El agger romano mejor conservado de la Historia

4

El agger romano de Masada fue construido por la Legión X de Roma para acceder a lo alto de la fortaleza en la que se habían atrincherado representantes de varias sectas judías contrarias a la presencia de las tropas romanas en la región. La resistencia de Masada se produjo entre los años 72 y 73 a.C. Los romanos construyeron el agger de Masada en el lado Oeste de la peña donde se construyó ese palacio-fortaleza por dos razones: la entrada principal de Masada, al final de la Senda de la Serpiente, estaba en el lado Este, y era donde menos distancia e inclinación había que salvar. No obstante, la construcción del agger romano de Masada llevó un año y no fue fácil por la resistencia de los rebeldes, que boicotearon por todos los medios posibles el avance de la rampa, aunque eso supusiera la muerte de los judíos a los que los romanos obligaron a trabajar en las obras. Hoy en día el agger romano de Masada se considera la construcción de asedio mejor conservada del mundo y una muestra del ingenio constructivo de los romanos. El conjunto de la Fortaleza de Masada es Patrimonio de la Humanidad desde 2001.

Fortaleza de Masada

Herodes el Grande construyó Masada en un lugar prácticamente inaccesible pero sin escatimar en gastos, como todavía se puede apreciar en las ruinas. Después del periodo de Herodes, Masada se convirtió en el refugio perfecto para muchas sectas judías que trataban de esquivar la romanización de Judea.

Sicarios, celotes o esenios, entre otros, establecieron sus comunidades en la región del Mar Muerto porque sus características geográficas coincidían son su espiritualidad ascética y milenarista y con su antagonismo a la helenización de Judea.

Inicio

Asedio de Masada

La Fortaleza de Masada es famosa por dos cosas: el lujo con el que la vistió Herodes el Grande y el sacrificio colectivo que hicieron sus últimos habitantes, cerca de 900 judíos rebeldes, ansiosos por aislarse del sistema que Roma imponía a la provincia de Judea. Pero también deberíamos tener presente a Masada por la rampa de acceso, o agger, que construyó la X Legión de Roma para acabar con la resistencia de sicarios y celotes. El general Lucio Flavio Silva se jugó el tipo con un proyecto novedoso para el momento: una rampa de asedio, o agger, que les permitiera llegar hasta la puerta occidental de Masada. Y a eso puso a sus soldados y a los esclavos judíos capturados por la región.

La fortaleza de Masada se consideraba inexpugnable por su ubicación pero también porque permitía a sus habitantes tener importantes reservas de agua y alimento con los que sobrevivir un asedio. Fácil de defender y difícil de conquistar por las armas, la X Legión de Roma, tras pasar mucho tiempo a sus faldas, empleó un año en construir una rampa que facilitara el acceso a sus tropas. La idea de construir el agger romano de Masada fue algo bastante novedoso para la época. El general Lucio Flavio Silva empleó a soldados romanos y a judíos capturados. Muchos de ellos murieron porque los defensores de Masada disparaban para retrasar lo más posible el término de la obra. La decisión de agredir a sus hermanos de fe generó disensiones en el seno de los defensores de Masada, divididos entre quienes no querían hacerles daño y quienes consideraban que su sacrificio era un mal menor y necesario. El asedio de Masada se ha convertido en uno de los más famosos de la Historia, por la perseverancia de los rebeldes y la tenacidad del ejército romano.

Una vez terminada el agger romano de Masada, los legionarios llegaron a la fortaleza pero no para presentar combate a sus ocupantes, sino para encontrarse unas ruinas humeantes y los cadáveres de hombres, mujeres y niños. Los rebeldes de Masada sólo dejaron intacto el granero, dicen que para demostrar que su decisión de morir respondía a una elección libre y no a la desesperación. Hoy en día, los guías de las ruinas de Masada interpretan aquel suceso de manera dispar. Hay quienes valoran el asedio de Masada como uno de los grandes éxitos del ejército romano. Para otros, la gloria que aquellos romanos buscaban no llegó nunca porque pudo más la vergüenza de no haber luchado. Por eso, dicen, el éxito táctico de Lucio Silva no le reportó un arco de triunfo o un retorno laureado. Al menos no parece haber constancia escrita de lo que sucedió con soldados y mandamases. Para algunos historiadores judíos el asedio de Masada fue, en realidad, una de las mayores humillaciones de Roma y para que se olvidara, la Fortaleza de Masada quedó deshabitada, relegada al trastero de la Historia hasta bien entrado el siglo XX.

Inicio

Acceso a Masada

Las ruinas de Masada son Patrimonio de la Humanidad desde 2001 e incluyen los restos de la fortaleza- palacio de Herodes el Grande, el agger romano y los campamentos construidos al pie de la montaña. Se puede acceder a la Fortaleza de Masada de diferentes maneras. Existe un funicular que conecta la base con la cima de la elevación en la que fue construida Masada pero también se puede llegar caminando por la Senda de la Serpiente. Ése era el único acceso a la Fortaleza de Masada y estaba bloqueado y defendido a la perfección. El agger romano de Masada sigue en pie y también se puede visitar de cerca. En verano las ruinas de Masada sirven de escenario para muchos eventos culturales y artísticos, como la ópera al aire libre.

Inicio

Dónde está Masada

Ver mapa más grande

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.
Share.