Qué besan los judíos en las puertas

0

Lo que besan los judíos en las puertas se llama Mezuza. La palabra Mezuza significa “jamba de la puerta” porque es ahí donde normalmente se coloca este símbolo judío. La Mezuza es un pergamino en el que se han escrito los versículos de dos partes del Deuteronomio, uno de los cinco Libros que conforman la Torá. En rigor, los versículos de las Mezuzot (plural de Mezuza) tienen que se escritos por un Sofer, un escriba especializado en símbolos judíos, y cumplir una serie de requisitos formales, como el tamaño y separación de las letras o el material del soporte y de la tinta. El rabino Punturello, de la Comunidad Judía de Madrid, detalla que estos textos “son también la base de las oraciones diarias recitadas por cada judío”. La colocación de la Mezuza también debe ajustarse a una serie de exigencias rituales importantes. El tubo en el que se introduce la Mezuza puede ser distintos materiales; lo realmente importante está en su interior. La bendición que se pronuncia al colocar la Mezuza ampara el resto de Mezuzot que se coloquen en las puertas interiores, como se puede ver en la serie “Unorthodox”; sólo la puerta que da acceso al baño queda excluida de la posibilidad de colocar una Mezuza. La Mezuza se besa, o simplemente se toca, para mantener vivo el recuerdo del vínculo especial entre los judíos y Jehová y las bendiciones o castigos que tiene aparejadas.

Qué es la Mezuza

El rabino Punturello, de la Comunidad Judía de Madrid explica que la Mezuza tiene una “función como manifiesto recordatorio de nuestra fe” pero que también es “un símbolo de la cuidadosa vigilancia de Di-s sobre la casa y sus habitantes. El nombre de Di-s, Sha-dai, que aparece en el dorso del pergamino son las siglas para las palabras hebreas (Shomer Daltot Israel “guardián de las puertas de Israel”).

La colocación de una Mezuza en las puertas de un hogar o de una oficina protege a sus habitantes, si están adentro e incluso afuera”. La Mezuza no es la caja que besan los judíos en las puertas. La Mezuza es el pergamino que se guarda en el cilindro de metal, cristal o cualquier otro material. Lo que besan los judíos en las puertas no es el continente si no el contenido de la Mezuza, que es lo sagrado de este símbolo judío.

Inicio

Relación entre la Mezuza y el cordero de Pascua

Hay personas que establecen una relación entre lo que besan los judíos en las puertas y el pasaje del Éxodo en el que se narra cómo Dios pidió a los judíos que señalaran con la sangre del cordero de Pascua los dinteles y los postes de sus casas para estar protegidos. El rabino Punturello considera que “las mezuzot no tienen una relación directa con el episodio contenido en el libro de Éxodo” aunque “podemos pensar que existe un atractivo antropológico arcaico en la idea de “marcar”, la entrada de las casas como límite entre bendición y maldición, entre protección y defensa”.

Inicio

Bendición judía en la puerta

La Mezuza contiene la bendición judía del hogar y el recordatorio del vínculo que une a los creyentes del Judaísmo con su Dios. De hecho, en los pasajes del Deuteronomio que se escriben en la Mezuza se hace hincapié en estas palabras “las escribirás en los postes de casa y en tus puertas” (Deuteronomio 6,9). Estos versículos de los Mezuzot forman parte de “Shema Israel” (Escucha Israel) , “la base de la fe monoteísta”, en palabras del Rabino Pindarello. Los versículos contenidos en las Mezuzto, lo que besan los judíos en las puertas, son considerados una de las oraciones más frecuentes en el Judaísmo y deberían ser repetidos dos veces al día.

Inicio

Colocación de la Mezuza

La Mezuza se suelen colocar en el lateral derecho de la jamba de la puerta de entrada a la residencia, aunque también se puede ubicar en el montante de la puerta. La colocación de la Mezuza se realiza en el tercio superior de la puerta. Otra indicación importante a la hora de colocar la Mezuza es que no debe estar totalmente vertical, si no ligeramente inclinada, orientada hacia el interior del hogar.

Algunas fuentes señalan que lo ideal sería que todas las puertas de la casa, excepto las que conducen al baño, tuvieran su propia Mezuza. La Mezuza se tiene que colocar 30 días antes de entrar a vivir definitivamente en la residencia elegida. Cuando se procede a la colocación de la Mezuza se realiza una bendición: “Bendito seas, Eterno Dios nuestro, Rey del Universo, que nos santificaste con tus preceptos y nos ordenaste colocar una Mezuza”. Si se coloca más de una Mezuza en la casa basta con una sola bendición.

Inicio

Versículos de la Mezuza

La Mezuza lleva escritos varios versículos del Deuteronomio, uno de los cinco libros de la Torá, el compendio de Escrituras Sagradas del Judaísmo. En esos libros se encuentra el fundamento espiritual de muchos de los símbolos judíos y de muchas de sus tradiciones más importantes, como la circuncisión de los varones judíos, o Brit Milá (Génesis, capítulo 17), o el origen de la norma por la que las mujeres judías se tapan la cabeza. En el Levítico también se encuentra la máxima por la que los judíos no pueden comer carne de cerdo.

Para explicar con más detalle qué besan los judíos en las puertas hay que referirse al Deuteronomio, que recoge el código de leyes civiles y religiosas y tres discursos de Moisés, cuyos últimos días también se abordan en la narración. Los versículos del Deuteronomio que aparecen en la Mezuza son 6,4-9 y 11, 13-21. Los versículos de la Mezuza deben ser escritos por un Sofer, palabra que designa a los escribas encargados de reproducir los textos sagrados de la Torá en los diferentes símbolos judíos.

Los versículos 6,4-9 de la Mezuza dicen:

“Escucha, oh, Israel, el Señor es nuestro Dios, el Señor uno es.

Amará al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza.

Estás palabras que yo te mando hoy estarán sobre tu corazón. Las enseñarás diligentemente a tus hijos y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.

Las atarás como una señala a tu mano y serán por insignias entre tus ojos.

Las escribirás en los postres de tu casa y en tus puertas”.

En este pasaje del Deuteronomio repetido en las Mezuzot se hace alusión a otro de los símbolos judíos por antonomasia, el Tefilin, las dos tiras de cuero que se colocan sobre el brazo izquierdo y sobre la frente, que tienen dos cosas importantes en común con la Mezuza: por un lado, su papel de recordatorio del vínculo con Dios y, por otro, la necesidad de que los versículos de ambos símbolos judíos estén escritos por un escriba especializado, el Sofer. Siendo rigurosos, los versículos de la Mezuza deben cumplir una serie de requisitos muy específicos, relativos al material y elaboración del propio pergamino, la altura, distancia y tinta de las letras, etc. Los versículos del 6-9 conforman una de las oraciones más importantes para el pueblo judío. Esa oración se llama “Shema Israel” (que significa “Escucha Israel”) y que se considera, en palabras del rabino Punturello, la “base de la fe monoteísta”.

Los versículos de la Mezuza correspondientes con Deuteronomio 11, 13-21 instan a obedecer los mandamientos y amar y servir a Jehová para recibir sus bendiciones o prepararse para su furia en caso de honrar a dioses ajenos. “Pondréis éstas mis palabras en vuestro corazón y en vuestra alma y las ataréis como señal en vuestra mano y serán por frontales entre vuestros ojos. Y las escribirás en los postes de tu casa y en tus puertas”.

Inicio

Por qué se besa la Mezuza

La costumbre de besar la Mezuza al entrar o salir de casa es un recordatorio de la relación que los judíos tienen con Jehová, de su obligación de honrarle y de las bendiciones que le proporciona. Muchos judíos no besan la Mezuza directamente: pueden solamente tocarla con la mano o tocarla con los dedos y luego besar esos dedos.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.
Share.