Un transatlántico de ida y vuelta

0

Si nunca has leído a Colum McCann, ¿a qué estás esperando? Seix Barral ha tenido el detalle de no destripar su última novela, Transatlántico, en la contraportada y esperamos que ningún crítico se desvíe de esta estrategia al recomendarla o condenarla. Nosotros vamos a intentar no hacerlo, como siempre. Porque lo mejor es el desconcierto inicial y la lectura investigadora posterior. Cerrarla sin saber a qué te enfrentas exactamente pero con el firme afán de descubrirlo, aunque te vayan varias noches en ello. A saltos y cada vez más borracho de palabras, ideas e historias que sólo buscan, por distintos caminos y momentos, la paz.

“El mundo, y esto es de admirar, no termina en nosotros.”

Igual que la información que nos llega a diario por las redes sociales y los canales tradicionales, Transatlántico va y viene, mezclando lugares, escenarios, personas y personajes. Sí. Personas y personajes, porque los de carne y hueso y los de ficción se mezclan con tanta habilidad que a veces hay que esforzarse por distinguirlos. Así que es fácil, y frecuente, leer frunciendo el ceño. O emocionarse, sobre todo hacia el final, cuando su país de origen, Irlanda, se confirma como uno de los actores principales. Porque al final, todos los viajes que aquí se suceden tienen un punto de partida o de llegada común: la Isla Esmeralda.

TRANSATLANTICO-COLUM-MCCANN-SEIX-BARRAL-LITERATURA-CONTEMPORANEA-AUTORES-IRLANDESES

Colum McCann es irlandés pero vive en Nueva York. Muchos críticos le consideran uno de los grandes novelistas contemporáneos. Y no le faltan premios que respalden esta teoría: National Book Award, National Book Award, International IMPAC Dublin Prize, Impac Prize … Además, es Caballero de las Artes y las Letras francesas y Sus obras se han traducido a 35 idiomas.

TRANSATLANTICO-COLUM-MCCANN-SEIX-BARRAL-LITERATURA-CONTEMPORANEA-AUTORES-IRLANDESESY se dan varios: el de los pilotos Alcock y Brown, en avioneta; el del negro liberto Frederick Douglass, cargado con unas pesas hechas con sus grilletes fundidos; el de la doncella Lily, con las manos vacías, y el mediador Mitchell, a contrarreloj… Desconectados, imprevistos, cautivadores,cada uno por una razón pero siempre por el estilo puntiagudo y envolvente, tremendamente poético hasta en los momentos más cortantes, de Colum McCann.

“Sabía bien que en la aceptación de las contradicciones radicaba la esencia de la inteligencia.”

“¿Qué era una vida, en todo caso? Una acumulación de pequeños estantes llenos de incidentes, uno al lado del otro, formando ángulos extraños.

Hasta aquí podemos leer. Y contar. Si buscas novelas distintas, estilos contemporáneos, nuevos puntos de vista, letras que se presentan en prosa pero bien podrían dibujarse en verso (bien por Marta Alcaraz, la traductora), lee Transatlántico. Quizá la termines y nos digas que te ha parecido un horror. O que te ha enamorado hasta las trancas. Lo bueno es que nunca te dejará indiferente.

Qué: Transatlántico, de Colum McCann

Quién: Seix Barral

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.