Salamanca, scientia civitatem

4

Pocas veces el azar y la intención se toman tan de la mano para dar forma a un proyecto universal y revolucionario y dar pie a una Historia como ésta, la de una ciudad a una universidad pegada y las de algunos los pioneros que pasaron entre sus piedras de oro y sangre de toro. Cuando Isabel y Fernando decidieron que su hijo Juan estudiara en la primera Universidad de España no podían imaginar que acabaría siendo enterrado, muy pocos años después, en la Catedral cercana. Aunque su muerte puso fin a la casa de los Trastámara, su vida dio pie a una de las más grandes aventuras de la Historia, la de la carambola colombina, y alimentó como pocas el desarrollo intelectual de una ciudad, Salamanca, considerada, por su fondo y por su forma, Patrimonio de la Humanidad desde 1988.

La Casa de las Conchas de Salamanca está junto al antiguo Colegio Real de la Compañía de Jesús, famoso por su iglesia o Clerecía

Porque la educación humanista del joven Juan hizo que los Reyes Católicos pasaran en Salamanca el tiempo suficiente como para que la mediación a favor del Almirante de Fray Diego de Deza, preceptor, además, del príncipe, les fuera inclinando a favor de su causa náutica. Con el tiempo, el Convento de San Esteban en el que todas esas relaciones fueron cuajando gracias a las estancias de unos y otros, sirvió también de baluarte a las “Releccciones sobre los indios” de Fray Francisco de Vitoria, precursor de los Derechos Humanos y del Derecho Internacional. De entre sus muros, hoy de obligada visita obligada, salió también Fray Antón de Montesinos, autor de los primeros sermones- denuncia sobre la situación de los indígenas americanos gracias a los cuales los Dominicos hicieron otro fichaje estrella, el de Fray Bartolomé de las Casas.

El saber, motor económico

Detalle de la decoración del primer tramo de la Escalera del Conocimiento de la USAL o Universidad de Salamanca
Detalle de la decoración de la Escalera del Conocimiento en la Universidad de Salamanca

La Universidad de Salamanca, que terminó ganando el pulso al Estudio General de Palencia, motivó y motiva el crecimiento de la ciudad a su alrededor. La vida estudiantil, además de divertido argumento nocturno y literario, cervantino entre otros, fue, es, la impulsora de la economía local; desde los pupilajes y los hostales más decentes hasta las casas de vida alegre, cuya proliferación ha dado pie a refranes, fiestas como la del Lunes de aguas y ranas sobre calaveras, recordatorio pétreo para los estudiantes de que la lujuria conduce a la muerte, si no física –como durante años se creyó que había sucedido en el caso de Juan de Aragón y Castilla- sí intelectual. Un mensaje en línea con el de la Escalera de la Sabiduría del claustro interior de la Universidad, que culmina en la Biblioteca Histórica, un santa sanctorum de manuscritos, libros y mapas de los siglos XV al XIX, heredera de la fundada en 1254, y donde también se exhiben curiosidades históricas como este marcapáginas erótico de la Universidad de Salamanca.

Listos sin fondos

Vítores en el Colegio Anaya de Salamanca.
Vítores de Salamanca

Pero como a veces el bolsillo no va a la par que las inquietudes intelectuales, otro avanzado a su época, Diego de Anaya, decidió fundar en 1401 el Colegio Mayor de San Bartolomé, modelo clásico a un lado y otro del charco, ideado para acoger mozos inteligentes pero de escasos recursos, como debió de ser Fray Juan de Sahagún, patrono charro residente. Sus paredes aún mantienen viva la tradición de los vítores de Salamancagrafitis al esfuerzo académico- que todavía van acompañados de una comida festiva, otro gasto derivado de la apuesta global por la educación, para celebrar la obtención del título de Doctor. Ser listo nunca ha sido barato. Ni fácil. Basta pensar en la noche de vigilia que los examinandos pasaban en la Capilla de Santa Bárbara, en la iglesia vieja de la Catedral salmantina, con los pies pegados a los del sepulcro de piedra del Obispo Lucero, y se le hielan a uno las ideas. Aunque peor debía ser la deshonra de salir, en solitario suspenso, por la calle del Tentenecio, que, por cierto, le debe el nombre a un toro desbocado y no a un tonto de capirote.

Mujeres, tapas y Art noveau

Escalera de la Sabiduría y cúpula central del Museo Art Noveau Arte Decó Casa Lis, dos lugares que ver en una escapada de dos días a Salamanca
Escalera del Conocimiento y cúpula del Museo de Art Noveau y Arte Decó Casa de Lis

Desamparada anduvo por media España Santa Teresa de Jesús, primera mujer Honoris Causa, de un total de 3 desde entonces (marzo de 1922), que llegó a tierras charras en 1570 para realizar su séptima fundación. Su efigie, junto a la de Fray Luis de León, adorna el Pabellón de Petrineros de la Plaza Mayor de Salamanca, ese “cuadrilátero. Irregular pero asombrosamente armónico” donde Unamuno, rector aquel año, hacía tertulia y en la que hoy también está retratado. En los pisos superiores, el tapeo políglota del Mesón Cervantes confirma la proyección internacional de Salamanca como ciudad universitaria y como destino turístico, y augura larga vida a proyectos gastronómicos como el del restaurante y gastrobar OroViejo, dispuesto a poner su pica de vanguardia fresca en el corazón del menú tradicional.

Seguro que a su mesa se sentaría Miguel de Lis, tan solvente como moderno, capaz de levantar entre la piedra de Villamayor una casa familiar de cristal y acero, sede del actual Museo de Art Noveau y Art Decó Casa de Lis, hijo también del coleccionismo ecléctico de Manuel Ramos Andrade, uno de esos hombres que se hacen a sí mismos en los caminos del mundo.

Muchos de ellos aún confluyen en la “madre de todos los ingenios”, que dijo Lope. Ambos, el poeta y la urbe, combinan hábilmente la cara y la cruz de cuadrillas y tunos: la luminosa del saber y la del atolondramiento noctámbulo, una misma moneda desde los tiempos del joven Juan, que fueron también los del Humanismo incipiente que nos ha traído hasta hoy mismo, cuando escribimos y leemos estas líneas, y del que no podemos prescindir pese a quien pese y cueste lo que cueste.

Más información sobre Salamanca en las redes sociales: #SalamancaTop5.

Agradecimientos: Europcar; Escapada Rural; Oficina de Turismo de Salamanca; Accor España.

Con quién visitar Salamanca

Mercedes Villanueva, guía oficial. mercheguiasalamanca@gmail.com

Qué leer sobre Salamanca

La Celestina, de Fernando de Rojas; El Lazarillo de Tormes; El licenciado vidriera, de Miguel de Cervantes; El cuarto de atrás y Entre visillos, de Carmen Martín Gaite.

Dónde está Salamanca

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.
Share.