La marca del meridiano, el Quijote negro

0

Quizá el fenómeno fan no tenga edad y sobreviva, o aparezca, sin previo aviso, en cualquier momento. Quizá no se trate de un cuelgue juvenil sin criterio de calidad, eterna lápida sobre determinados premios. Y aunque a nosotros se nos han planteado algunas dudas sobre el anonimato de una novela protagonizada por los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro, no podemos hacer más que quitarnos el sombrero, una vez más, ante su padre literario, Lorenzo Silva.

Quien vence ese recelo cultural asociado a la Guardia Civil (a ver si el Siglo XXI sirve para romper estereotipos de sexo, clase, profesión, imagen) termina cautivado por el sarcasmo, la aguda ironía y las contradicciones existenciales de un psicólogo-Quijote metido a sargento, de nombre apenas pronunciable para sus superiores, que llevan galones pero podrían ser los de cualquier empresa privada. Descubrir a Bevilacqua es viajar por España, analizar crímenes a pie de calle sin los laboratorios estratosféricos de las series estadounidense (comprobado, los profesionales del ramo lo corroboran y agradecen) y, en la última novela, la premiada, más que en ninguna otra, radiografiar la realidad social de este país controvertido y paradójico, polémico, polemista, apasionado y apasionante. En toda su crudeza y todo su esplendor. Y todo con los ojos un poco cansados -los suyos, los de muchos-  de quien va peinando más canas que cabellos coloreados pero se resiste a enterrar y declarar fallecido ese idealismo de molino de viento que te anima-obliga a seguir pàlante, pasados los 40, único superviviente del naufragio vital (un divorcio, un hijo adolescente, el desengaño de la burocracia y el fraude de la realidad).

La marca del meridiano” es una novela premiada en Cataluña que empieza en Madrid, que tiende puentes vitales, literarios y reales, entre los barrios y personas de España. Quizá esa movilidad, ese mestizaje de palabras y pensamientos sean, al final, algunas de las claves para tener claro que la vida, sin un “otro” con quien compartirla, pierde gran parte de su sentido… Seamos o no Guardias Civiles.

Qué: La marca del meridiano, de Lorenzo Silva

Quién: Planeta

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.