Detalle de la portada del libro La Segunda Guerra Mundial para escépticos de Juan Eslava Galán publicada por Planeta

La Segunda Guerra Mundial para escépticos de Juan Eslava Galán

Juan Eslava Galán recupera las pequeñas grandes historias de la Segunda Guerra Mundial en otro ensayo para escépticos.

Entre los libros sobre la Segunda Guerra Mundial el del escéptico Juan Eslava Galán ocupa un puesto especial.

“Nadie cuenta la Historia como Juan Eslava Galán” dice Arturo Pérez-Reverte. Su enfoque multilineal y dinámico lo corrobora.

Con La Segunda Guerra Mundial contada para escépticos, Juan Eslava Galán escribe un libro imprescindible sobre la Historia y sobre las pequeñas grandes historias de la Segunda Guerra Mundial, sobre las personas que con su valor y su mezquindad la hicieron posible.

Portada del libro La Segunda Guerra Mundial para escépticos de Juan Eslava Galán publicada por PlanetaAsí, cuando uno ya creía que se había dicho todo sobre la Segunda Guerra Mundial, llega Eslava Galán y la convierte en una lectura amena y llena de anécdotas, pequeñas y personales, que consiguen redimensionar los hechos históricos, contextualizarlos y acercarlos de una manera original. Su escepticismo, su agudeza y, en ocasiones, su sarcasmo, logran humanizar los hechos por todos conocidos y renovar el interés por un acontecimiento del que se han cumplido ya 70 años pero que todavía resuena en la conciencia de Europa y del mundo. Un efecto similar al que consiguió con La Primera Guerra Mundial contada para escépticos o con La Historia del mundo contada para escépticos, otros dos libros interesantes para los amantes de la divulgación histórica.

En capítulos cortos y tematizados, Juan Eslava Galán va diseccionando los acontecimientos que provocaron y a través de los cuales se desarrolló la Segunda Guerra Mundial, alternando la profusión de datos técnicos, a veces extenuantes, con la descripción ecuánime, con sus sombras y sus, en los casos posibles, luces, de las personas que los hicieron posibles: desde Hitler y sus secuaces hasta Stalin, pasando, claro, por Roosevelt y Churchill y muchas de las personas anónimas que protagonizaron episodios singulares o épicos, esos que dan forma a las pequeñas grandes historias de la Segunda Guerra Mundial: la bailarina polaca Franciszka Manówna -también mencionada en el ensayo imprescindible y clarificador En el corazón de la zona gris– que se rebeló contra los guardias nazis que la custodiaban minutos antes de entrar en la cámara de gas; el diplomático Ángel Sanz Briz, Justo de la Humanidad por su labor a favor de los judíos  en Europa del Este, donde Reinhard Heydrich ‘inventó’ la Solución Final, que se conmemora el Día Internacional del Holocausto, o el piloto alemán Stigler, que escoltó al americano Brown hasta ponerle a salvo, rumbo a casa, porque “cuando el enemigo está vencido no hay que ensañarse con él”.

La Segunda Guerra Mundial contada para escépticos es una obra imperecedera que contextualiza la Historia oficial, alternando las cifras escalofriantes con anécdotas capaces de arrancar sonrisas: el más difícil todavía incluso décadas después de aquella atrocidad.

Juan Eslava Galán compila historias de honor y de venganza, de odio irracional y depravación con las que se desmontan mitos populares y se levanta la admiración por quienes tejen la intrahistoria. Historias en las que España y sus dirigentes franquistas y sus ciudadanos tienen un papel esencial, de necesario conocimiento con el fin de proyectar con nitidez su papel durante la Segunda Guerra Mundial y que motivó, entre otras cosas, que el Pirineo se convirtiera en zona de paso para los refugiados, en lo que hoy se conoce como la Ruta de Perseguidos y Salvados; porque quizá esa Segunda Guerra Mundial es un conflicto al estemos acostumbrados a mirar desde lejos, como si no fuera con nosotros, pero que sí nos atañe.

Quizá no haya mejor momento que el verano, con sus dosis de tiempo y reencuentros, para leer La Segunda Guerra Mundial para escépticos de Juan Eslava Galán, editada con motivo del 70 aniversario de la Segunda Guerra Mundial pero imperecedera y para consulta constante por derecho propio.

Qué: La Segunda Guerra Mundial contada para escépticos, de Juan Eslava Galán.

Quién: Planeta.

 

Total
0
Shares
6 comentarios
  1. Es difícil aportar datos nuevos sobre la II Guerra Mundial, aunque aún quedan archivos alemanes y rusos que estudiar, porque se han ido abriendo en los últimos años. Eso sí, hilarla de forma amena y entretenida es una tarea que ha conseguido Eslava Galán en un volumen muy manejable 😀

    Impresionante la historia de Sanz Briz. Si España fuese EEUU ya se habría hecho una “Lista de Sanz Briz” y se habría reconocido su figura como se merece. Diego Carcedo escribió sobre él “Un español frente al Holocausto”, otra obra recomdable para conocer el papel y la posición de la España de los años 40 frente al masivo asesinato de judíos.

  2. ¡Gracias por la aportación del título de Diego Carcedo, @revista80dias:disqus ! Será un placer leerlo porque, además, hemos tenido la ocasión de conocerle personalmente, un pionero del periodismo audiovisual español. Si España revisara con más atención su historia reciente aprenderíamos muchas cosas y seríamos capaces de ampliar mucho mejor nuestras miras de futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo anterior
Vistas de la plaza de Miguel de Cervantes desde la Torre de Santa María, en Alcalá de Henares, Madrid.

Alcalá de Henares, ciudad viajera

Siguiente artículo
Vistas de Calpe, Alicante, España. Fotografía de Pixabay.

Brexit en el turismo español: calma expectante y nuevas mesas de trabajo

Artículos relacionados