Sostiene Pereira y la lucha por la libertad

0

Antonio Tabucchi habla de dictaduras, censura, miedo y libertad en “Sostiene Pereira”, una novela ambientada en el Portugal de Salazar en la que un periodista llamado Pereira va abandonando su zona de confort y cuestionando la realidad social, política, cultural y humana en un año, 1938, marcado por la dictadura lusa y la Guerra Civil española. “Sostiene Pereira” es una novela sobre libertad y Literatura, sobre resoluciones y compromisos personales frente a los yugos sociales.

Su historia, inspirada en un periodista real que jugó una mala pasada a la censura lusa, es, aparentemente, la de un hombre gris, viudo, gordo y cansado; un hombre que no cree en la resurrección de la carne, que deja pasar los días de un verano asfixiante entre una diminuta y anodina redacción cultural, su bistró preferido y su piso. Pero la historia que realmente hace grande la obra de Tabucchi es la de un ser humano que, a pesar de que lo tiene todo en contra, se despierta y planta cara a una realidad, la suya personal pero también la de su país, con la que no está de acuerdo. Se pone a dieta con el mismo esfuerzo con el que admite que los artículos impublicables de un colaborador al que “contrata” por azares del destino, un joven activista llamado Monteiro Rossi, están cargados de aciertos. Son textos sobre literatos europeos inadmisibles para la censura del momento, a través de los cuales se dibujan las ideologías enfrentadas en esas décadas conflictivas: desde el pro militarismo de autores como Marinetti, vigente entonces en Portugal o Italia, hasta el pacifismo afrancesado simbolizado por autores como Bernanos, angustiado por la división del ser humano entre Dios y el diablo.

La aparición del Doctor Cardoso –uno de los muchos personajes secundarios maravillosos de “Sostiene Pereira” que hacen los coros imprescindibles a Pereira y Monteiro Rossi- y su teoría de la confederación de las almas facilita, de alguna manera, la metamorfosis de Pereira -con el que Antonio Tabucchi también rinde un homenaje a los judíos perseguidos en la Europa de los años 30 y 40- y su particular reflexión sobre la vida, la muerte, lo que se hace y lo que se debe hacer. La importancia del Arte como consuelo ante el dolor de la vida es uno de los argumentos de Tabucchi que más me recuerda La ridícula idea de no volver a verte de Rosa Montero. Pausada y llena de ambientes evocadores (en línea, y no sabríamos decir por qué, con la película “Muerte en Venecia“) en los que el lector se sumerge con sorpresa primero y después con plena voluntad, asfixiante y liberadora a partes iguales, “Sostiene Pereira” es un imprescindible de la Literatura de los años 90 del siglo pasado, sobre todo para los amantes de Portugal (y en eso nos recuerda a Como la sombra que se va, de Antonio Muñoz Molina), de la libertad de pensamiento y del abandono de las zonas de confort, antes, incluso, de que esa expresión nos llenara a todos la boca. Por cierto que hay adaptación cinematográfica de “Sostiene Pereira”, con Marcello Mastroiani como Pereira y música de Ennio Morricone.

Qué: Sostiene Pereira, de Antonio Tabbuchi.

Quién: Anagrama.

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.