TRABI-SAFARI-BERLIN-ALEMANIA-TRABANT-ALEMANIA-ORI0ENTA-MURO-BERLIN-OSTALGIE-TOURS-BERLIN-DIE-WENDE

Berlín en Trabi: experiencia increíble

Una de las cosas que hacer en Berlín más originales es conducir un Trabi, el coche típico de la RDA. Vive la experiencia al visitar Berlín

El Trabant es un modelo de coche típico de la RDA, símbolo de la Ostalgie. Si vas a hacer turismo en Berlín, puedes conducir uno desde 49 €.

Si quieres disfrutar de los sitios que visitar en Berlín de una forma original, tienes que hacerlo conduciendo un coche Trabant, o Trabi, como acabó siendo conocido.

Berlín en Trabi

Trabi Safari recupera el modelo típido de la RDA, los Trabant, cuyo nombre es un homenaje a la carrera espacial comunista

Una de las mejores cosas que hacer en Berlín es recorrer sus calles en un Trabi.

Además de sentir en primera persona lo que era conducir el coche típico de la Alemania del Este, podrás ver muchos de los barrios y de los sitios que visitar en Berlín.

Al conducir tu Trabi, comprobarás lo duras que estaban las marchas y la dirección y lo bien que funcionaba el aire acondicionado de manivela.

Los recorridos suelen incluir las cosas que visitar en Berlín más importantes. Además, cada Trabi incluye una audioguía con información de interés sobre los coches y sobre la ciudad.

¡Visitar Berlín con un Trabi es un auténtico viaje en el tiempo! Seguro que te sentirás una parte viva de la Historia del Muro de Berlín.

Inicio

Qué es un Trabi

El Trabant era el único modelo de coche que podían tener los ciudadanos de la República Democrática Alemana (RDA). De lo simple que era, el Trabant era conocido como “la bujía con techo”.

Este modelo de coche típico del bloque comunista era pequeño, compacto, básico, duro de conducir y ruidoso. El motor era de dos cilindros en dos tiempos, tenía entre 18 y 26 CV y apenas llegaba a los 100 km/h. Pero mucha gente se apuntaba a las listas de espera, de hasta 10 años, con tal de tener uno.

Trabant significa “satélite” y era un un homenaje a la carrera espacial comunista.

El nombre de Trabi fue un apelativo cariñoso que llegó con el tiempo.

Los propietarios de los Trabi pasaban mucho tiempo con sus coches. No sólo porque los usaran para salir de excursión los fines de semana. Cuando un Trabi se estropeaba, había que dedicarle muchas horas de arreglos. Era muy difícil encontrar piezas de recambio, así que surgió todo un plantel de mecánicos aficionados, capaces de arreglar casi todo.

Inicio

Trabi, símbolo de la Ostalgie

La Ostalgie es el término alemán que sirve para referirse a la nostalgia que se puede tener por los tiempos de la RDA o por algunos de sus símbolos.

Este sentimiento de nostalgia también se puede entender como un camino para conocer y mantener vivos algunos de esos objetos.

El Trabi es una de esas cosas. También hay que destacar el Ampelmännchen. Al visitar Berlín, fíjate en los semáforos, porque es posible que le veas en muchos de ellos. También suele aparecer en muchos souvenirs populares, como camisetas o tazas.

El Ampelmännchen fue un invento del psicólogo Karl Peglau para facilitar el tránsito de los peatones con problemas para distinguir los colores. Los primeros fueron instalados en Berlín en 1961.

El famoso hombrecito del semáforo llegó a ser un auténtico profesor de educación vial, con cómics y programas televisivos propios.

Inicio

Ver mapa más grande

Total
0
Shares
Artículo anterior

Cómo solicitar un visado a Australia

Siguiente artículo

Cuál es la historia y origen de la agricultura

Artículos relacionados