La Catedral de San Esteban de Viena es uno de los lugares que ver en un viaje a la capital de Austria

La Catedral de Viena, precios y curiosidades [ACTUALIZADO 2021]

Mejores tips y curiosidades para visitar la Catedral de San Esteban de Viena, símbolo de Austria. Qué ver, cómo llegar y entradas. [ACTUALIZADO 2021]

La Catedral de San Esteban es uno de los lugares de interés de Viena más importantes. La Catedral de Viena tiene un gran interés social, artístico e histórico. Además, desde la Torre Sur de la Catedral de Vieja tendrás una de las mejores vistas de la capital de Austria.

Si estás pensando en qué ver en Viena en tres días, no te olvides de incluir la Catedral de San Esteban. Allí se concentran varias de las mejores curiosidades de Viena, como el mirador de la Torre Sur y las catacumbas. Además, entre junio y septiembre realizan unas interesantes visitas guiadas nocturnas por los tejados de la Catedral de Viena.

Visita la Catedral de Viena

Si compras por adelantado las entradas para visitar la Catedral de Viena ahorrarás tiempo de espera. Puedes encontrar entradas que incluyan el acceso a la catedral, a las catacumbas y a los miradores de las torres con audioguía y con guía personal.

Compra aquí tus entradas para la Catedral de Viena

Puedes completar tu visita a la Catedral de San Esteban de Viena con un paseo por la Ringstrasse, “el anillo” de Viena. Es una de las calles de Viena más importantes y una de las avenidas más bellas del mundo.

Subir a los miradores de la Catedral de Viena es toda una experiencia. Otra opción para disfrutar de las vistas sobre la capital de Austria es la Noria de Viena.

Catedral de Viena, joya del gótico

La Catedral de Viena tiene un gran valor artístico. Los expertos dicen que la Catedral de San Esteban de Viena es el ejemplo más representativo del Gótico en Austria.

La antigüedad es otro factor que convierte la Catedral de San Esteban en uno de los lugares de interés de Viena. La Catedral de Viena empezó a construirse en el siglo XII y ha estado a punto de desaparecer en dos momentos. Por ello, la Catedral de San Esteban es uno de los seis lugares mágicos de Viena.

Inicio

Catedral de Viena y la resistencia

Además, la Catedral de Viena es uno de los símbolos más importantes de Austria. Este templo religioso resume la resistencia que Viena ha presentado siempre a los invasores.

En el siglo XVI la amenaza turca paralizó su construcción. En 1945, un incendio acabó con la madera de su tejado, que era considerada una joya de la ebanistería gótica.

Los daños fueron se arreglaron gracias a una recaudación de fondos popular. En siete años lograron reconstruir el tejado de la Catedral de Viena.

Al visitar la Catedral de Viena podrás ver las huellas de todos esos sucesos. En la Torre Sur de la Catedral de San Esteban aún quedan dos bolas de cañón incrustadas. La Campana Pummeria fue fundida con el bronce de los cañones turcos. Hoy en día es la campana más famosa de Viena y aún cuelga en la Torre Norte de la Catedral de San Esteban.

Inicio

Catedral de Viena y boda de Mozart

Muchos de los lugares de interés de Viena están relacionados con la música y con los músicos. La Catedral de San Esteban no es una excepción. Allí se casó Mozart, un compositor que no gozó de demasiado apoyo entre los vieneses, aunque en 2006 se volcaran en la celebración del 250 aniversario de su nacimiento.

Mozart en Viena

Si te interesa Mozart, puedes completar tu experiencia de la Catedral de Viena con una visita a su casa museo. Está en el centro de Viena y está llena de curiosidades sobre su vida y obra y sobre la Viena del siglo XVIII.

Reserva aquí tu entrada para la Casa de Mozart

Inicio

Medidas de la Catedral de Viena

Las medidas de la Catedral de San Esteban de Viena son asombrosas: 108 metros de longitud, 39 metros de ancho y 137 metros de altura hasta la punta de su Torre Sur.

Lo más antiguo de la Catedral de Viena

La entrada principal de la Catedral de Viena se llama Portal Gigante. Es la parte más antigua de la Catedral de San Esteban de Viena. Fue construida en el año 1260 por orden del rey Otakar II de Bohemia.

Inicio

Pulpo gótico de la Catedral de Viena

Otra de las mejores curiosidades de Viena es el púlpito de la Catedral de San Esteban. Está considerado una joya única en toda Europa.

El púlpito de la Catedral de Viena está hecho con siete bloques de piedra caliza. Fueron unidos en 1514. En la decoración podrás distinguir a los cuatro padres de la Iglesia y un retrato de Anton Pilgram, el maestro de obras de la Catedral de Viena. Su imagen está en el zócalo del púlpito. Se le conocía como “el Mirón”, así que no te extrañes de que aparezca asomado a una ventana. La balaustrada del púlpito de la Catedral de Viena tiene una pelea legendaria entre sapos y culebras, símbolos del mal, y un perro, símbolo del bien.

Inicio

Órgano gigante de la Catedral de Viena

El órgano de la Catedral de San Esteban de Viena tiene 10.000 tubos. Parece fácil entender por qué se le conoce como “el órgano gigante”. También lleva la firma del Maestro Pilgram.

Inicio

Altar Wieners y sus tres claves

Al visitar la Catedral de Viena no te pierdas dos hitos de su altar: la capilla lateral izquierda, con 72 figuras de santos pintados, y la tumba del emperador Federico III, hecha en mármol rojo. También merece la pena que te fijes en el cuadro de la Virgen de los criados. Tiene más de 600 años de antigüedad y todavía resulta conmovedor.

Inicio

Torre Sur de la Catedral de Viena

La Torre Sur es uno de los lugares más inolvidables de la Catedral de Viena, salvo que tengas delicadas las rodillas. Para llegar a lo alto, hay que subir 343 escalones. Desde arriba podrás disfrutar de una de las mejores vistas de Viena. Está abierta de 9 a 17:30 h.

Inicio

Catacumbas de la Catedral de Viena

Aunque todo el mundo habla de las catacumbas de la Catedral de Viena es más correcto decir que se trata de una cripta. La cripta de la Catedral de Viena también es un lugar curioso. Allí se conservan las las vísceras y sarcófagos de varios obispos y miembros de la Dinastía Habsburgo. También hay varios esqueletos del siglo XVIII que provienen de Bürgerfriedhof, un cementerio ubicado alrededor de Stephansdorm.

Inicio

Tejados de la Catedral de Viena

El tejado de la Catedral de Viena se puede recorrer entre junio y septiembre, aprovechando las visitas guiadas nocturnas que salen de la taquilla de la Torre Sur.

Inicio

Cuándo visitar la Catedral de Viena

Los mejores momentos para visitar la Catedral de Viena son a primera hora de la mañana o al atardecer.

Aunque se trata de uno de los monumentos más importantes de Austria, la Catedral de Viena también es una iglesia abierta al culto. Eso significa que allí se celebra hasta siete misas diarias y diez durante los domingos. En Navidad, Cuaresma o Semana Santa está especialmente concurrida.

Inicio

Precios de la Catedral de Viena

La entrada a la Catedral de Viena es gratuita para los fieles que quieren asistir a los oficios religiosos.

Los precios de las entradas para visitar la Catedral de San Esteban de Viena varían en función de las características de la visita turística que quieras realizar. Si compras la Vienna Pass, la entrada a la Catedral de Viena está incluida.

Ventajas de la Viena Pass

Con la Viena Pass puedes entrar a más de 60 lugares de interés en Viena, incluida la Catedral de San Esteban.

Compra aquí tu Viena Pass sin sobrecostes

  • Acceso a la zona central de la Catedral de San Esteban con audioguía: 5,50 € los adultos; 3 € los niños entre 14 y 18 años y 2 € los niños entre 6 y 14 años.
  • Acceso a las catacumbas de la Catedral de San Esteban de Viena: mismas tarifas anteriormente mencionadas. Hay visitas guiadas cada media hora hasta las 16.30 h.
  • Acceso a la Torre Sur de la Catedral de Viena: 4,50 € los adultos; 2 € los niños entre 14 y 18 años y 1,50 € los niños entre 6 y 14 años.
  • Visita a la Campana Pummerin, en la Torre Norte de la Catedral de Viena: 5, 50 euros los adultos y 2 € los niños entre 6 y 14 años.
  • Visita todo incluido con audioguía: 14,50 euros los adultos.

Inicio

Planes cerca de la Catedral de Viena

Si quieres disfrutar de un merecido descanso después de visitar la Catedral de San Esteban, échale un vistazo al Salón de té Haas & Haas (Stephansplatz, 4). Dicen que sirven el mejor desayuno de la ciudad.

A menos de 10 minutos andando de la Catedral de San Esteban de Viena puedes visitar el Museo Judío de Viena, primer museo judío del mundo.

Inicio

Cómo llegar a la Catedral de Viena

La mejor manera de moverte en Viena es con transporte público. Si tienes prisa, el metro es tu opción; para ver la ciudad con tranquilidad, escoge el tranvía.

Para llegar a la Catedral de San Esteban de Viena tienes que coger el metro hasta Stephanplatz o los autobuses A1, 2A ó 3A con parada en la misma plaza.

Inicio

Mapa de la Catedral de San Esteban de Viena, Stephansdom

Inicio

Total
1
Shares
Artículo anterior
El Bierzo de León es una de las regiones más interesante de Castilla y León por su combinación de patrimonio histórico y Naturaleza

Los mejores Paradores con encanto del mapa del Camino de Santiago en España

Siguiente artículo
FERROL-GALICIA-MODERNISMO-ESPAÑA-ESPANA-CIUDADES-ARQUITECTURA

Ruta del Modernismo de Ferrol

Artículos relacionados
Helsinki tiene muchos lugares de interés relacionados con el diseño y la cultura
Leer más

Qué ver en Helsinki

Si haces turismo en Helsinki no te pierdas este mapa de lugares de interés en la capital de Finlandia.
Cracovia es una ciudad ideal en la que pasar dos días llenos de cultura y descubrimientos gastronómicos.
Leer más

Cracovia en dos días

Cracovia en dos días:recomendaciones culturales y prácticas sobre dónde comer y tomar unas piwos.