La Catedral de San Esteban de Viena, precios y curiosidades

0

Si estás pensando en qué ver en Viena en tres días, no te olvides de incluir la Catedral de San Esteban de Viena. Tiene una gran importancia social, artística e histórica. Además, desde la Torre Sur de la Catedral de Viena tendrás una de las mejores vistas de la capital de Austria. Otra de las opciones para tocar el cielo vienés, sin necesidad de subir tantos escalones como al visitar la Catedral de San Esteban, es montar en la Noria de Viena, otro de los sitios a los que ir si viajas a la ciudad.

Si estás pensando en viajar a Viena, aquí encontrarás el mejor resumen de la Historia de la Catedral de San Esteban de Viena, y los lugares que no te puedes perder, desde el mirador de la Torre Sur hasta sus catacumbas. Además, incluimos algunos consejos prácticos sobre cómo llegar a la Catedral de Viena, qué ver en sus alrededores y cómo ahorrar dinero en las entradas de la Catedral de Viena o cuál es la mejor hora para no coincidir con demasiada gente. Si tienes pensando viajar a Viena entre junio y septiembre, puedes aprovechar para participar en las visitas guiadas nocturnas a los tejados de la Catedral de San Esteban de Viena.

Quizá te interesa completar estas curiosidades sobre uno de los monumentos imprescindibles que ver en Viena con otras sobre la Ringstrasse, “el anillo” de Viena y una de las avenidas más bellas del mundo, que ya ha cumplido la friolera de 150 años.

¿Por qué visitar la Catedral de San Esteban de Viena?

Hay varios motivos por los que la Catedral de San Esteban de Viena es uno de los sitios que ver en Viena.

Catedral de Viena, joya del gótico vienés

La Catedral de Viena tiene un gran valor artístico, ya que está considerada la joya del gótico, hasta el punto de que los expertos consideran la Catedral de San Esteban de Viena como el ejemplo más representativo de Austria de este estilo artístico.

Otro factor que convierte la Catedral de Viena en uno de los lugares que ver en la capital de Austria es su antigüedad: la Catedral de San Esteban empezó a construirse en el siglo XII y ha estado a punto de desaparecer en, al menos, dos momentos concretos. Todo esto contribuye a que la Catedral de San Esteban de Viena sea uno de los seis lugares secretos de Viena.

Inicio

Catedral de Viena, símbolo de resistencia

Pero además, la Catedral de Viena es muy importante por su simbolismo, ya que resume la resistencia que Viena ha presentado siempre a los invasores. La amenaza turca en el siglo XVI paralizó su construcción y un fuego, en 1945, redujo a cenizas el entramado de madera de su tejado, una obra maestra de la ebanistería gótica.

Si te decides a visitar la Catedral de Viena podrás ver las huellas que todos esos sucesos han dejado en su arquitectura, por ejemplo, dos bolas de cañón incrustadas en la Torre Sur de la Catedral de San Esteban y en la Campana Pummeria, la campana más famosa de Viena, fundida con el bronce de esos mismos cañones turcos, que hoy sigue colgando de la Torre Norte.

Otra razón por la que la Catedral de San Esteban de Viena es tan querida en Austria es que se creó un fondo popular para reconstruir las partes dañadas por el fuego de 1945. ¡Y en siete años lograron reconstruirla!

Inicio

La Catedral de Viena y la boda de Mozart

Como curiosidad, y dado que hablar de Viena es hablar de música y de músicos, hay que saber que la Catedral de San Esteban de Viena fue el lugar donde se casó Mozart, que no ha sido un maestro demasiado bien tratado por los vieneses, a pesar de que se hayan preocupado mucho por recuperar su legado desde que en 2006 se celebrara el 250 aniversario de su nacimiento.

Por cierto que si buscas qué ver en Viena y te gusta la música, además de visitar la Catedral de Viena merece la pena que conozcas también la Casa de Mozart o Mozarthaus. Podría decirse lo mismo de su tumba pero… ¡Nadie sabe dónde fue enterrado!

Inicio

La Catedral de Viena es uno de los monumentos más importantes de Austria, por su valor artístico y su importancia histórica y social

Qué ver en la Catedral de San Esteban de Viena:

Si en tu cuaderno de bitácora sobre qué ver en Viena incluyes la Catedral de San Esteban, merece la pena que tengas en cuenta algunas ideas sobre sus lugares más interesantes.

Este resumen sobre qué ver en la Catedral de San Esteban de Viena te ayudará a aprovechar al máximo el tiempo del que dispongas para conocer este lugar tan especial de Austria.

Medidas de la Catedral de Viena

Las medidas de la Catedral de San Esteban de Viena parecen insalvables: 20.000 metros cúbicos de piedra arenisca, 108 metros de longitud, 39 metros de ancho y 137 metros de altura hasta la punta de su Torre Sur. ¿Cómo afrontar su visita? Ahí van algunas referencias para que no te pierdas al visitar la Catedral de San Esteban de Viena:

Portal Gigante de la Catedral de San Esteban de Viena

El Portal Gigante, en la entrada principal, es la parte más antigua de la Catedral de Viena. Fue levantada en 1260 por orden del rey Otakar II de Bohemia.

Inicio

Pulpo gótico de la Catedral de Viena

El púlpito de la Catedral de San Esteban de Viena es una joya artística única en Europa y casi podríamos decir que en el mundo entero. Está hecho con siete bloques de piedra caliza, unidos en 1514. En la decoración podrás distinguir a los cuatro padres de la Iglesia y un retrato –en el zócalo- del maestro de obras de la Catedral de Viena, Anton Pilgram, “el Mirón”,así llamado -cabe suponer- porque en ese autorretrato aparece asomado a una ventana. En la balaustrada, fíjate que los símbolos del mal (sapos y culebras) pelean con un perro, que les detiene, símbolo del Bien.

Inicio

Órgano gigante de la Catedral de Viena

El órgano de la Catedral de San Esteban de Viena tiene 10.000 tubos, así que es fácil entender por qué se le conoce como “el órgano gigante“. Pero además, es una de las cosas que ver al visitar la Catedral de Viena porque lleva la firma del Maestro Pilgram.

Inicio

Altar Wieners y sus tres claves

Al visitar la Catedral de Viena no te pierdas dos hitos de su Altar: la capilla lateral izquierda, con 72 figuras de santos pintados, y la tumba, en mármol rojo, del emperador Federico III. Además, dedica unos minutos a la Virgen de los criados, un cuadro con más de 600 años de antigüedad que todavía resulta conmovedor.

Inicio

Torre Sur de la Catedral de San Esteban de Viena

La recomendación de visitar la Torre Sur de la Catedral de San Esteban de Viena no es apta para cardíacos ni para personas con problemas en las rodillas porque consiste en subir los 343 escalones para disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad. Puedes hacerlo todos los días de 9 de la mañana a 17.30 h.

Inicio

Catacumbas de la Catedral de Viena

La cripta –que no catacumba- de la Catedral de Viena también es un lugar curioso aunque puede que tampoco sea recomendable para todo el mundo. Allí se conservan las vísceras y sarcófagos de varios obispos y miembros de la Dinastía Habsburgo, así como esqueletos dieciochescos provenientes del Bürgerfriedhof, un cementerio ubicado alrededor de Stephansdorm.

Inicio

Los tejados de la Catedral de Viena

El tejado de la Catedral de Viena se puede recorrer entre junio y septiembre, aprovechando las visitas guiadas nocturnas que salen de la taquilla de la Torre Sur.

Inicio

Cuándo visitar la Catedral de San Esteban de Viena:

Los mejores momentos para visitar la Catedral de Viena son a primera hora de la mañana o al atardecer.

Aunque se trata de uno de los monumentos más importantes de Austria, la Catedral de Viena también es una iglesia abierta al culto, en la que se celebran hasta siete misas diarias, diez durante los domingos. En Navidad, Cuaresma o Semana Santa está especialmente concurrida.

Inicio

Precios de la Catedral de San Esteban de Viena:

La entrada a la Catedral de Viena es gratuita para los fieles que quieren asistir a los oficios religiosos, porque además de uno de los lugares que ver en Viena, la Catedral de San Esteban es una iglesia consagrada.

Los precios de las entradas para visitar la Catedral de San Esteban de Viena varían en función de las características de la visita turística que se desee realizar para conocer un poco más sus lugares de interés:.

Pero si compras la Vienna Pass, la entrada a la Catedral de Viena, ¡está incluida!

La Vienna Pass te da acceso a más de 60 lugares de interés en la capital de Austria, incluida la visita a la Catedral de San Esteban.

  • Acceso a la zona central de la Catedral de San Esteban con audioguía: 5,50 € los adultos; 3 € los niños entre 14 y 18 años y 2 € los niños entre 6 y 14 años.
  • Acceso a las catacumbas de la Catedral de San Esteban de Viena: mismas tarifas anteriormente mencionadas. Hay visitas guiadas cada media hora hasta las 16.30 h.
  • Acceso a la Torre Sur de la Catedral de Viena: 4,50 € los adultos; 2 € los niños entre 14 y 18 años y 1,50 € los niños entre 6 y 14 años.
  • Visita a la Campana Pummerin, en la Torre Norte de la Catedral de Viena: 5, 50 euros los adultos y 2 € los niños entre 6 y 14 años.
  • Visita todo incluido con audioguía: 14,50 euros los adultos.

Inicio

Dónde descansar después de visitar la Catedral de San Esteban de Viena:

Si quieres disfrutar de un merecido descanso después de visitar la Catedral de San Esteban, échale un vistazo al Salón de té Haas & Haas (Stephansplatz, 4) donde dicen que los sábados, a las 9:30 de la mañana, sirven el mejor desayuno de la ciudad.

Inicio

Cómo llegar a la Catedral de San Esteban de Viena:

El transporte público es la mejor manera de moverte por la capital de Austria. Si tienes prisa, el metro es tu opción; para ver la ciudad con tranquilidad, escoge el tranvía. Para llegar a la Catedral de San Esteban de Viena tienes que coger el metro hasta Stephanplatz o los autobuses A1, 2A ó 3A con parada en la misma plaza.

Si te decides a visitar la Catedral de San Esteban, aprovecha para conocer también otro de los sitios que ver en Viena: el Museo Judío de Viena, primer museo judío del mundo. Este museo está a menos de 10 minutos andando de la Catedral de San Esteban de Viena.

Inicio

Mapa de la Catedral de San Esteban de Viena, Stephansdom

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.