Arte románico en España

0

El románico suscita un gran interés entre los amantes del Arte y los viajeros curiosos. El arte románico en España destaca por la variedad y originalidad de sus manifestaciones y por el buen estado de conservación de muchas de ellas. La supervivencia de muchas de las iglesias románicas en España, así como de otros ejemplos de arte románico, se deben, casi siempre, a la falta de fondos crónica para sustituir las construcciones de este estilo por otras más modernas. Es el caso, por ejemplo, de las iglesias románicas del Valle de Boí, en Lérida, donde se pueden ubicar las primeras iglesias románicas de España. También hay que destacar los nombres de Sancho Garcés III de Navarra y de Fernando I y Sancha, su esposa, como pioneros en el impulso del románico en España. Las características del arte románico son resultado y respuesta, al mismo tiempo, a la gran inquietud de la época: el fin del mundo, que se vaticinaba para el siglo X. Un entorno social caótico y la creencia de que todo terminaría en un momento concreto impulsó la preocupación por la salvación del alma, lo que motivó un aumento de las peregrinaciones, de las misas y de las manifestaciones piadosas. El arte románico en España y en el resto de Europa respondió con la creación de nuevos elementos arquitectónicos, como la bóveda de cañón, que permitía cubrir espacios más grandes y la adición de más capillas y altares en las iglesias, entre otros. La escultura se convierte en la principal manifestación del arte decorativo en el románico y la pintura se desarrollo a partir de colores puros, trazos gruesos y figuras hieráticas, “errores” conscientes y buscados por los artistas. Muchas de estas características del arte románico se pueden encontrar en las diferentes rutas culturales que se pueden recorrer en España, desde Cataluña a Palencia, donde están algunas de las iglesias del románico de España más importantes, pasando por Navarra, Aragón y Galicia.

Románico en España

Resumimos las características del Románico en España y sus lugares de interés, entre los que destaca la ruta del Románico palentino, una de las más interesantes.

Características del arte románico

Antes de empezar a recorrer los lugares de interés del arte románico en España merece la pena destacar las principales características del arte románico y concretar cuándo empezó y qué es. Muchos expertos consideran que el arte románico es el primer estilo internacional de la Edad Media. Comenzó a desarrollarse en el siglo X (d.C.) y alcanzó su apogeo en el siglo XII. Jaime Cobreros, especialista en arte románico y autor, entre otros títulos, de la guía “Los mejores destinos del románico en España” (Anaya Touring), habla, incluso, de una “civilización del hombre del románico, que caracteriza la que más tarde se conocerá como civilización europea”.

Aunque cabe distinguir distintas manifestaciones del arte románico en Europa, también se pueden definir algunas características del arte románico comunes a todo el Viejo continente:

  • Aumentan el número de capillas y altares porque crece el número de santos a quienes rendir culto y aumenta el número de misas diarias. Por ejemplo, surge la girola para conectar las capillas de forma radial.
  • Los arquitectos del arte románico descubren cómo cubrir grandes espacios con la bóveda de cañón, a raíz de lo cual surgen otros elementos como los arcos fajones, los arcos formeros, el arco de medio punto o los muros de sillería.
  • La escultura se convierte en el arte decorativo más representativo del arte románico, con una función de lenguaje activo, de ilustrar una época.
  • La pintura del arte románico también es importante y se distingue por su trazo grueso, el color puro, la ausencia de luces y sombras o de profundidad, las figuras frontales y sin ruptura del primer plano y la preparación del muro al fresco.

Las representaciones legendarias que tanto definen las características del arte románico son hijas de las evocaciones del Fin del Mundo que tanto marcaron el siglo X pero también de las fantasías orientales que llegan con los cruzados.

  • El estilo del arte románico, marcado por el hieratismo de las figuras, las perspectivas extrañas o la falta de volumen son “errores conscientes” de quienes trascendían la belleza formal en busca de una nueva espiritualidad.

Esa estética ha hecho que el arte románico haya atraído a otros movimientos posteriores; resulta atractivo porque, de nuevo en palabras de Cobreros, “sitúa el hombre moderno frente a un orden de cosas distinto, intuido pero desconocido”.

Inicio

Influencias del arte románico

Las características del arte románico respondían a unas circunstancias sociales excepcionales que partían de la idea de que el mundo terminaría en el siglo X. La gente se volcó en todo tipo de actividades relativas a la salvación del alma, lo que aumentó el número de peregrinaciones y la necesidad de contar con más iglesias y que éstas tuvieran más espacio y más capillas para dar cabida a más fieles y a más ceremonia. Además, otro aspecto que influyó decisivamente en las características del arte románico fue la renovación de muchas órdenes religiosas y la aparición de algunas nuevas.

El Apocalipsis truncado del siglo X

El ambiente de la Europea medieval estaba marcado por la creencia de que el mundo acabaría en el año 1.000; las invasiones musulmanas y normandas favorecían esa visión fatalista que, al no confirmarse, dio pie a un sentimiento colectivo de agradecimiento a Dios, que se tradujo en peregrinaciones masivas a monasterios y ciudades santas, como Roma, Jerusalén o Santiago de Compostela, además de a actos de fe colectivos de toda índole. Es por ello que el Camino de Santiago se convirtió en el espinazo de Europa. Cobreros apunta que el hecho de que no se produjera la segunda venida de Cristo en el año 1.000 cambió la concepción del tiempo y del sentido de la vida para los cristianos.

Inicio

Importancia de las peregrinaciones

Otra de las claves el arte románico en España y en el resto de Europa es que los monasterios también se convirtieron en destino de peregrinaciones porque albergaban muchas reliquias, a las que se veneraba con intensidad. La afluencia de gente generó un interesante negocio que ni los monjes ni los comerciantes quisieron desaprovechar, así que el número de lugares de culto por esas rutas de fe fue en aumento, lo que, a su vez, incrementó el número de peregrinos.

Camino de Santiago en España

Teniendo en cuenta las dos características del románico ya citadas, cabe añadir que uno de los mejores ejemplos de su materialización la encontramos en el Camino de Santiago, fundamental para el desarrollo del arte románico en España, aunque algunos expertos señalan que la relación ha acabado siendo excesivamente mitificada. Pese a ello, hay casos concretos del arte románico en España en los que no cabe duda de que el Camino de Santiago fue muy importante. Un ejemplo lo encontramos en la Colegiata de San Isidoro de León, uno de los ejemplos de arquitectura románica en España más interesante por los frescos del Panteón Real, popularmente conocido como “la Capilla Sixtina del Románico”. Entre esos frescos destaca destaca el Calendario Agrícola de San Isidoro de León, uno de los mejor conservados del mundo.

Inicio

Revolución eclesiástica

El arte románico deriva de una doble revolución eclesiástica: por un lado, Gregorio VII inicia un cambio pretende llevar a la Cristiandad a su momento originario. “De ahí el término Románico, que no es más que un término artificial que se dio en el siglo 19 pero que funciona muy bien porque es un arte, o una arquitectura, muy vinculado al mundo romano. Pero no al de la antigüedad si no al mundo romano de la Alta Edad Media”, explica Francisco José Moreno Martín, profesor de Arte en la Universidad Complutense de Madrid, y Doctor en Historia del Arte. La SEGUNDA revolución que impulsa el desarrollo del románico es monástica y se vincula con Orden de Cluny, “que decide reordenar las estructuras monásticas de toda la Europa occidental”, incluida su arquitectura.

Inicio

Iglesias y fortalezas, símbolos de clase

Los nobles, como el clero, deciden invertir en la construcción de sus símbolos de poder. Si la Iglesia empieza a construir catedrales (porque las ciudades comienzan a ser importantes núcleos de poder), la nobleza apuesta por castillos, que imponen y sirven para algo que todavía era fundamental: defenderse del enemigo. El arquitecto Oskar Beyer definió las iglesias románicas como los “castillos de Dios”.

Inicio

Arte románico en España

El románico en España reúne una serie de características únicas porque única era la situación de la región –que no del país- en los siglos X y XI. Además, al disfrutar del arte románico en España hay que recordar la figura de Sancho Garcés III el Mayor, rey de Pamplona, impulsor de las primeras manifestaciones de arte románico y padre de otro de sus padrinos en León, Fernando I que, junto a su mujer Sancha, hicieron posible, entre otras obras de arte románico, el primer crucificado del románico español. Otro de los secretos de la Colegiata de San Isidoro de León es el trabajo escultórico de su portada más antigua, referente del arte románico en España. Pero al hablar de las características del arte románico en España no hay que olvidar otros factores:

  • La guerra contra el Islam estaba en pleno apogeo pero la influencia cultural también fue una constante
  • Las peregrinaciones a Santiago de Compostela abrieron un canal de influencias culturales apabullante. Las influencias francesa y lombarda fueron bastante importantes, tanto en Castilla (Santo Domingo en Soria) como en Cataluña. De hecho, se puede decir que la línea de penetración del arte románico en España fue de Este a Oeste

Las primeras construcciones románicas en España se pueden ubicar en Cataluña: San Pedro de Roda (consagrada en el 1022); San Martín de Canigó (1027), etc. Diez años después ya hay construcciones románicas en Aragón y Navarra. En los años 60 de ese siglo XI proliferan en Castilla y León (San Martín de Frómista, 1067). La Catedral de Santiago de Compostela se inició en 1075. El siglo XII fue el siglo del románico en España.

Arquitectura románica en España

Algunos de los mejores ejemplos de la arquitectura románica en España los podemos encontrar en Palencia, Cataluña, Galicia y León. Ya hemos mencionado la Colegiata de San Isidoro de León como una de las iglesias románicas más singulares debido, sobre todo, a los frescos del Panteón Real. Pero otras iglesias románicas en España se distinguen por la originalidad de su arquitectura; es el caso de las iglesias románicas de Galicia. Allí, los mejores ejemplos de iglesias románicas los podemos encontrar en la Ribeira Sacra, muy vinculadas, por cierto, a la cultura del vino. Otros ejemplos de arquitectura románica de España han conseguido la declaración de Patrimonio de la Humanidad, como las iglesias románicas del Valle de Boí, en Lérida.

Inicio

Románico en León

Uno de los mejores ejemplos del arte románico en España lo encontramos en la Colegiata de San Isidoro de León, en la ciudad de León. Este lugar, muy vinculado al Camino de Santiago, es importante por muchos otros motivos y curiosidades pero aquí lo traemos a colación porque reúne en un solo lugar algunas de las principales características del arte románico de España, tanto a nivel arquitectónico como pictórico y escultórico.

Inicio

Románico en Cataluña

El arte románico en España también tiene excelentes representaciones en el Lleida, donde el románico del Valle de Boí ha sido considerado Patrimonio de la Humanidad.

Taull no sólo es representativo de la arquitectura románica en España. Sus descendimientos en madera son otra obra maestra de la escultura en el ámbito del arte románico en España. El arte románico en Cataluña es también referente en lo que a pintura se refiere, por la complejidad de la técnica y la evolución constante del estilo.

Inicio

Románico en Aragón

La muestra más importante del románico en Aragón la encontramos en la Catedral de Jaca, que influyó mucho en otras obras del Camino de Santiago, que incorporan elementos como el “taqueado jaqués”. El Maestro de Jaca también intervino en la Catedral de Santiago de Compostela.

Otras muestras importantes del románico en Aragón son la iglesia y el castillo de Loarre y el Monasterio de San Juan de la Peña.

Inicio

Románico en Palencia

Sólo en Palencia hay catalogados más de 600 iglesias románicas. El Camino de Santiago y la ubicación del primer priorato cluniacense de la Península Ibérica (San Isidoro de Dueñas) determinan la importancia del arte románico en Palencia.

 Francisco José Moreno Martín, profesor de Arte en la Universidad Complutense de Madrid y Doctor en Historia del Arte, considera que al hablar de Románico Palentino “estamos hablando de un lugar de frontera entre los reinos de Castilla y León que, puntualmente están unidos, a finales del siglo XI y desde luego todo el siglo XII caminan unidos una ruta de un par de días, no me perdería San Martín de Frómista con esa visión, además, crítica, sabiendo que parte de ella fue restaurada”.

Para disfrutar del románico en Palencia el profesor Moreno Martín recomienda no perderse Villalcazar de Sirga, porque “aunque probablemente no lo encontréis en las guías del románico, su contemplación es absolutamente inexcusable”; el Monasterio de San Zoilo, la iglesia de Santa María y la iglesia de Santiago.

En Aguilar de Campoo, las referencias del románico en Palencia son el Monasterio de Santa María la Real, sede de la Fundación Santa María la Real; Santa Cecilia y, 10 kilómetros al Norte de Carrión de los Condes, San Salvador de Fuentes, “probablemente uno de los menos valorados pero tal vez de los más importantes”. También forma parte del románico de Palencia la iglesia de San Juan de Baños, en Baños del Cerrato.

Inicio

Dónde está el mejor Románico palentino

Inicio

Románico en Galicia

El arte románico en España también cuenta con un interesante patrimonio en la Ribeira Sacra, donde puedes seguir dos rutas, la de los monasterios o la del románico.

Por supuesto, el románico en Galicia incluye la Catedral de Santiago de Compostela, el culmen del arte románico en España. Las obras se iniciaron en el año 1075 por orden del obispo de Santiago, Diego Peláez, y acabaron –con dos interrupciones mediante- 30 años más tarde. Parece que los primeros maestros constructores pudieron proceder de Normandía. La unidad global se pudo mantener porque los sucesivos maestros respetaron los planos originales. Las tres características que hacen única a la Catedral Compostela en el arte románico en España son la capacidad de crear espacios para la circulación de masas, su capacidad de sinterizar lo mejor del prerrománico y la aportación de interesantes innovaciones (medidas, altura, relación entre las partes y su iluminación). Pero hay muchas otras curiosidades en la Catedral de Santiago de Compostela.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.