Barrio judío de Praga, Josefov, y antiguo cementerio judío

Qué ver en el Barrio judío de Praga y curiosidades del antiguo Cementerio judío de Praga

Uno de los barrios de Praga más populares entre los viajeros es el de Josefov, históricamente considerado el barrio judío de la capital de Chequia. Uno de los aspectos más interesantes de este barrio de Praga es su antigüedad, que puede remontarse a la Edad Media. En el barrio judío de Praga se concentran dos de los sitios que ver en Praga más importantes y curiosos: el antiguo Cementerio judío y varias sinagogas interesantes, entre las que destacan la Sinagoga Española, inspirada en La Alhambra, y la Sinagoga Vieja- Nueva. El antiguo Cementerio judío de Praga puede considerarse uno de los cementerios más curiosos del mundo y un superviviente de los vaivenes de la Historia, porque a pesar de la ocupación nazi, no fue destruido. La razón de que eso no sucediera puede considerarse una de las muchas curiosidades de Praga: Hitler quería levantar un museo sobre la “raza” judía en el barrio de Josefov y pensó que podría ser interesante conservar su patrimonio.

Qué ver en el barrio de Josefov de Praga

Resumen de la Historia del barrio de Josefov de Praga

El barrio judío de Praga se llama Josefov porque los judíos de la ciudad quisieron rendir un homenaje a José II, que desarrolló una política de bastante tolerancia hacia el resto de credos de su Imperio. En el siglo XIX el Barrio de Josefov fue reformado. Sólo quedaron en pie el hoy conocido como Antiguo Cementerio judío y algunas de las principales sinagogas de Praga que hoy puedes visitar: la Sinagoga Española y la Sinagoga Vieja- Nueva. Estos lugares están entre los más importantes que ver en Praga. El Antiguo Cementerio de Praga

Antiguo cementerio judío de Praga

La lápida más antigua del Cementerio judío de Praga data de 1439

El antiguo Cementerio judío de Praga fue fundado en el siglo XV y cerró en 1787. Este cementerio ha sobrevivido a persecuciones, incendios, huidas y la ocupación nazi. Hoy en día es una de las mayores curiosidades de Praga no sólo por su antigüedad sino también por su alta “ocupación”. Se calcula que en el antiguo Cementerio judío de Praga ha en torno a 12.000 tumbas en superficie y cientos de miles en distintos niveles. La explicación a esta gran acumulación de enterramientos se encuentra en que la comunidad judía de Praga ha sido una de las más importantes y prósperas de Europa desde el año 965 a.C., de acuerdo a un viajero de origen hispánico que recaló entonces en aquellas tierras. En cualquier caso, y salvando los baches medievales (un periodo de persecuciones inspiradas, como en tantas otras ocasiones, en la ignorancia, los intereses económicos y el fanatismo religioso de las Cruzadas), los judíos praguenses obtuvieron, en el siglo XVIII, el permiso imperial para vivir fuera del que, hasta entonces, había sido su barrio, que en el siglo XIX se convirtió, por el abandono vecinal, en el peor símbolo de ese concepto, nacido, por cierto, en Venecia. Durante todo este tiempo, el Cementerio judío de Praga fue creciendo acumular el número de sepulturas anteriormente mencionado. La mejor manera de visitar el antiguo Cementerio judío de Praga es con una visita guiada en la que se explique la historia y evolución de este lugar y de los demás sitios que ver en este barrio de Praga.

Inicio

Curiosidades del antiguo Cementerio judío de Praga

Entre los barrios de Praga más antiguos siempre figura el de Josefov. Un ejemplo de ello lo encontramos en su cementerio judío, donde la lápida más antigua data de 1439. En el siglo XX, la ocupación nazi de Praga acabó con la trayectoria social, económica y cultural de la comunidad judía de Praga. Más de 45.000 judíos fueron deportados desde Praga hasta los campos de concentración de Terezín y Auschwitz-Birkenau. Sus posesiones y edificios, incluido el Cementerio judío de Praga, no fueron destruidos porque Hitler había pensado abrir un museo sobre la raza judía en la Sinagoga Vieja-Nueva y necesitaba objetos y curiosidades con los que llenarlo. Parte de esa perturbada visión de la Historia y de las sociedades se retrata, de manera espeluznante, en la más que recomendable novela HHhH, de Laurent Binet sobre el Carnicero de Praga. Entre los sepultados más conocidos están el Rabino Loew y su esposa Perl, vinculados con el Golem, una criatura legendaria de barro a la que se supone que insuflaron vida, o Mordechai Moser, asesor financiero del emperador Rodolfo II, mecenas del arte y del esoterismo e impulsor de otra de las curiosidades de Praga: la alquimia.

Inicio

Consejos para visitar el Cementerio judío de Praga

Para visitar el antiguo Cementerio judío de Praga es recomendable llevar ropa recatada. En la entrada los hombres podrán encontrar una kipá con la que cubrirse la cabeza. Al visitar las sinagogas de Praga también tienen que utilizarla. Es conveniente que tanto hombres como mujeres cubran sus piernas y sus hombros.

Inicio

Dónde está el barrio de Josefov de Praga

Inicio


Total
0
Shares
8 comentarios

Los comentarios están cerrados

Artículo anterior
Un spa de cerveza en Praga es una de las mejores experiencias que se pueden vivir en una escapada a la capital de la República Checa

Spa de cerveza en Praga, qué es y cómo se disfruta

Siguiente artículo

Sinagogas de Praga

Artículos relacionados