Juan Belmonte, matador de toros, de Manuel Chaves Nogales, en Libros del Asteroide, es una de las biografías más importantes del siglo XX.

Juan Belmonte, matador de toros, mano a mano con Manuel Chaves Nogales

Juan Belmonte, matador de toros, de Manuel Chaves Nogales es una de las biografías más importantes del siglo XX en España.

El periodista Manuel Chaves Nogales firma una biografía fascinante sobre su amigo, el torero Juan Belmonte.

Juan Belmonte fue, junto a Joselito, el protagonista de la edad de oro del toreo en España.

No hay que ser aficionado a los toros para disfrutar con ‘Juan Belmonte, matador de toros’, del periodista español Manuel Chaves Nogales (Libros del Asteoride). La biografía, que habla, sobre todo, del hombre y de su época, es una de las referencias literarias de una época, la de la España de principios del siglo XX y de los años 20, por la que se suceden los personajes costumbristas del barrio sevillano de TriaJuan Belmonte, matador de toros, de Manuel Chaves Nogales, en Libros del Asteroide, es una de las biografías más importantes del siglo XX.na, de las dehesas aledañas y del Madrid castizo hasta los referentes intelectuales de la Generación del 98, (Valle Inclán, Bergamín), de los que Belmonte fue amigo e inspirador.

El niño de la calle Ancha de la Feria desgranó sus recuerdos existenciales al periodista de Madrid y la primera edición de esas memorias se hizo, por entregas, en el semanario Estampa del 29 de junio al 14 de diciembre de 1935: 25 capítulos condensados en una edición deliciosa, de la que uno no se desprende hasta que la termina, con el sello de Libros del Asteroide, responsable también de la publicación de otros títulos de Chaves Nogales, como La agonía de Francia o A sangre y fuego.

A quien lo lea, saltándose prejuicios y correcciones políticas, ‘Juan Belmonte, matador de toros’ no les decepcionará.

El éxito, la atracción, el carisma de Juan Belmonte, matador de toros, no habrían sido los mismos de faltar uno de sus dos artífices: Nogales y Belmonte. El primero es un referente del periodismo y de la Literatura españoles por su capacidad para encontrar y narrar buenas historias y por su concepción, todavía hoy moderna, de ejercer una profesión injustamente denostada. El segundo, el torero vanguardista, rompió todos los moldes relacionados con su profesión, la revolucionó llevando al ruedo la esencia del campo, adonde llegaba, cansado y hambriento, con su cuadrilla de chavales, para ejercitarse de noche, con la camisa como capote, desnudos todos a la luz de la luna. Intelectualmente inquieto, ávido de mundo, complejo y paradójico, Belmonte, para los aficionados a los toros, protagonizó la edad de oro del toreo español junto a su rival, y sin embargo amigo, Joselito, al que también se dedican bastantes páginas de las memorias ‘Juan Belmonte, matador de toros’. Para los profanos, su figura se revela como la de un hombre polifacético, hecho a sí mismo, leal y sensible, algo misteriosos (como lo somos todos, en definitiva, incluso para nosotros mismos) capaz de crecerse ante la adversidad, de equivocarse, reconocerlo y enmendar el error. Un hombre que resume lo peor y lo mejor de una generación, de un momento histórico, apenas ya reconocible en la España del siglo XXI pero que no deberíamos olvidar del todo.

Íntimas e inteligentes, las confesiones de Belmonte en ‘Juan Belmonte, matador de toros’, aderezadas por la hilazón de Chaves Nogales (tiembla, Tom Wolfe, con esta avanzadilla del Nuevo Periodismo) son un relato más que recomendable, imprescindible, para quienes disfrutan con la mejor Literatura, para quienes no tienen prejuicios al enfrentarse a un título en principio ajeno a sus gustos o intereses. Quizá no haga falta insistir más. Quizá sólo con esto, quienes lo vayan a leer, saltándose la actual corrección política, ya estén buscándolo y quienes no lo vayan a hacer, por pereza o incredulidad, por oposición frontal al toreo y a los toreros, no vayan a dejarse convencer de ninguna manera. A los primeros, ‘Juan Belmonte, matador de toros’ seguro que no les decepciona.

Qué: ‘Juan Belmonte, matador de toros’, de Manuel Chaves Nogales.

Quién: Libros del Asteoide.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículo anterior
Vino tinto en una copa

Cómo ser enólogo en España

Siguiente artículo
Uno de los carteles que señalan las rutas de Perseguidos y salvados en el Pirineo de Lérida

Perseguidos y salvados: caminos de libertad en el Pirineo de Lérida

Artículos relacionados