Franciscanos en Tierra Santa:custodios de los Santos Lugares desde 1217

3

Entrevista con Fray Artemio Vítores sobre los Franciscanos en Tierra Santa, custodios de los Santos Lugares desde 1217.

En 2006, el equipo que ahora hace posible viajesdeprimera.com estuvo en la sede jerosolimitana de los franciscanos, entrevistando al Padre Fray Artemio Vítores, vice custodio entonces de los Santos Lugares, para el programa de radio que realizábamos, Clase Business. Éste es el resultado final de aquella experiencia, tan vigente hoy como entonces, porque su testimonio sigue siendo real en lo que a la situación de las comunidades cristianas en Tierra Santa se refiere y al pasado de sus Santos Lugares. Por ese motivo hemos querido recuperar aquel reportaje sonoro. Esperamos que os guste ahora tanto como lo hizo entonces.


ARTEMIO-VITORES-FRANCISCANOS-TIERRA-SANTA-JERUSALEN-ISRAEL-CRISTIANOS-CATOLICOSLos franciscanos son los Custodios de los Santos Lugares desde 1.217. En ese año, San Francisco mandó a sus frailes a todas las naciones, especialmente a Tierra Santa, por la profunda veneración de la encarnación de Jesús que les caracteriza. Pero la Iglesia sólo se lo reconoció en 1342.

Los franciscanos, como Custodios de los Santos Lugares, tienen jurisdicción sobre territorios en Israel, Palestina, Jordania, Líbano, Egipto (parcialmente), Chipre y Rodas.

En Tierra Santa, el Custodio es una de las principales autoridades religiosas del Cristianismo. Junto al Patriarca Griego Ortodoxo y el Armenio Ortodoxo, es responsable del Stau Quo, el código que regular la vida en el Santo Sepulcro y en Belén.

El Santo Sepulcro de Jerusalén: visita, curiosidades, horarios y consejos

“Cuando vayas al Santo Sepulcro, te fijas en las puertas. Hay dos puertas. Eran dos puertas gemelas: una fue tapiada por Saladino, que conquista Jerusalén en 1.187. La primera cosa que hace es romper las campanas del Santo Sepulcro y las campanas para nosotros son el símbolo de la voz de Dios. Como los musulmanes tienen el muecín, que llama a la oración. La otra puerta, la que está abierta actualmente, estaba cerrada hasta el 1.870 y sólo se abría cuando venían los peregrinos, después de pagar sumas enormes para entrar; era el símbolo de la situación en que habían quedado los santuarios; prácticamente sólo quedaron 3: el Santo Sepulcro, Belén y la Tumba de la Virgen, que fue salvada por la devoción que los musulmanes tienen por María, que es la única mujer que aparece, hasta 34 veces, en el Corán…

Quiso la Providencia que estuvieran allí los hijos de San Francisco, Santo del amor, de la paz y de la Concordia. Son los motivos que interpretaron de un modo genuinamente evangélico el deseo de todos los cristianos de venir a Tierra Santa, de los Santos Lugares…

La importancia del Cenáculo para los Franciscanos

El Cenáculo fue la sede de los franciscanos durante 300 años. El Cenáculo era para nosotros, es, después del Santo Sepulcro, el lugar más importante por los acontecimientos que han tenido lugar allí: la Última Cena, el lavatorio de los pies, el mandamiento del Amor, la Institución del sacerdocio, la Aparición de Cristo a los Apóstoles, primero sin Tomás y después con Tomás; la Venida del Espíritu Santo, el inicio de la Iglesia, la presencia de los judeo-cristianos… Vamos, ha sido la madre de todas las iglesias, la cuna del Cristianismo. Y en un cierto momento, echan a los franciscanos del Cenáculo y lo transforman en mezquita… El embajador francés protesta ante el Sultán de Constantinopla por esa aberración que han hecho. La respuesta que da Solimán el Magnífico es ésta: cuando vuestro me conceda construida una mezquita en Roma, y era un francés, y vuestro rey me conceda construir una mezquita en París, entonces os devolveremos el Cenáculo… Hay que vivir para ver: las mezquitas que hay en Roma y en París y el Cenáculo sigue siendo… Es una gran espina en el corazón del mundo cristiano. Actualmente está bajo la autoridad del Ministerio de Culto de Israel pero es un lugar donde está prohibido a los cristianos celebrar la Eucaristía en el lugar donde fue Instituida… Y es algo, una espina clavada en el corazón del mundo cristiano…

La recuperación de los Santos Lugares

Las disputas cristianas por el control de los Santos Lugares comienzan en el siglo XVI, cuando se establece que el Patriarca ortodoxo de Jerusalén será siempre griego. La defensa de unos y otros se convirtió también en una causa política para las potencias europeas. Francia, por ejemplo se hizo garante de los derechos católicos, mientras que Rusia abanderó a los ortodoxos.

Los franciscanos han ido recuperando los Santuarios. De aquellos 3 que hablaba el principio, ahora tenemos 54 santuarios y hemos recuperado a los cristianos, al mundo cristiano. Los santuarios han costado mucho trabajo, mucho sufrimiento. La custodia de la Iglesia del Santo Sepulcro está en manos de las iglesias greco-ortodoxa, católica-romana y apostólica-romana aunque otras (la siria-ortodoxa, la copta-ortodoxa y la etíope-ortodoxa) tienen también ciertos derechos y pequeñas propiedades.

Pablo VI fue el primer Papa (después de San Pedro) que viajó voluntariamente fuera de Italia y que puso pie en Tierra Santa. Su misión tuvo una importante dimensión ecuménica. Se entrevistó, en enero de 1964, con Atenágoras, patriarca de la Constantinopla.

“El diálogo ecuménico –dicen los franciscanos en su web– ha hecho olvidar de forma definitiva los conflictos históricos. No existe ya, al menos por la parte católica, la acusación de ‘usurpación’ de los Santos Lugares”.

Interior del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Interior del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Belén, las raíces del Cristianismo

Basta recordar hace 4 años que tuvimos el asedio a la Basílica de Belén, donde 257 palestinos se metieron armados hasta los dientes; el Ejército de Israel los rodeó y en medio quedaron 26 frailes y 4 monjas. Pasaron 38 días de calvario. Al final ya no había ni luz, ni teléfono ni agua potable, ni nada. Salvaron un lugar que yo creo que es lo más sensible para el mundo cristiano. Teológicamente es más importante el Santo Sepulcro, pero anímicamente Belén es un poco como nuestras raíces; es como si fuera nuestro pueblo. Podemos decir: “todos aquí hemos nacido”, dice la Biblia de Jerusalén pero para nosotros, hemos nacido en Belén.

La importancia de la religión

A veces estamos dormidos o no damos importancia a lo que aquí significa la religión. Aquí uno no es ateo: es judío, cristiano, musulmán. Yo no creo en nada: no importa nada, tú eres judío o tú eres cristianos o tú eres musulmán; se acabó, pero sobre todo lo que cuenta es la convivencia. Vine en el 70, el 11 de septiembre, que me tocó mal momento. No sé si habéis oído hablar del septiembre negro: acabamos de llegar nosotros y es cuando los palestinos volaron 4 aviones, luego en Jordania, Hussein mató a 20.000 palestinos; hubo una especie de revolución. Éramos jóvenes y teníamos entusiasmo pero pensamos: “nos hemos metido en buen berenjenal”.

Luego las cosas se fueron calmando… Pero he conocido guerras, la del Kippur, la primera intimada, la segunda, la guerra del Líbano primero y la segunda… Hasta a las guerras de te haces ya. No se pueden entender todos estos problemas sin la religión. Tú piensa en Jerusalén: para el mundo judío, la Explanada de las Mezquitas es el corazón del mundo judío y para ellos significa que la presencia de Dios es concéntrica. Dios se rebela en la Tierra de Israel, de un modo especial en Jerusalén, de un modo especial en la Explanada del Templo, de un modo especial en lo que se llamaba el Santa Santórum. Pasa lo mismo para el mundo cristiano.

Toda la vida de estos 3.000 años se puede resumir en el Santo Sepulcro. Los 1.000 primeros años era construir y destruir. el segundo milenio es entrar por esas puertas porque hay una pasión por ese mundo. Uno no viene al Santo Sepulcro por visitar la Torre Eiffel. Aquí tú vienes por pasión de lo que eso significa. Hay miles de personas que han querido venir y han muerto en el intento y los mismos cruzados han entrado en el Santo Sepulcro cantando el Te Deum y llorando porque para ellos era el significado de una vida. Para el mundo musulmán, aparte que sus dos lugares más sagrados son Medina y La Meca, para ellos Jerusalén tuvo un significado político que después se transformó en religioso y ellos consideran que esa zona fue un don del señor para ellos, como sucede con España porque Al – Andalus es Tierra Prometida. Si nosotros olvidamos esos aspectos, que es lo que sucede generalmente en los medios de comunicación… En el fondo, si no consideramos ese problema, nunca entenderemos.


Ver mapa más grande


Ver mapa más grande


Ver mapa más grande

 

 

 

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.