La ridícula idea de no volver a verte, conjuro contra la muerte de Rosa Montero

0

¿Qué pinta Rosa Montero escribiendo sobre Madame Curie y qué tiene que ver esa mujer con la ligereza, la vida, el amor, la muerte? “La ridícula idea de no volver a verte” es una novela reflexiva sobre el Arte y la brevedad y fragilidad de la vida, el impacto del dolor y la necesidad del consuelo. Aunque la más importante de las ideas principales de “La ridícula idea de no volver a verte” es la importante del Arte para curar las heridas que nos va haciendo la vida.

Marie Curie poco tiene que ver con el arte. Hasta se podría decir que es una mujer que poco tiene que ver con las mujeres. O que más allá del encuadre científico-  histórico con el que siempre se la presenta en el colegio, no hay mucho donde rascar. Pero a través de su perfil humano, de niña huérfana, joven ambiciosa, obcecada y estudiosa, de madre contradictoria y viuda desconsolada, Rosa Montero construye una historia distinta, libre, ligera, y reflexiona sobre la vida, el amor, la pasión y las mujeres; sobre la pérdida, las mudanzas por fuera y dentro, los mazazos y el dolor; sobre el consuelo, el arte y el duelo. Montero da una visión totalmente diferente de Marie Curie de la que María Luz Morales, pionera del periodismo, dejó en sus semblanzas, ahora recopiladas con el título “Alguien a quien conocí”, de Editorial Renacimiento.

Ideas principales de La ridícula idea de no volver a verte de Rosa Montero: el arte como consuelo de la vida

Rosa Montero combina la figura de Marie Curie y la importancia del Arte en cualquiera de sus formas, considerándolo como “una herida hecha luz”, como decía Georges Braque. Y para las heridas de la vida, tiritas de arte, o de belleza, que la hacen más soportable. Lo expresó muy bien Fernando Pessoa, autor, entre otros, de Sostiene Pereira: “La Literatura, como el arte en general, es la demostración de que la vida no basta”.

·La ridícula idea de no volver a verte· de Rosa Montero tiene algo de conjuro contra la muerte y el dolor, que a todos nos acechan y asaltan. Por eso es necesario leerla con empatía, hacia Marie Curie y hacia la propia Rosa Montero. Por eso, La ridícula idea de no volver a verte exige intimidad y ganas, una cierta sensibilidad que contribuirá, sin duda, a que los pelos se pongan como escarpias. La vida “flota irisada y sutil, transparente y casi imperceptible, como una pompa de jabón al sol”, plantea Montero, quien también defiende la idea de que “el arte en general, y la literatura en particular, son armas poderosas contra el Mal y el Dolor. Las novelas no lo vencen (…) pero nos consuelan del espanto (…) Por eso Conrad escribió “El corazón de las tinieblas· (…) Por eso Dickens creó a Oliver Twist y a David Copperfield”. 

Por eso ella ha escrito “La ridícula idea de no volver a verte”, un regalo para quienes nos vamos dando cuenta de que “hace falta vivir mucho, y lograr aprender de lo vivido, para llegar a comprender que no hay nada tan importante ni tan espléndido como el canto de una niña bajo una higuera”.

Qué: La ridícula idea de no volver a verte, de Rosa Montero

Quién: Seix Barral

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.