Por qué no comen cerdo los judíos

0

La explicación de por qué los judíos no comen cerdo es, a priori, bastante parecida a por qué los musulmanes no comen cerdo: lo prohíben sus Sagradas Escrituras. Pero hay evidencias arqueológicas que señalan que en la Antigüedad se criaron y consumieron cerdos en determinadas zonas de Mesopotamia, así que habría que averiguar qué sucedió para que esa práctica desapareciera y, además, quedara prohibida incluso por las religiones. Para explicar por qué no comen cerdo los judíos hay que referirse al Levítico, donde se veta el consumo de animales terrestres que no rumian. algo que el cerdo no hace. Para algunos antropólogos el argumento religioso de por qué no comen cerdo los judíos llegó después de una serie de cambios sociales y ambientales que dejaron de hacer provechosa la cría de estos animales. La prohibición supuestamente divina del consumo de cerdo entre los judíos sancionó sin dar lugar a la crítica una tendencia que había dejado de ser productiva y eficiente.

Por qué los judíos no comen cerdo

La religión para explicar por qué los judíos no comen cerdo

El Levítico es uno de los libros del Antiguo Testamento, el Libro Sagrado de los judíos. En él se autoriza a comer animales “de casco partido y pezuñas hundidas que rumien” y se prohíbe el consumo de los animales terrestres que no rumian. El cerdo no es rumiante ni tiene pezuña o casco partido, así que queda excluido de la lista de productos de la dieta khoser.

En otro de los libros sagrados del Judaísmo, el Deuteronomio, se puede encontrar el punto de partida de las Mezuzot, lo que besan los judíos en las puertas de sus casas.

Inicio

Por qué no comen cerdo los judíos según el materialismo histórico

Pero si la Arqueología ha encontrado evidencias que los cerdos sí se criaron y consumieron en Mesopotamia, ¿por qué las Sagradas Escrituras terminaron prohibiendo que los judíos coman cerdo?

En su libro “Bueno para comer” el antropólogo Marvin Harris argumenta varias razones por las que criar y comer cerdos dejó de ser rentable en Oriente Próximo. La religión sólo se usó para evitar cualquier controversia o sombra de duda al respecto.

La primera razón por la que criar y comer cerdos dejó de ser interesante para las primitivas comunidades mesopotámicas es que la población empezó a crecer lo suficiente como para necesitar alimentos que hasta entonces se destinaban a criar cerdos (trigo, maíz, etc). Y los cerdos no ganan peso si sólo comen hierba o paja, a diferencia de ovejas o vacas.

Otro motivo que contribuyó a que hoy los judíos no coman cerdo es que los animales que servían para trabajar en el campo o los que proporcionaban más de un producto básico (cuero, leche) de manera perdurable fueran más interesantes de mantener. Además, esos animales solían ser los que no hacían competencia a los seres humanos a la hora de consumir el trigo, el maíz, etc, y contribuían a aumentar la productividad de las explotaciones agrícolas.

Los cambios en el clima y en el paisaje también contribuyen a entender por qué no comen cerdos los judíos hoy. La deforestación fue aumentando a medida que se desarrollaba la agricultura y los cerdos no son animales especialmente preparados para aguantar muchas horas de sol y de altas temperaturas sin zonas de sombra o agua fresca en abundancia. La ausencia de condiciones ambientales idóneas también dificultó que el cerdo fuera un animal popular entre las comunidades nómadas previas a las sedentarias que surgieron a partir del Neolítico.

Pero si alguien todavía sentía la tentación de criar y comer cerdo, la sanción divina las disipó por completo. “La religión gana fuerza cuando ayuda a las gentes a adoptar decisiones que concuerdan con prácticas útiles preexistentes pero que no son tan absolutamente evidentes como para excluir cualquier clase de dudas y tentaciones”, razona Marvin Harris.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.