Mar Menor,la laguna salada más grande de Europa

Mar Menor de Murcia es la laguna salada más grande de Europa y uno de los centros naturales del lodoterapia más importantes de España.

El Mar Menor es uno de los ecosistemas más especiales de Europa y del mundo. Tiene una superficie total de 180 kilómetros cuadrados y 7 metros de profundidad. Hace varios millones de años era una bahía abierta, pero hoy se considera que la laguna salada más grande de Europa. El Mar Menor de Murcia es un lugar de gran valor para el mundo entero.

Historia del Mar Menor

El Molino de San Quintín, ahora en desuso, se usaba en San Pedro del Pinatar parar trasladar agua del Mar Menor a las salinas que lo rodean.
El Molino de San Quintín, ahora en desuso, se usaba en San Pedro del Pinatar parar trasladar agua del Mar Menor a las salinas que lo rodean.

Hace 10 millones de años, el Mar Menor (o Belich, como lo llamaron los romanos) era una bahía como otra cualquiera pero la tierra se fue moviendo, trasladando sedimentos y dando forma a unos cuantos volcanes submarinos en uno de esos cócteles geológicos que transforman el paisaje casi para siempre y, “de pronto”, surgió un pequeño mar aledaño al Mar Mediterráneo: el Mar Menor, la laguna salada más grande de Europa y la albufera más extensa de España. El Mar Menor y el Mar Mediterráneo se comunican a través de unos canales naturales llamados golas, por los que se va renovando el agua del Mar Menor. Aquellos volcanes son las islas e islotes que hoy salpican el paisaje del Mar Menor, incluido el brazo de tierra, formado por la acumulación de sedimentos, en el que hoy se ubica La Manga.

Dicen las crónicas que hubo un tiempo en el que los barcos atracaban en el interior del Mar Menor, buscando refugio de tormentas y piratas (si hubo un mar atestado de forajidos flotantes ése fue el Mediterráneo) pero hoy se puede andar hacia dentro, dentro, dentro, sin perder pie porque el Mar Menor tiene una profundidad de siete metros; lo más parecido a caminar sobre las aguas que podamos imaginar.

Inicio

Tradiciones del Mar Menor

Las pasarelas de madera en las orillas del Mar Menor sirven para las sesiones gratuitas de lodoterapia.
Las pasarelas de madera en las orillas del Mar Menor sirven para las sesiones gratuitas de lodoterapia.

Como la historia del Mar Menor ha sido tan intensa, muchas tradiciones han ido dejando una huella indeleble en sus riberas.

De la afición romana (sobre todo) por las salazones han quedado algunas de las mejores fábricas de productos en salazón de todo el mundo. De ello todavía dan fe las salinas de San Pedro del Pinatar.

Las propiedades de los lodos del Mar Menor han generado una afición por la lodoterapia que se traduce en unas pasarelas de madera de acceso público desde las que se puede llegar al fondo para embadurnarse libremente el cuerpo con esos fangos.

La extensión del Mar Menor y su exposición a tantas horas de sol contribuyen a que tenga una salinidad más alta de lo habitual; no tanta como la del Mar Muerto pero bastante próxima, lo que hace que la lodoterapia sea una de las actividades más populares en municipios como San Pedro del Pinatar. Por eso, otra de las tradiciones del Mar Menor más importantes es la de las “encañizadas”, un sistema de pesca artesanal ideado por los árabes durante la Edad Media que consiste en crear un laberinto de cañas y redes en el que atrapar peces, sobre todo los migratorios. Hoy apenas quedan pescadores de encañizadas por los cambios socioeconómicos del entorno del Mar Menor y la degradación de la calidad de sus aguas.

Inicio

Dónde está el Mar Menor

Inicio

Total
1
Shares
3 comentarios

Los comentarios están cerrados

Artículo anterior
El aceite de oliva de Castillo de Tabernas se cata por Internet

Castillo de Tabernas, el aceite de oliva que se cata por Internet

Siguiente artículo

Roma, eterna complicación