Características del Panteón clásico

0

Hay que tener claro que las características del Panteón de Roma no son las del primer panteón, levantado entre los años 25 y 27 a.C. por orden de Agripa, mano derecha del emperador Augusto, sucesor de Julio César. Todo apunta a que las características del Panteón de Roma se deben al arquitecto Apolodoro de Damasco, que reconstruyó el edificio original en torno al año 120 d.C. después de que un incendio en el año 80 lo destruyera casi por completo. Apolodoro recibió el encargo del emperador Adriano. Su idea era la de honrar a los dioses de la mitología romana, un uso que entroncaba con el significado de panteón original, ya que en griego la palabra se forma a partir de otras dos: “pan”, todos, y “theos”, dioses. No obstante, los romanos aprovecharon el Panteón de Roma para reforzar la idea del carácter divino de los emperadores. Adriano, además, parece que utilizó el Panteón de Agripa para impartir justicia en varias ocasiones. Además, el Panteón de Agripa sirvió para homenajear a Pitágoras, cuyas proporciones se usaron para el diseño, en el que dicen que también se recurrió con frecuencia al uso del número 28, considerado perfecto por los arquitectos romanos. Otra de las características del Panteón clásico es su cúpula, la más grande del mundo clásico con 43,50 metros de diámetro, que sólo fue superada, 14 siglos más tarde por la de Santa María de la Flore, en Florencia (54,80 m.). El óculo central de la cúpula mide 9 metros de diámetro. Su construcción y el uso de la luz son otras dos de las principales características del Panteón clásico de Roma.

Características del Panteón de Roma

Cúpula del Panteón clásico

La primera de las características del Panteón de Roma, también conocido como Panteón de Agripa o Panteón clásico, es su cúpula, de un diámetro sin precedentes y con pocos, y más tardíos consecuentes: las cúpulas de San Pedro del Vaticano y de Santa María de Florencia, un poco más pequeña la primera (41,47 m.) y ligeramente más grande la segunda (45,4m.), se construyeron 14 siglos después y ambas se basaron en la del Panteón de Agripa en Roma. Para que la cúpula del Panteón de Agripa fuera lo más ligera posible (y pesa casi 50.000 toneladas) se construyó con una mezcla de piedra pómez y tufo y se levantó sobre muros de ladrillos y hormigón con ábsides interiores que repartieran su peso en distintos puntos del suelo.

Inicio

Óculo central del Panteón de Roma

El óculo es una de las características del Panteón clásico
El óculo es una de las características del Panteón clásico

Otra de las características del Panteón de Roma es el agujero central de su cúpula, un óculo de 9 metros de diámetro, única fuente de luz del interior. Aún se debate cuál fue la intención de los arquitectos del Panteón de Roma al incluir esta abertura. Desde un punto de vista arquitectónico parece indudable que la intención que hacer de la luz y del espacio los dos elementos principales del panteón. El estudio de Óscar Linares de la Torre ofrece un interesante análisis sobre el uso de la luz en el Panteón de Agripa teniendo en cuenta el resto de la construcción que no ha llegado hasta nosotros y la columna central de las construcciones micénicas primigenias, sustituida aquí por la luz solar. El óculo de la cúpula del Panteón de Agripa también pone de relieve la ausencia de clave central, otro reto arquitectónico más. Por supuesto, si la luz entra hasta el interior del Panteón de Roma, la lluvia también lo consigue y por eso las baldosas del centro -reconstruidas siguiendo el modelo original en el siglo XIX- están ligeramente inclinadas.

Inicio

Proporción Pitagórica y el número 28

Algunas fuentes señalan que la proporción Pitagórica y la consideración del número 28 como número perfecto en Roma son otras características del Panteón de Roma. Los adalides de estas curiosidades sostienen que Apolodoro de Damasco lo concibió como una maqueta a escala del Universo. Por eso, los cinco niveles de artesones del interior representan las cinco esferas concéntricas del sistema planetario antiguo y los 28 cuadrados concéntricos que originan simbolizan la perfección de ese número en la cultura romana, ya que es fruto de la suma de los divisores naturales a excepción de sí mismo.

Inicio

Pórtico original con el nombre de Agripa

El primer Panteón de Roma fue construido por Agripa entre los años 25 y 27 a.C. En el año 80 d.C. sufrió un incendio que casi lo destruyó por completo y en torno al año 120 fue reconstruido por orden del emperador Adriano. Lo curioso es que este emperador decidió mantener la inscripción en la que figuraba el nombre del primer impulsor del Panteón de Roma. De hecho, todavía hoy lo conocemos como Panteón de Agripa y no como Panteón de Adriano o de Apolodoro, aunque parece que fue este arquitecto sirio el que lo reconstruyó. Algunos expertos señalan que la decisión de Adriano se debió a su intención de no firmar las obras que encargaba. Esta característica del Panteón de Roma ha generado cierta confusión entre los estudiosos y los artistas de siglos posteriores, que tardaron en descubrir que el edificio que hoy conocemos no fue el original.

Inicio

Usos actuales del Panteón

Otras características del Panteón que merece la pena conocer son los usos a los que ha estado destinado a lo largo de los siglos y los que actualmente se hacen de él. En el año 608, el Panteón de Agripa fue consagrado como iglesia de Santa María y los Mártires, condición que mantiene actualmente y por la que se celebran misas y bodas. Al convertirlo en iglesia, muchos restos óseos de las catacumbas romanas fueron traslados a su interior. Allí están enterrados también el pintor renacentista Rafael Sanzio, de cuya muerte se celebra en 2020 el quinto centenario, y los reyes Víctor Manuel II y su esposa Margarita, considerados los primeros monarcas de la Italia unificada. Otro de los usos del Panteón de Agripa durante un tiempo fue el de albergar la sede de la Academia de los Virtuosos de Roma, una institución creada en el siglo XVI para promover el arte, especialmente sacro, todavía en funcionamiento. No obstante, el Panteón de Roma también es un lugar de interés cultural, abierto a las visitas. 

Inicio

Dónde está el Panteón clásico

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.