El guardián de la flor de loto, una novela de Andrés Pascual sobre la cultura del Tíbet

El guardián de la flor de loto de Andrés Pascual es una novela entretenida sobre la cultura tibetana.


“El guardián de la flor de loto” es un homenaje del escritor español Andrés Pascual a la cultura del Tíbet y, sobre todo, a los tibetanos. La faceta más original de esta novela es que presta una especial atención a los sonidos, a los ruidos y a la música. Casi podríamos decir que es una novela con banda sonora incluida y que en esa banda sonora los cantos budistas juegan un papel esencial. Andrés Pascual se detiene bastante en las prácticas ancestrales de sanación tibetanas, entre las que los cantos tradicionales budistas tiene un papel fundamental como ejercicio de meditación, una práctica ya de por sí complicada y profunda, imposible de olvidar si se han escuchado entre mandalas, velas humeantes y budas dorados. Otra gran parte de la música que aparece mencionada a lo largo de “El guardián de la flor de loto” es la que Andrés Pascual escuchó mientras viajaba para documentarse y escribía los primeros borradores.

“El guardián de la flor” de loto es una novela de acción, de vida y de muerte, de viajes, de amistad, de amor; un ejercicio arriesgado pero sincero, el primero de varios más, convincente al final porque todo lo que falta de un lado se compensa del otro; una lupa sobre el Tíbet ocupado, tan lejos de las impresiones idealizadas que un Occidente sordo, mudo y ciego quiere conservar para no meterse en demasiados problemas. Un dedo en la llaga de su futuro, sobre todo ahora que el Dalai Lama ha renunciado a su posición política y crece la incertidumbre sobre quién será, además, su sucesor espiritual y qué ocurrirá con el Panchem Lama.

En esta novela, Andrés Pascual realiza un ejercicio vitalista con reflexiones como ésta: “no se puede escribir el amor, ni la muerte, ni los secretos de la vida, ni siquiera a través de la poesía. Hay que construirlos a cada momento, con cada pequeña acción, aprovechando la libertad que nos ofrece nuestra condición humana”. Lo peor de “El guardián de la flor de loto” es cerrarlo definitivamente y no saber si el canal de equilibrio que a veces se establece entre sus páginas y uno mismo se podrá restablecer faltando las primeras.

Qué: El guardián de la flor de loto, Andrés Pascual

Quién: Mondadori, colección De Bolsillo

Total
0
Shares
Artículo anterior
HORA-SOMBRAS-JOHAN-THEORIN-MONDADORI-NOVELA-NEGRA-NORDICA

Las sombra de Johan Theorin es inquietante y alargada

Siguiente artículo
ALQUIMISTA-HOLANDES-ISABEL-ABENIA-BOSCO-JARDIN-DELICIAS

El alquimista holandés, un reto polémico

Artículos relacionados