de Praga.

Cada sesión de beer spa suele durar entre una hora y una hora y media y se realiza en bañeras de madera de diferente tamaño. Por eso ésta es una de las cosas que hacer en Praga tanto si viajas con tu pareja como si lo haces con un grupo de amigos. Dependiendo del número de personas que seáis, la bañera del beer spa será más o menos grande. Después de estar a remojo durante un buen rato, podréis terminar la sesión de relajación sobre una cama caliente. Durante el proceso, lo habitual es que puedas beber toda la cerveza que desees, ¡aunque siempre es preferible la moderación! Sobre todo teniendo en cuenta que tu cuerpo irá relajándose y el contraste de temperatura que puede experimentar tu cuerpo.

Eso sí, no es recomendable que bebas la cerveza del spa, porque suele ser una mezcla bastante diluida. Espera a poder elegir entre los muchos tipos de cerveza checa que existen: suaves, como la Pilsen o la Staropramen, y otras más dulces, como la Budvar. Además de la variedad de cervezas que hay en Praga, también merece la pena que recuerdes que los tamaños de los vasos no son los de España. En Praga, las “cañas” son de medio litro. Si durante tu viaje a Chequia quieres beber una cerveza más pequeña, tienes que pedir una malé pivo. ¡Lo más recomendable es que bebas cerveza con moderación, sobre todo si vas a disfrutar de un spa de cerveza, en el que el cuerpo y la mente irán relajándose. Una sesión de spa de cerveza en Praga es algo casi tan típico como una función del famoso teatro negro de Praga.

Total
0
Shares
10 comentarios
  1. Hola Fran,

    Ja,ja,ja,ja… O sea, que si te dan un masaje de chocolate, ¡te comes también la envoltura! 🙂 Tienen cuidado de que nadie meta la cabeza debajo de la cerveza del baño para que no descienda el nivel ;D Un abrazo viajero!

  2. Ja,ja,ja,ja, Resto In… En Praga te ponen dos de las tres rubias… Las líquidas… A la de carne y hueso tienes que llevarla tú… 🙂 Una experiencia distinta relacionada con una bebida que hace de la capital checa la ciudad que más la consume del mundo 🙂

  3. Hola Mikel,

    Las bañeras de cerveza son del Balneario de cerveza de Bernard, en Ungelt, Praga. Están en la Ciudad Vieja, detrás de la Catedral de Nuestra Señora de Tyn. Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, bien mediante el formulario de contacto o a través de los comentarios de los artículos y reportajes. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo anterior

Hoteles en Oviedo

Siguiente artículo

Barrio judío de Praga, Josefov, y antiguo cementerio judío

Artículos relacionados