La Semana Santa de Ávila, Fiesta de Interés Turístico Internacional

0

Ávila, ciudad Patrimonio de la Humanidad, tiene también la octava Semana Santa de Interés Turístico Internacional de Castilla y León.

La Semana Santa de Ávila se remonta al año 1.540.

La ciudad de la Muralla, de la mística y las yemas; de los Reyes Católicos y las patatas revolconas; de los conventos y del Adaja, del cielo a mano y la piedra viva. De la sobriedad castellana y el campo fértil; de las cigüeñas y los paseantes. Ávila es todo eso pero también es la Pasión de Semana Santa porque la suya está considerada Fiesta de Interés Turístico Internacional, lo que la convierte en la octava Semana Santa de Castilla y León con ese grado de interés.

Origen de la Semana Santa de Ávila

1540 fue un año de conquistas americanas y de fundaciones espirituales. El Papa Pablo III le daba el “sí, quiero” a la compañía de Jesús y en Ávila salían a la calle los primeros pasos de la Pasión. Y desde entonces, hasta ahora, la tradición se ha mantenido viva, de día y de noche, conservando también algunas piezas escultóricas que acompañaron, dicen, a los Reyes Católicos, muy vinculados al Monasterio de Santo Tomás, en sus incansables viajes guerrero-diplomáticos. Por cierto que el Real Monasterio de Santo Tomás es un lugar teresiano fundamental en Ávila. 


Si te interesa la influencia de Santa Teresa de Jesús en Ávila, puedes descubrir el resto de lugares teresianos en este resumen de cosas que ver en Ávila.


Desde entonces, la Semana Santa de Ávila ha ido cautivando a personas anónimas pero también a intelectuales como Camilo José Cela, Premio Nobel de Literatura y autor de libros de viajes como Viaje a La Alcarria. Cela escribió que la Semana Santa de Ávila es mística y tradicional, honesta y dura, espera, fuera del tiempo, el corazón amigo a quien entregar su secreto diáfano y misterioso”.

Qué ver en Ávila durante la Semana Santa

Pero, ¿qué lugares son imprescindibles en una Semana Santa abulense? Hay tres lugares que ver en Ávila de manera totalmente imprescindible; tres visitas recomendables para quienes, sobre todo desde Madrid, quieran aprovechar esta semana para hacer turismo religioso, turismo cultural, turismo gastronómico y turismo de naturaleza en España.

La Muralla de Ávila:

Con permiso de la Muralla de Lugo (la mejor, y más completa de origen romano), la Muralla de Ávila es una de las más importantes de España. Parece obvio recomendar que subas a recorrerla, porque en Ávila -la ciudad más alta de España– la encuentras mires donde mires y vayas donde vayas, pero lo cierto es que no todo el mundo se decide a recorrerla entre almenas y torres. La perspectiva que se tiene de la ciudad y de los alrededores es reveladora y la experiencia, lo más parecido a un viaje en el tiempo. De los 2.516 metros de lienzo de la Muralla de Ávila se pueden recorrer cerca de 1.700. Hay cuatro accesos, uno de ellos adaptado para personas con movilidad reducida.

El convento de Santa Teresa y su Museo:

2104 y 2015 son años Teresianos. En el primero se celebra el IVº Centenario de la Beatificación de Teresa de Cepeda y Ahumada (1614-2014) y en el segundo, el Centenario de su nacimiento, en la casa sobre la que se construyó el convento carmelita que está considerado, junto con la iglesia, Monumento Histórico desde 1886.

Si te interesa la figura de Santa Teresa de Jesús y visitas Ávila durante la Semana Santa, tienes que dar un paseo por la plaza que lleva su nombre, extramuros, popularmente conocida como El Grande. La iglesia románica de San Pedro comparte espacio con dos de las esculturas más representativas de la reformadora de las Carmelitas; una, junto a una de las entradas de la Muralla, la del Alcázar, y otra, en lo alto de una columna.

Pegado a la Muralla de Ávila es ubica uno de los mejores hoteles de Ávila desde los que conocer la Semana Santa de Ávila. Se trata del Parador de Ávila, uno de los establecimientos más históricos de la Red de Paradores, situado en un palacio del siglo XVI muy bien ubicado para participar en las principales procesiones y actos litúrgicos que tienen lugar en el casco histórico de la ciudad medieval y perfecto para quienes, además de actos culturales, quieren probar la cocina típica de Cuaresma y de Semana Santa. Por cierto que en la Semana Santa de Castilla y León es muy típica una limonada a base de vino, limón, azúcar y fruta que a veces se rebaja con agua.

Pero hay otros hoteles en Ávila histórico y céntricos que pueden servir como base de operaciones para disfrutar de la Semana Santa de Ávila. En el casco histórico de Ávila también destaca el Palacio de los Velada, un hotel cuatro estrellas que destaca por su ubicación en un palacio, totalmente renovado, del siglo XVI situado enfrente de la Catedral de San Salvador de Ávila, la primera catedral gótica de España.

Los Cuatro Postes:

Otro de los lugares que visitar si pasas la Semana Santa en Ávila es el punto conocido como Los Cuatro Postes, probablemente el mejor lugar desde el que conseguir la panorámica más completa de la ciudad. Además, se puede apreciar el desarrollo urbano de Ávila. Un buen punto de partida para conocer la ciudad o para despedirla.

La Semana Santa de Ávila está considerada Fiesta de Interés Turístico Internacional

AVILA-SEMANA-SANTA-FIESTA-INTERES-TURISTICO-INTERNACIONAL-CASTILLA-LEON-ESPAÑA

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.