Todo el fuego de las Hermanas Brönte según Ángeles Caso

Todo ese fuego, la novela sobre las hermanas Brönte, de Ángeles Caso y Planeta, es una incursión inolvidable en el universo de las autoras de Jane Eyre, Cumbres borrascosas y Agnes Grey.

En “Todo ese fuego“, Ángeles Caso recupera la historia más íntima y desconocida de las hermanas Brönte, autoras de algunas de las obras literarias más importantes de la Historia, como “Cumbres borrascosas”, “Jane Eyre” y “Agnes Grey”.

“Sabía perfectamente que las mujeres que se atrevían a escribir no eran juzgadas de la misma manera que los hombres.”

La historia de la familia Brönte está marcada por la muerte, la fe, las relaciones personales, la Naturaleza y, sobre todo, sobre todo, por la Literatura. Y Ángeles Caso la revive de un tirón emocionante y bello, muy humano; vibrante dentro de la quietud que un hogar humilde y remoto –que gira alrededor de la casa pastoral de un pueblo de Yorkshire- y tan lleno de poemas como de sensaciones cotidianas. De esa combinación de tareas comunes y ambiciosas ideas y reflexiones nació el talento de las tres hermanas Brönte más longevas, Charlotte, Emily y Anne, huérfanas de madre desde muy pequeñas, supervivientes a la tuberculosis que acabó con la vida de sus dos hermanas mayores, y testigos del infierno en el que se convirtió la vida de su único hermano, Branwell, que estaba llamado, en su calidad de varón, a importantístimas y altísimas misiones culturales y que, sin embargo, nunca remató nada de lo que empezó. Cualquiera de ellas era capaz de aprender alemán mientras pelaba patatas o hilar la trama de su historia mientras planchaba la ropa blanca.

Rebeldes y con carácter, cada una a su manera, tremendamente unidas, originales, celosas de su intimidad y luchadoras, las tres hermanas Brönte rompieron tantos moldes que la novela de Ángeles Caso, trenzada con rigurosidad histórica y un encanto literario absolutamente romántico, en el que la Naturaleza recia y poderosa del Norte de Inglaterra también es la gran protagonista, da pie a reflexionar sobre la esquizofrenia en la que vivieron –y cabría decir que viven- mujeres como ellas, inteligentes, críticas y capaces, condenadas a una minoría de edad y a un papel de madre y esposa al que, sin querer renunciar necesariamente, no desean limitarse.

Y como la mujer es la razón de ser de esta novela, otra idea que nos asalta es si sólo suscitará interés entre las lectoras o si los varones se sentirán igual de interesados y atrapados por un texto delicado y potente al mismo tiempo, como lo es Cumbres Borrascosas (de Emily Brönte, la más políticamente incorrecta de las tres), tan sereno y nítido como las palabras ordenadas y suaves de Anne, y con tanta carga entre líneas como la educada posición de Charlotte. Al fin y al cabo, “Todo ese fuego” es también, como la vida misma, una novela de hombres, de los que aparecen (ese padre tolerante y orgulloso; esos novios perdidos, ese profesor idolatrado, ese marido tardío, ese hermano desaprovechado) como de los que no se mencionan pero están detrás de las leyes que deciden qué podía o no hacer una fémina, los críticos que condenan o ensalzan, los vecinos que señalan. Quien descarte este libro por una firma y unas protagonistas femeninas cometerá el mismo error que aquellos que las indujeron a publicar bajo pseudónimos andróginos por primera vez; y por quienes, aunque indirectamente, condicionaron la introducción que Charlotte, fallecidas ya Emily y Anne, preparó para la siguiente edición.

Porque” Todo ese fuego” es pasión, inteligencia, controversia, disquisiciones, paradojas, amor, palabras, imaginación, búsqueda personal, belleza… Y nada de eso entiende de sexo.

Qué: Todo ese fuego, de Ángeles Caso

Quién: Planeta.

Total
0
Shares
1 comentario

Los comentarios están cerrados

Artículo anterior
ESCORIAL-FELIPE-II-MADRID-EDIFICIOS-HISTORICOS

Biblioteca del Monasterio de El Escorial, la primera nacional de España

Siguiente artículo

Las claves de Ingeniería romana con su inspirador, Isaac Moreno Gallo

Artículos relacionados