Robert Capa:el mito, la mujer, el fotoperiodismo

0

En 2010 se cumplió el centenario del nacimiento de una mujer valiente, arriesgada, apasionado, con talento, sentido del humor, encanto, ingenio y carisma… Se llamaba Gerta Pohorylle. Pero también Gerda Taro. Era judía. Fue fotógrafa y compartió carretera, disparador, manta y aventuras con un hombre al que aupó a lo más alto: Andre Frieman… ¿No les dice nada? A lo mejor si lo rebautizamos como Robert Capa, la cosa cambia…

ESPERANDO-ROBERT-CAPA-SUSANA-FORTES¿Y qué hacemos ahora hablando de una mujer desconocida cuyo centenario, además, se celebró el año pasado? Tres cosas:

1. Refrescar un título literario imprescindible –Esperando a Robert Capa de Susana Fortes.

2. Tirarle una foto a una mujer que se enamoró de España muy a su pesar…

3. Y… Recordar que la Fundación Henri Cartier- Bresson premió a la primera mujer, Vanessa Winship, en 2011 (no está mal pero ya tardaban…).

Tres por uno, mejor que en las rebajas (que, por cierto, comienzan hoy!).

Años 30, clik, Europa, clik, una extranjera empeñada en ver el mundo a través de un objetivo, clik; una profesión de hombres (como todas, entonces); clik.

Es la historia de una pasión, de dos talentos, de cuatro pares de ojos y dos pares de manos; de una chica pequeña que huía hacia delante, en alpargatas y mono de miliciano, y de un chico, tímido y flaco, que supo ponerse detrás de un nombre inventado.

La necesidad de crear, de inventar, de acuñar un nuevo lenguaje: el que resume la vida en tarjetas de color, el que paraliza las acciones y nos permite recordarlas una y otra vez (más antes, para los de la generación de papel; en mejor resolución ahora, con el sistema digital); el que congela un gesto, un lugar, un momento, una mirada, una pasión; el que se presta a tantas interpretaciones como miradas tenga… El de la fotografía. Un arte sí, pero también una manera de encarar el mundo, hasta el de preguerra y el de guerra…

Esperando a Robert Capa es la historia de Gerda Taro, de las primeras agencias (Magnum, fundada, entre otros, por Henri Cartier Bresson), de las primeras leyendas, de la Guerra Civil española (dentro de nada hará 75 años) y de una Europa convulsa.

Es la historia de una pasión, de dos talentos, de cuatro pares de ojos y dos pares de manos; de una chica pequeña que huía hacia delante, en alpargatas y mono de miliciano, y de un chico, tímido y flaco, que supo ponerse detrás de un nombre inventado y crecer como reportero gráfico a partir del empujón que le dio el amor de su vida.

Tan increíble es la propia historia como la manera de contarlo. Porque Susana Fortes ha hilvanado una novela fotogénica -cada página, una instantánea- en la que también hay sitio para reflexionar sobre el periodismo y sus consecuencias, sobre su utilización y los condicionamientos que impone enfocar desde aquí o desde allí.

Conmovedora; bella; tierna; dura; creíble; imprescindible…

 

Qué: Esperando a Robert Capa, de Susana Fortes

Quién: Planeta

 

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.