“El Camino Español es una ruta clave en la Historia de Europa”

1

El Camino Español es una de las rutas históricas más importantes de Europa pero también una de las más desconocidas.

Trazamos el mapa de los Tercios de Flandes con ayuda de David López, creador de una web especializada en este recorrido.

Apasionado del deporte y de la Historia, a David López (D.L.) le cambió la vida una entrevista radiofónica en el coche. Un par de lecturas posteriores y algunas aventuras a lomos de la bici después, apostó por dar a conocer el Camino Español, la ruta por la que los Tercios españoles discurrieron desde Milán hasta Flandes cuando aquello era parte del Reino de España. elcaminoespañol.com ha sido acogido “con absoluta entrega” en España y “con interés” en Bélgica. De aquellas guerras y sus protagonistas y de cómo fue la experiencia de recorrerlo en bicicleta, marcándolo por primera vez, hablamos con él, presidente de Amigos del Camino Español.

  •  ¿Sería el Duque de Alba un buen coacher? ¿Le gustaría a Felipe II esta iniciativa?
  • Errores y aciertos recorriendo El Camino Español en bicicleta siguiendo pasos y jornadas de los Tercios del S.XVII.
  • Las recreaciones históricas en Europa y el sueño de 2017.

VdP: ¿Se podrían haber evitado las guerras de Flandes o era un camino obligado? (“Las guerras de Flandes no tenían que haber ocurrido nunca”. Alvaro Van Den Brulle, ajedrecista y poeta)

D. L.: Las guerras no deberían ocurrir nunca. Así, en general. Eso incluye a la de Flandes. Pero ocurren. Y la de Flandes, concretamente, es un ejemplo curioso: los rebeldes holandeses tuvieron detrás, apoyándolos con hombres y dinero, durante los ochenta años que duró la contienda, además de las provincias de los Países Bajos Españoles que apoyaron la revuelta, a príncipes alemanes, a protestantes franceses, después a la Corona inglesa y luego, de nuevo y al completo, a la francesa.

Se podría deducir sin miedo a equivocarse que terceros países buscaban debilitar a la Corona española en ese frente con el fin de que esa herida abierta en Flandes no se cerrara. Soy de la opinión de que si no hubiera sido Flandes hubiera sido otro lugar: Franco-Condado, Milanesado…

Luis Ángel Jaime Bonet y David López han realizado la ruta del Camino Español en bicicleta.

Luis Ángel Jaime Bonet (izqda.) y David López (dcha) con las banderas españolas,actual y de los Tercios, en la Grand Place de Bruselas.

VdP: ¿Seguro que el Duque de Alba fue un gran coacher? Su leyenda, como la de Felipe II, ¿está más alimentada por la opinión del enemigo que por la del amigo?

D.L.: El Duque de Alba fue un gran militar y un estratega excepcional. Respetaba a sus soldados y nos les exponía a riesgos innecesarios. Era leal a su Rey, y a lo que el Rey representaba. Se podrían extraer muy buenas enseñanzas de su manera de actuar… En el campo de batalla. Cualquier enemigo de la Corona española hubiera estado encantado de tenerlo en sus filas… Pero como no fue así, se encargaron de denostarlo. Lo que por otra parte es absolutamente lógico.

Queda en nuestro haber, el de los españoles de hoy, saber lo que realmente hizo poniendo sus acciones en contexto. Y, sobre todo, comparándolas con lo que se solía hacer en la época. Éste es un aspecto relevante que muy a menudo se pasa por alto.

“¿Cómo sería la España de entonces”, dijo Arturo Pérez Reverte en una ocasión, “para preferir alistarse en vez de quedarse en su tierra?”

VdP: Aunque en España no parece que nos acordemos demasiado de aquellos Tercios de Flandes y aquellas guerras… ¿No? ¿Sucede lo mismo en el resto de los territorios europeos relacionados con aquel periodo histórico?

D.L.: Los Tercios de Flandes, es curioso, están muy presentes en nuestro día a día. De veras… Expresiones como ‘la mosca detrás de la oreja’, ‘irse a la porra’… Son de aquella época. Algunas de la obras de escritores-soldados, o soldados-escritores, de los Tercios siguen vigentes. Lo que no está tan claro para el gran público es qué fueron a hacer los Tercios españoles a Flandes, y por qué eso era, en aquel entonces, clave para España, o para su Rey, en realidad. En ‘El Camino Español’ buscamos arrojar un poco de luz sobre esta cuestión.

En cuanto al resto de Europa, los siglos XVI y XVII fueron un periodo convulso y complejo, con una cantidad impresionante de guerras mezcladas e interpuestas. Así que no creo que haya mucha gente en el resto de Europa que sepa o se acuerde de la guerra de los Treinta años, de la de Mantua, de las de Devolución… Teniendo en cuenta, además, que las sufrieron en sus propios territorios.

“Se podría deducir sin miedo a equivocarse que terceros países buscaban debilitar a la Corona española en ese frente con el fin de que esa herida abierta en Flandes no se cerrara.”

CAMINO-ESPAÑOL-CAMINO-ESPANOL-MILAN-RUTAS-HISTORICAS-CICLOTURISMO-EUROPAVdP: Sin embargo el Camino Español fue un despliegue de logística militar… ¿Tanta como la que tuvieron que urdir para recorrer el Camino Español en bicicleta en 2013? Porque, ¿con qué objetivos, se lanzaron a esta iniciativa pionera, por su cuenta y riesgo, sin apoyos de ningún tipo?

D.L.: Lo que hicieron los Tercios fue realmente impresionante: contratar alimentos y alojamiento para 12.000 personas, y transporte para vituallas, durante 50 días mientras recorrían 1.350 km y todo por países extranjeros… Y en el siglo XVI. Sin teléfonos móviles, ni GPS, ni mapas precisos y hacerlo, además, durante más de 60 años. Eso no tiene parangón en ningún momento de la Historia.

La nuestra fue una logística mucho más doméstica pero que también funcionó a la perfección. Llevábamos una aceptable planificación previa, un recorrido preciso, tecnología para seguir la ruta que habíamos preparado y posibilidad de llamar ante cualquier situación adversa. Con una adecuada preparación es más sencillo alcanzar cualquier meta.

En esa línea, el objetivo principal es dar a conocer el Camino Español. Una ruta clave, y no es exagerar en absoluto, en la Historia de Europa. Relegada durante siglos a los libros de Historia, estamos convencidos de que va a sorprender por todo aquello que tiene para mostrar. Tanto de los países por los que pasa (paisajes, costumbres, etc…) como por la multitud de huellas de la época española que hay y que son visibles para aquellos que saben mirar con los ojos adecuados. Al hacerlo en bici también tratábamos de demostrar que, aunque la ruta no esté marcada a modo de Camino de Santiago o de Gran Recorrido, se puede hacer perfectamente con sólo el GPS.

“Marcar el Camino Español en ‘papel’ fue tan gratificante como el haberlo recorrido en bici.”

VdP: ¿Qué rigor histórico tuvieron las jornadas que organizaron y realizaron sobre el Camino Español?

D.L.: Nos basamos en varios escritos de la época para establecer las etapas. El principal fue un manuscrito del siglo XVI que fuimos a consultar al Palacio de Liria (de los Duques de Alba) en Madrid. En él se detallan las etapas, vicisitudes del recorrido, cómo se organizaron, qué meteorología tuvieron… Una joya. Junto con otros escritos y cartas de Felipe II, el Duque de Alba, etc, pudimos establecer el 100% de las etapas. Con esa información consultamos mapas de los siglos XVI y XVII para establecer las localizaciones de los pueblos, ríos, montañas que indicaban en los textos, traspasándolos luego a mapas actuales.

Una vez establecidas las etapas, nos pusimos manos a la obra con el recorrido. Encontramos una herramienta fundamente en Google Earth para, teniendo las etapas, establecer lugares de paso más probables. Sobre todo guiándonos por los relieves y las indicaciones que daban en los escritos.

Marcar el Camino Español en ‘papel’ fue una tarea larga y, si me permitís la expresión, ‘quema-pestañas’, por trabajar mucho con ordenador, pero satisfactoria al 100%. Tan gratificante como el haberlo recorrido en bici.

elcaminoespañol.com es la web de amigos del Camino Español, la ruta que los Tercios españoles recorrieron en EuropaEl Camino Español es un escenario de primera magnitud para vivir las recreaciones históricas

“Lo que hicieron los Tercios fue realmente impresionante: contratar alimentos y alojamiento para 12.000 personas durante 50 días, por 1.350 km., en países extranjeros, sin móviles, ni GPS, ni mapas preciosos y durante más de 60 años.”

VdP: ¿Cuál fue el mayor acierto de aquella aventura que fue recorre el Camino Español por Europa? ¿Y el mayor error?

D.L.: El gran acierto fue hacerlo acompañado de Luis Ángel, sin duda. Un gran amigo del grupo de Zaragoza. Hubiera empezado el recorrido porque estaba resuelto a hacerlo, pero estoy seguro de que en esa primera ocasión no hubiera podido finalizarlo. Ir acompañado no es imprescindible pero si es altamente recomendable. El otro gran acierto fue contar con María Jose (amiga del grupo del trabajo), que nos cubría en aquellas situaciones que en marcha era complicado resolver, como encontrar alojamiento en un sitio no previsto o un taller abierto fuera de horario.

El mayor inconveniente… Seguramente llevar demasiado peso. Intentamos minimizarlo lo máximo posible, ¡incluso pesamos prenda por prenda para priorizar qué llevar y que no!, pero los 10 kg que nos salieron eran demasiado. Los radios se partían y eso era una consecuencia directa del peso excesivo. La solución por otra parte es ‘sencilla’: llevar la mitad de peso y el doble de dinero 🙂

VdP: No hay un solo Camino Español, si no varias rutas que se fueron trasladando hacia el Este a medida que las alianzas y los frentes fluctuaban. ¿Cree que podrán hacerlos y marcarlos todos… Antes de 2017, por ejemplo?

D.L.: No sé si antes del 2017, pero los marcaremos todos seguro. Estamos ya planificando el siguiente Camino Español en bici. Está previsto en 2015 y pasa por Turín, los Alpes, Annecy, Besançon… Será magnífico. Se nos ponen los dientes largos con otras rutas del Camino Español que quedan pendientes y que pasan por Lucerna, Estrasburgo o por Munich, pero tendrán que esperar. En todo caso las haremos todas. Sin duda. Tal vez, eso sí, necesitemos un poco más de tiempo.

Además vamos alternando deporte y turismo. Un año hacemos un Camino Español en bici y otro visitamos en plan turista una zona del mismo. En 2012 visitamos la zona de Milán (Milán capital, Pavía, Lago de Como…). En 2013 fue la ruta en bici y en 2014 visitamos la Valonia belga (Bruselas, Namur, Dinant, las Ardenas) de la mano de Turismo de Bélgica (Valonia y Bruselas). Así que en 2015 toca bici de nuevo… Saldremos de Milán aprovechando la Expo que tiene lugar allí por aquellas fechas.

VdP: ¿Y por qué ese afán del hombre contemporáneo por revivir –con experiencias como la suya o a través de recreaciones históricas- y no sólo leer, estudiar o conocer, el pasado, por meterse en la piel de las personas de antaño y recrear experiencias que, en realidad, probablemente, si les hubieran dado a elegir a ellos, hubieran evitado?

D.L.: Es una excelente pregunta 🙂 Y seguramente no haya una respuesta única y haya parte de verdad en todas: unos porque les encanta la Historia, otros porque les encantan los trajes históricos; otros porque es una forma de honrar a los que murieron en batalla o para que no olvidemos (y no repitamos) la Historia. En todo caso, la recreación histórica ha venido para quedarse y el recorrido del Camino Español es un escenario de primera magnitud para vivir esas recreaciones.

“Nosotros a través del Camino Español queremos dar argumentos reales, porque los hay de sobra, para aquellos que quieran ver una herencia positiva.”

El Camino Español es un buen argumento para una herencia histórica en positivo

VdP: Por cierto que en 2017, los Tercios entrarán de nuevo, con toda seguridad, en Bruselas… Pero para abrazarse con los soldados flamencos… ¿Cualquier herencia, por negativa que sea, pasado el tiempo adecuado, puede y debe convertirse en una tirita para las heridas heredadas, para el pasado incómodo? ¿Por eso habla del Camino como de una cremallera: porque se puede cerrar?

D.L.: El pasado es el que es. No hay vuelta atrás. Somos nosotros los que decidimos si algo es negativo o positivo y si el balance general se decanta hacia uno u otro.

Tal vez podría cambiar el parecer de alguien con una opinión negativa sobre la herencia de la época española en Bélgica con tres apuntes: uno turístico, otro económico y otro gastronómico

· La magnífica y archiconocida Grand-Place de Bruselas se rehizo y se diseñó entera, tal y como la conocemos hoy, durante la época española.

· El Canal de Willebroek, uno de los más antiguos de Europa, que une Bruselas con el Escalda y que fue, y sigue siendo, fundamental para el desarrollo de Bruselas, es también de la época española.

· El archiconocido chocolate belga, del que con razón están tan orgullosos, lo introdujeron en Bruselas, ya mejorado y muy parecido al que conocemos hoy, durante la época española.

En todo caso, nosotros a través del Camino Español queremos dar argumentos reales, porque los hay de sobra, para aquellos que quieran ver una herencia positiva.

Uno de los aspectos más atractivos del blog es el sentido del humor y la contemporización que realizan de personajes y hechos históricos: “queremos que la gente que nos lee conecte la Historia pasada con la actual. Es interesante saber lo que ocurrió hace 400 años.”

VdP: ¿Qué interés ha despertado, en España y Bélgica, por ser los dos principales protagonistas del Camino Español, esta propuesta suya, también pionera, de recrear, 450 años después, la llegada de los Tercios a Flandes?

D.L.: El objetivo de nuevo es dar a conocer, a los ciudadanos y a las autoridades, El Camino Español. Como esta ruta tiene su meta en Bruselas pensamos que daría notoriedad recrear la llegada el 22 de Agosto de 2017 (450 años después del primer Camino Español). Sería una manera de mostrar cómo se llevó a cabo esta ruta histórica, que es realmente lo importante.

Estamos muy contentos porque en España la iniciativa ha sido acogida con absoluta entrega. Hemos contactado con un buen número de Asociaciones de Recreación Histórica de España relacionadas con los Tercios que nos han transmitido su adhesión al proyecto. Es una excelente ocasión para que las Asociaciones participen en una recreación en un lugar de excepción. En Bélgica, con interés, dado que se dan cuenta del potencial turístico y el reclamo para su ciudad que puede generar este proyecto en particular y la ruta de El Camino Español en general.

“A Felipe II le encantaría volver a recorrer El Camino Español 450 años después, que era lo que al fin y al cabo siempre quiso la monarquía hispánica: conectar el mundo.”

A Felipe II le encantaría volver a recorrer el Camino Español 450 años después

Felipe II (arquehistoria.com) y el Gran Duque de Alba (biografiasyvidas.com)

VdP: ¿Qué cree que dirían Felipe II, Luis de Requesens, Juan de Austria, Alejandro Farnesio o el mismísimo Guillermo de Orange de esta iniciativa o, por qué no, de la posibilidad de recorrer esos senderos a pie o en bicicleta?

D.L.: A Juan de Austria y Alejandro Farnesio les encantaría por aquello de dar un merecido reconocimiento a sus Tercios, que tantas fatigas pasaron al recorrer esa exigente ruta. Luis de Requesens y el propio Duque de Alba se preguntarían qué se nos ha perdido en el avispero de Flandes…

A Guillermo de Orange no le haría mucha gracia porque reeditar El Camino Español abrirá un debate que dará argumentos para poner en tela de juicio que los españoles eran los malos y, claro, él bueno… A Felipe II le encantaría, porque volver a recorrer El Camino Español conecta y vertebra de nuevo sus territorios 450 años después, que era lo que al fin y al cabo siempre quiso la monarquía hispánica: conectar el mundo.

BANDERA-TERCIOS-CAMINO-ESPAÑOL-CAMINO-ESPANOL-MILAN-RUTAS-HISTORICAS-CICLOTURISMO-EUROPA

La Cruz de Borgoña es un símbolo que ha formado parte de la bandera de España durante mucho tiempo. Identificó a los Tercios de Flandes.

VdP: ¿Hay tiempo para pensar en ellos mientras se pedalean 100 kilómetros al día entre Bruselas y Milán o al final se diluyen entre el esfuerzo físico, el paisaje, la gastronomía y las fotos para el recuerdo? (Confirmar si esos fueron los puntos de salida y llegada de la ruta de 2013).

D.L.: Hubo, ciertamente, tanto momentos como lugares. Nos acordamos, entre esforzadas pedaladas, de los bisoños soldados que hacía solo unos meses habían salido de los soleados y planos reinos de Castilla y Aragón y que, de pronto, se veían subiendo, como nosotros en ese instante, el Montcenis rodeados de picos de más de 3.000 y 4.000 metros… O cuando encontramos la placa de una calle que sabíamos que existía en Arlon (actual Bélgica) que rezaba “Rue Le Chemin des Espagnols”…. Ellos pasaron por allí, bordeando Arlón… El recorrido está salpicado de referencias pero hay que mirar con los ojos adecuados.

“Hicimos muchas cosas bien … de otro modo es imposible articular un país que se dividía en cuatro continentes. Con la palabra ‘decadencia’ se han tapado todos los méritos que hicimos durante cuatro siglos. La buena noticia es que tenemos todo el futuro para ir sacándolos a la luz .”

VdP: ¿Qué exige, al final, más esfuerzo, concentración y tesón, pedalear o escribir episodios históricos? 😀

D.L.: Jajajajajajaja… Los ingleses dicen eso de ‘No pain no gain’, que se podría traducir como ‘sin sacrificio no hay beneficio’. Tanto escribir un post semanal con cierto fondo y buscando ser ameno desde hace cinco años, como pedalear durante 1.300 km durante 15 días exigen un esfuerzo elevado. Pero sacar a la luz esta ruta, que lleva nuestro nombre (“Chemin des Espagnols”) sin que nosotros se lo hayamos puesto, vale la pena.

Así que, a poco que podamos, lo seguiremos haciendo hasta que todos los españoles hayan oído sobre El Camino Español… Y un buen número de ellos lo visiten todos los años.




Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.