Mejores curiosidades del Acueducto de Segovia

0

La historia del Acueducto de Segovia (Patrimonio de la Humanidad desde 1.985) es muy interesante y todavía se renueva con descubrimientos o con acciones como la última restauración de la Virgen del Acueducto de Segovia. Una de las mayores curiosidades del Acueducto de Segovia es que comienza en el Azud del Río Frío, uno de los sitios que merece la pena incluir entre los sitios que ver en Segovia, y recorre más de 15 kilómetros de distancia. Cualquier resumen de la historia del Acueducto de Segovia tiene que destacar que fue un gran logro de la ingeniería romana, que no lo diseñó como un monumento, ya que la idea de quien construyó el Acueducto de Segovia era llevar agua a la ciudad. Por eso, aunque te deslumbre el número de arcos del Acueducto de Segovia (167), no te olvides de que lo importante es la canalización que no se ve. Los últimos estudios sobre quién construyó el Acueducto de Segovia señalan a tres emperadores como impulsores: Trajano, Adriano y Antonio Pío. Además, parece que el año de construcción del Acueducto de Segovia estuvo más cerca del siglo II d.C. que del siglo I, como inicialmente se pensó. Otras curiosidades del Acueducto de Segovia tienen que ver con su número de pilares (120) y sus más de 28 metros de altura en el punto más extremo.

Curiosidades del Acueducto de Segovia

Para entender por qué el Acueducto de Segovia es importante en cualquier viaje por la ingeniería romana de España, hemos resumido las mejores curiosidades del Acueducto de Segovia: por qué fue una gran obra civil, quiénes lo construyeron, dónde empieza, cuál es su longitud y otras curiosidades de sus medidas.

Por qué el Acueducto de Segovia es importante

El Acueducto de Segovia es una de las mejores muestras de la ingeniería romana en la Península Ibérica tanto por la extensión que recorre y las dificultades técnicas que desafía como por el largo tiempo que ha estado en funcionamiento y el buen estado al que ha llegado hasta nuestros días, pese a las sucesivas amenazas a las que ha estado expuesto, desde el deterioro de la piedra de sus sillares hasta el efecto de la contaminación del tráfico rodado que por debajo suyo empezó a circular. Además, su cercanía a Madrid -reducida al máximo gracias al AVE- hace que el Acueducto de Segovia sea uno de los grandes monumentos del Imperio Romano que se pueden visitar desde la capital de España. Pero el Acueducto de Segovia ha sido siempre importante para Segovia. De hecho, fue adoptado como símbolo por una de sus organizaciones más históricas, la Comunidad Ciudad y Tierra de Segovia, una institución medieval todavía en funcionamiento. La imagen del Acueducto de Segovia la podrás encontrar en muchas localidades pertenecientes a sus Sexmos, como Zarzalejos o Navalagamella, hoy en territorio de la Comunidad de Madrid.

Inicio

Cuándo se construyó el Acueducto de Segovia

Empecemos por el principio de la historia del Acueducto de Segovia. Hasta hace poco, a la pregunta de cuándo se construyó el Acueducto de Segovia se respondía diciendo que lo más probable es que pudiera datarse en el siglo I d.C, entre el periodo final del gobierno de Trajano y el principio del mandato de Adriano. Pero en 2016 se publicó un informe que revisaba cuándo se construyó el Acueducto de Segovia, situándolo más hacia el siglo II d.C. Para reconsiderar el origen de la historia del Acueducto de Segovia se tuvieron en cuenta los restos cerámicos encontrados en las fosas de sus pilares y, sobre todo, un sestercio de Trajano que debió ser acuñado entre los años 112 y 116 y por el que se deduce que las obras debieron comenzar antes.

Inicio

Quién construyó el Acueducto de Segovia

Entre las muchas curiosidades del Acueducto de Segovia destaca la de quién lo construyó. Teniendo en cuenta cuándo se construyó el Acueducto de Segovia, lo más posible es que haya que considerar tres nombres, directa o indirectamente relacionados: el emperador Trajano, durante cuyo mandato comenzó un periodo de esplendor cultural y económico que se mantuvo durante la etapa del emperador Adriano y que incluso alcanzó la de Antonio Pío (138-161 d.C.). Estos años fueron también prósperos para la entonces ciudad de Segouia y el resto de provincias romanas de Hispania, lo que debió facilitar el remate final del Acueducto de Segovia y su funcionamiento.

Inicio

Dónde nace el Acueducto de Segovia

La ruta hasta el azud del acueducto de Segovia está debidamente señalizada y es muy fácil de recorrer
La ruta hasta el azud del acueducto de Segovia está debidamente señalizada y es muy fácil de recorrer

Aunque la altura y cantidad de los arcos del Acueducto de Segovia nublan el entendimiento, no hay que perder de vista que lo más importante era el canal por el que el agua circulaba, desde el Azud del Río Frío hasta las arquetas de distribución en el casco urbano de Segovia. Algunas de las mejores curiosidades del Acueducto de Segovia se encuentran, precisamente, en su tramo extraurbano, hoy conocido como el paraje de La Acebeda, a 15,5 Km.  del centro de Segovia. Si de verdad te interesan las curiosidades del Acueducto de Segovia deberías conducir hasta Revenga (por esta razón incluido en esta lista de pueblos bonitos de Segovia) y, allí, recorrer el sendero que conduce hasta donde empieza el Acueducto de Segovia. La ruta senderista que conduce hasta el nacimiento del Acueducto de Segovia está bien señalizada y no presenta demasiada dificultad. Sólo así podrás conocer el sistema de retención, canalización y filtrado de las aguas del Río Frío y valorar el increíble trabajo de ingeniería que realizaron para salvar el desnivel de la montaña.

Inicio

Función del Acueducto de Segovia

Después de saber cuándo se construyó el Acueducto de Segovia y quién construyó el Acueducto de Segovia, otra de las grandes curiosidades del Acueducto de Segovia tiene que ver con su función. La misión de esta obra de ingeniería romana no era otra que transportar el agua potable desde la Sierra de Guadarrama para el suministro diario de sus vecinos. Ahora nos parece algo sencillo y lógico pero el control de la conducción del agua fue un gran salto para la Humanidad porque dio libertad sobre dónde quería uno fundar una ciudad o cuán grande podía llegar a ser. Por esta función específica y vital, el Acueducto de Segovia no fue nunca un monumento, sino una obra de ingeniería. Y por eso mismo, su principal razón de ser nunca fueron las líneas de arcos que hoy tanto admiramos, sino el canal que discurre por su parte superior, a través del cual el agua llegaba a Segovia.

Inicio

Cuántos arcos tiene el Acueducto de Segovia

Aunque el número de arcos no es la única de las curiosidades del Acueducto de Segovia que merece la pena conocer, merece la pena tenerlo en cuenta para dimensionar su importancia y singularidad. El Acueducto de Segovia tiene 167 arcos, 75 de ellos sencillos hasta la Plaza de Díaz Sanz, 88 arcos dobles a partir de ahí y otros 4 sencillos. Otra de las curiosidades del Acueducto de Segovia es que tiene 120 pilares. Los arcos y los pilares del Acueducto de Segovia fueron diseñados para salvar los desniveles del terreno y dirigir correctamente el canal de agua de su parte superior. ¡Por cierto! Cuando admires los arcos del Acueducto de Segovia, piensa en los etruscos, quienes legaron este elemento arquitectónico a los romanos.

Inicio

Longitud y altura del Acueducto de Segovia

No cabe duda de que entre las curiosidades del Acueducto de Segovia que más llaman la atención siempre destacan la longitud y la altura de esta obra de ingeniería civil. El Acueducto de Segovia mide 15,5 kilómetros de distancia y su parte más alta mide 28,29 metros de altura.

Inicio

Cómo está hecho el Acueducto de Segovia

Los sillares del Acueducto de Segovia son de piedra de granito de la Sierra de Guadarrama y no están unidos por argamasa.

Inicio

Historia del Acueducto de Segovia

La hornacina con la Virgen del Carmen preside el punto más alto del Acueducto de Segovia
La hornacina con la Virgen del Carmen preside el punto más alto del Acueducto de Segovia

Pero además de saber quién construyó el Acueducto de Segovia merece la pena tener en cuenta quién se ha encargado de las restauraciones importantes a lo largo de su historia. Parece que la primera restauración importante en la historia del Acueducto de Segovia tuvo lugar en el siglo XV. Al frente de ella estuvo Pedro Mesa, por entonces prior del Monasterio de Santa María del Parral de Segovia. La segunda restaurante importante en la historia del Acueducto de Segovia se desarrolló entre los años 1.992 y 1.999 y estuvo a cargo del arquitecto Francisco Jurado. Otra de las curiosidades del Acueducto de Segovia es que en el siglo XVI se colocaron imágenes de la Virgen del Consuelo y de San Sebastián en las hornacinas de los tres arcos de mayor altura del Acueducto de Segovia. En una de ellas fue donde los romanos habían colocado la figura de Hércules Egipcio, legendario fundador de la ciudad.

Aunque ya lo hemos apuntado, merece la pena detenerse en uno de los últimos episodios de conservación de la historia del Acueducto de Segovia: la restauración de la Virgen del Consuelo. Para llevarla a cabo han tenido que bajarla del arco del Acueducto de Segovia, con unos andamios de 24 metros de altura que sólo pueden apoyarse en el Acueducto de Segovia gracias a la aplicación de una espuma de alta densidad que evita posibles daños en las piedras del Acueducto de Segovia. Desde junio de 2019, la Virgen del Acueducto que se ve es una réplica de la Virgen del Consuelo original, realizada con resinas y polvo de mármol blanco, de unos 50 kilos de peso. Cuando la Virgen del Acueducto de Segovia original sea restaurada se exhibirá en la Real Casa de la Moneda de Segovia. Aunque el cierre al tráfico rodado fue una medida fundamental en la conservación del Acueducto de Segovia, a día de hoy, los arquitectos todavía alertan de su deterioro por el impacto de la contaminación.

Inicio

Dónde está el Acueducto de Segovia

En este mapa verás la distancia que separa los dos puntos estratégicos en la historia del Acueducto de Segovia: su punto más alto, en la Plaza del Azoguejo, el lugar más conocido por los visitantes que quieren conocer las curiosidades del Acueducto de Segovia, y el Azud del Río Frío, donde nace el Acueducto de Segovia.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.