La herida de Bolkestein a los guías de turismo de España

6

Analizamos el impacto que la Normativa Bolkestein tiene sobre el sector de los guías de turismo en España con ayuda de una profesional acreditada, representantes de varias administraciones públicas y de las empresas que ofrecen conocer las ciudades con guías locales sin titulación oficial. 

En 2009 se aprobó una normativa, popularmente conocida con el nombre de su creador, Bolkestein, que formalizaba la liberalización de los servicios en la UE y que afectaba directamente a la profesión de guía de turismo,  que en España ya no necesitan, para ejercer, pasar los exámenes que convocaban las distintas Comunidades Autónomas. Además, la crisis económica y los cambios de tendencias entre los viajeros han propiciado el ‘boom’ de las visitas guiadas gratuitas o ‘free tours’ que, en muchos casos, no lo son totalmente. La herida está abierta, igual que el debate, entre guías de turismo oficiales y no oficiales, no sólo por la competencia laboral si no por su fiscalización, la calidad del servicio que se proporciona a los visitantes y el papel que las diferentes administraciones desempeñan en la situación. Buscamos las claves con representantes* de todas las posibilidades.

*Aunque se les solicitó su participación, la Asociación Nacional de Guías Profesionales de Turismo (APIT) no ha tenido tiempo para responder a nuestras preguntas.


El Comité Europeo de Normalización considera que un guía de turismo es una “persona que guía a los visitantes en el idioma de su elección e interpreta el patrimonio cultural y natural de una zona, que normalmente posee una titulación específica sobre una zona, generalmente emitido o reconocido por las autoridades competentes.”

Norma Europea EN 1809 sobre ‘Servicios turísticos, agencias de viaje y touroperadores’.


“No nos engañemos”, dice Teresa Iniesta, guía oficial de turismo 491 en la Comunidad Valenciana y directora de guiartevalencia.com, “estas visitas no son gratis al 100%. Lo normal es dar propina a estos ‘NO guías’”. Y es cierto. Muchas empresas de free tours suelen pedir un donativo, voluntario, al finalizar las visitas. “La fórmula de trabajar sólo por la propina nos remonta a los inicios del turismo en nuestro país, etapa más que superada”, valora Estela González, integrante de Sevilla Official Tours (SOT), la primera cooperativa que aúna a guías oficiales de diversas asociaciones de Sevilla. “Debemos tender a dignificar la profesión y alcanzar el máximo nivel de calidad en los servicios”.

A este respecto, Fernando Gutiérrez, director General de MADride Tours, explica que sus Free Walking tours son la única opción gratuita que ofrecen, en la que “está completamente prohibido que los guías presionen de cualquier forma a los viajeros que participan. Y son muchas las ocasiones en las que, al no mencionar nada acerca de propinas, el guía solo recibe aplausos.”

“Además del IRPF, el 21% en autónomos, deberán abonar la cuota de autónomo –mayoría- o liquidación del IVA si están constituidos comos empresa”, señalan desde la Asociación Española de Profesionales del Turismo (AEPT). “¿Cómo se puede fiscalizar un servicio prestado a cambio de propinas? ¿Cómo pueden existir garantías laborales en estos casos?”, añaden. Preguntado, precisamente, por el modelo de negocio de MADride Tours, Gutiérrez explica que “ha ido cambiando a través de los años, pasando por distintos tipos de firmas fiscales, empresarios individuales, sociedades limitadas, etc. Surgió sólo como Pub crawl*, como modelo único en aquel entonces, con la idea de pasarlo bien mientras se ganaba algo de dinero. Tiempo después surgió la idea de promover actividades alternativas low cost para viajeros, pero de alta calidad, como las que ofertamos actualmente, que varían en horas o en el tipo de guía que necesitamos, moderador, monitor o acompañante, aunque también contamos con guías autónomos.”

*Tour de bares

“Estamos fomentando el trabajo no declarado porque estos supuestos guías no declaran este dinero y tampoco están dados de alta en la seguridad social.” Teresa Iniesta

Formación y derechos laborales

El otro caballo de batalla es el de los derechos laborales que se han ido conquistando y la formación que los guías oficiales han tenido que acumular para poder ejercer una profesión, fundamentalmente vocacional. Estudios de Turismo, Historia, Historia del Arte y, por lo menos, dos idiomas eran requisitos imprescindibles para presentarse a los exámenes que concedían la capacitación para ejercer como Guía Oficial de Turismo. “Después de los estudios universitarios, hemos tenido que superar uno o varios exámenes para conseguir la habilitación”, explican desde SOT. “Años de esfuerzo y de estudios complementarios” a los que hay que sumar, añade Teresa Iniesta, “una formación continuada para poder ampliar nuestra oferta”. “Son los propios guías quienes se reciclan continuamente”, coinciden en la AEPT, porque, por ejemplo, pertenecen, como apunta Estela González, al compromiso de Calidad Turística Sicted, “lo que nos supone una dedicación anual de programas de mejora y reciclaje”.

En el caso de MADride, los guías que trabajan en los Free Walking tours (los únicos en los que se requieren, dicen, conocimientos de Historia) se forman gracias al material del que les provee la empresa, “sacado, obviamente, de libros (de muchos) de Historia y de otras fuentes”, explica su director: “la Historia está ahí y es libre para todos; es la misma para mí, para los guías y para el cliente, nosotros no tenemos por qué cambiarla. Después, los guías tienen pruebas con alguno de los veteranos para ver cómo enfocará su tour. Y tras, a veces, varias pruebas, decidimos en cuanto tiempo podrá empezar a hacerlo con viajeros; cuidamos mucho nuestra veracidad y por eso si no lo sabemos, no lo sabemos.”

Grupo de visitantes en Sevilla guiados por Sevilla Official Tours (SOT).
Grupo de visitantes en Sevilla guiados por Sevilla Official Tours (SOT).

“Sería fenomenal que todos pusiéramos nuestro granito de arena para la defensa de la profesión turística, que sólo tiene una finalidad: la atención y la calidad en el servicio y la fidelización de nuestros visitantes.” AEPT.

La guerra de las tarifas

¿Y cuánto cuesta conocer una ciudad con un guía de turismo oficial? ¿Es el precio el elemento definitivo a la hora de elegir un servicio u otro o hay distintos mercados para cada una de las ofertas? Los representantes de los profesionales oficiales coinciden en que no hay unas tarifas estándar que se puedan aplicar a todos los casos. Fernando Gutiérrez sostiene que se trata de públicos distintos. “El abanico de posibilidades es amplio; no olvidemos que es un mercado libre” dice la AEPT. “Los precios pueden variar dependiendo de la Comunidad Autónoma que visites y del servicio que deseas realizar”, afirma Iniesta desde Valencia. “Pero es cierto que han bajado en muchos casos: las agencias, aunque en su gran mayoría, sobre todo si son españolas, son conscientes de la figura del Guía Oficial de Turismo, aprietan a los guías para que ajusten mucho el precio porque si no ellas tampoco venden.” Aunque reconoce que ese descenso de las tarifas tiene más que ver con “el tour del cliente directo que con el ‘estallido’ de los free tours”. El director de MADride sostiene que ellos se dirigen a un tipo de mercado “muy diferente al que manejan los guías oficiales, ya que durante años nadie se ha preocupado por la gente mochilera que viaja con un presupuesto apretado. Nosotros, como alguna otra empresa similar, hemos llegado para rellenar ese espacio vacío. Basta con asistir a un tour oficial (entre los 10€ por persona del paquete básico de Pub Crawl a los 28€, también por participante, del Tapas & Flamenco Crawl) y a uno gratis para darse cuenta que el tipo de turistas es muy diferentes de uno a otro. Nosotros no somos competencia para ellos como ellos no lo son para nosotros, ya que el único tour similar que tenemos es el Free Walking tour, que es, además, el único en el que relatamos Historia.”

“Para comprobar la calidad de nuestros servicios, basta con mirar algunos operadores turísticos o redes sociales como Facebook, TripAdvisor, etc. O simplemente viniendo a algunas de nuestras actividades.” Fernando Gutiérrez, director de MADride.

La imagen de las ciudades

¿Y cómo afecta el concepto ‘free’ a las ciudades y, en general, a una industria tan importante para la economía española? ¿Es compatible con la rigurosidad de la información que se proporciona o la veda para la desinformación está abierta y descontrolada? “No es sólo la competencia desleal, el agravio comparativo con los que pagan sus impuestos, si no la imagen que se puede transmitir al visitante, la confusión que pueden crear teniendo en cuenta que estamos hablando de comunicar sobre uno de los patrimonios culturales más ricos del mundo”, aclara la portavoz de la AEPT.

“Muchos de estos guías” dice Teresa, “hace apenas unos meses que han llegado a la ciudad y deciden lanzarse a este tipo de visitas alentados, sobre todo en muchas ciudades, por los propios hostels.” Para MADride, uno de los requisitos fundamentales es que “a nuestros guías les guste viajar, que lo hayan hecho anteriormente, y si han sido mochileros, ¡pues mejor! Para dar la atención y el servicio que ofrecemos es necesario entender las necesidades de nuestros clientes” porque, añade Gutiérrez, “lo que nuestros clientes buscan es conocer viajeros del mismo estilo mientras disfrutan la ciudad en un ambiente cómodo y familiar” así que también “contamos a la gente qué hacer en su estancia en la ciudad, anécdotas y curiosidades, etc.”. Un plus que, advierte Iniesta, dan también los guías oficiales, quienes, “no sólo te muestran la ciudad y su Historia, si no que, además, organizan y aconsejan, algo muy valioso cuando se visita un nuevo lugar”. En SOT también diseñan una “continua oferta novedosa, no sólo en las temáticas de nuestras rutas sino también en el modo de hacer las visitas, introduciendo elementos diferenciadores y la aplicación de nuevas tecnologías para satisfacer a los viajeros, cada vez más exigentes y expertos en turismo.”

“El intrusismo siempre ha existido pero ahora no hay armas con las que luchar.” AEPT

GUIAS-TURISMO-ESPANA-SEVILLA-SOT-SEVILLA-OFFICIAL-TOURS-BOLKESTEIN

Parón en las convocatorias 

Algunas voces críticas del sector turístico apuntan a que la ausencia de convocatorias oficiales favorece el intrusismo. En esta línea se sitúa la valoración de la AEPT. “Actualmente los exámenes para acreditación están en stand by en la mayoría de las Comunidades Autónomas. Si no se convocan exámenes, la situación de las personas que se están preparando es de ‘desamparo’, dado que no obtienen acreditación oficial y pueden trabajar en algunas CCAA, como Madrid, dada la legislación, pero en otras, no.” En cambio, quienes ejercen de guías oficiales de turismo a pie de calle, como los integrantes de la SOT sevillana o la directora de guiartevalencia.com, opinan que la demanda de guías de turismo está cubierta.

“Entendemos que lo lógico sería que dichas convocatorias se realizaran adecuándolas siempre a la demanda del sector” argumentan los primeros, para quienes, “durante los periodos de plena ocupación, el número actual de guías habilitados cubre sobradamente la demanda del mercado”. “Actualmente el número de Guías Oficiales es suficiente para cubrir las peticiones”, añade Iniesta. “El problema real es la situación actual de los jóvenes, y no tan jóvenes, en España y el pensar que el turismo es la ‘gallina de los huevos de oro’ y que podemos explotarlo sin saber gestionarlo de una manera correcta.”

“Pido a todos los Guías Oficiales de Turismo que, cuando tengan una visita, se presenten como tal y expliquen a su grupo quiénes somos y cuál es la diferencia entre un Guía Oficial y otro que no lo es.” Teresa Iniesta.

GUIAS-MADRIDE-FREE-WALKING-TOURS-ESPANA
Grupo de turistas participantes en un Free Walking Tour en Madrid.

Alternativas a la Normativa Bolkestein

¿Qué opciones había, entonces, a la Directiva Bolkestein? “La alternativa hubiera sido quedarse cerca de los profesionales, que siempre han estado y estarán dispuestos a transmitir sus conocimientos y necesidades” porque esta norma “no puede ser aplicada en todos los sectores de la misma manera. Hablamos de servicios cuya prestación requiere una normativa seria”, dice la AEPT. “Es curioso”, añade su representante, “que las propias Comunidades Autónomas acepten esas situaciones que van en contra de la normativa que ellas mismas crearon y que tan buenos resultados ha dado a lo largo de las últimas décadas”.

En este sentido, desde Madrid Destino, Cultura, Turismo y Negocio, que gestiona los espacios públicos de la Comunidad relacionados con la cultura y el turismo, señalan que el de los guías de turismo es “un sector plenamente liberalizado. En el concurso para la prestación del Servicio de Visitas guiadas de 2012, el requisito de carnet de guía no se puede exigir y esto viene condicionado por el marco regulatorio, debemos cumplir la ley. Sin embargo, para conseguir los más altos estándares de calidad, exigimos titulación en Turismo y un mínimo de 3 años de experiencias como guía turístico en la Comunidad de Madrid.”

Iniesta considera que “el sistema debería renovarse en muchos sentidos, comenzando por un mayor control de las autoridades. Se debería ser mucho más estricto a la hora de los requisitos de presentación de las solicitudes. A pie de calle la policía debería estar informada de qué documentos acreditan a los Guías Oficiales y poder pedirla a todo aquel que realiza una ruta guiada y, por supuesto, proceder a su sanción si no dispone de ella, explicando al grupo el por qué.”

“La cesión de competencias en materia turística a las Comunidades Autónomas no supuso una merma en la calidad de los guías oficiales, más un bien un desafío añadido, dado que tuvieron que prepararse y conseguir la acreditación en otras Comunidades Autónomas, en la mayoría de los casos por cercanía.” AEPT

Tensiones en la calle

Es precisamente allí, en las calles y alrededor de los monumentos más visitados, algunos de los cuales sí exigen la tenencia de un carnet oficial a la hora de guiar las visitas, donde se han vivido algunas situaciones de tensión entre Guías Oficiales y guías no oficiales. “De manera individual he denunciado a alguno de estos guías”, dice esta joven profesional de Valencia, “y he tenido que sufrir recriminaciones incluso por parte de las personas del grupo” que, en muchos casos, “no saben nada. No distinguen entre un Guía Oficial de Turismo y otro que no lo es, mucho menos sin son extranjeros, porque en muchos países esta profesión está liberalizada”.

A la desinformación hay que sumar los derechos de reclamación “que vienen establecidos cuando se contrata con personas o empresas legalmente constituidas. Si no hay legalidad establecida, ¿cómo se puede reclamar?”, añade la AEPT, donde consideran que si los free tours “han llegado para quedarse, primero tendrán que legalizarse. ¿Cómo fiscalizar una propina? ¿Cómo garantizar un buen servicio sin exigencia de unos conocimientos demostrados? Si queremos un turismo de calidad, tenemos que dar un servicio de calidad”. Salvando las distancias, Gutiérrez se pronuncia en la misma línea porque, admite, la proliferación de empresas gratuitas o por la voluntad “ya es un problema para nosotros, porque tratamos de ofertar servicios de calidad, por lo que, especialmente en verano, nos afecta mucho cuando nuevas empresas aparecen muchas veces sólo para la temporada y desaparecen con ella.” Más combativa, Teresa Iniesta reclama que “sin el apoyo del organismo público en cuestión no vamos a poder conseguir parar esta actividad ilegal; no puedes dejar de desarrollar tu trabajo para ponerte a controlar.”

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.