Vidrieras de la Catedral de León, curiosidades y tips

0

Las vidrieras de la Catedral de León resumen la dimensión mística de la luz en el Gótico, aunque algunas de ellas son anteriores, porque datan del siglo XIII. Observar sus colores y descifrar las historias que se narran en sus vitrales da idea de por qué la historia de la Catedral de León es un pulso a la gravedad y la búsqueda de la belleza a través del juego de la luz. Los maestros que diseñaron las vidrieras de la Catedral de León querían catequizar y predicar a través de su trabajo: cada vitral es una historia en sí misma pero juntas hablan de la oscuridad en la que vivía el mundo antes de la llegada de Cristo y de la luz que su figura trajo consigo. Las vidrieras de la Catedral de León ocupan una superficie de 1.800 metros cuadrados y son, sin duda, uno de los sitios que ver en León en dos días.

Vidrieras de la Catedral de León

Antes de hablar de los maestros de las vidrieras de la Catedral de León o de por qué es importante su orientación, de cuántas hay y de qué tamaño sean, digamos que el nombre oficial de la Catedral de León es Catedral de Santa María y que el apodo de “Pulchra Leonina” se lo pusieron por la belleza de su arquitectura y su decoración. Aunque es difícil precisar cuál es la catedral más bella de España, casi todo el mundo coincide en que la Catedral de León es una de ellas. Y eso que tiene que “competir” con otras catedrales tan especiales como la Catedral de Ávila. A la belleza de la Catedral de León contribuyen, y mucho, sus vidrieras de colores.

Metros cuadrados de las vidrieras de la Catedral de León

Las vidrieras de la Catedral de León cubren una superficie de 1.800 metros cuadrados y están distribuidas en función de las horas de luz y del momento del día que las ilumina. Eso quiere decir que los personajes del Antiguo Testamento –previos al nacimiento de Cristo- están situados en las vidrieras altas del lado norte, donde no llega demasiada luz. Quedan, por tanto, en la penumbra porque no llegaron a conocer la Verdad plena. Los personajes del Nuevo Testamento, que sí conocieron el discurso de Jesucristo, están representados en las vidrieras orientas hacia el Oriente, que reciben más luz. Las vidrieras de la Catedral de León que representan a los Apóstoles y el Árbol de Jesé, padre de David del que desciende Jesucristo, están en el presbiterio. Con esta ubicación, los maestros de las vidrieras de la Catedral de León quisieron explicar la naturaleza humana de Dios, que fue un argumento fundamental en la catequesis bíblica del siglo XIII, así que no es de extrañar que figure en el eje central de la Catedral de León y que, además, funda el relato del Antiguo y del Nuevo Testamento del resto de vitrales góticos. En la roseta central de las vidrieras del presbiterio aparece el Pantocrátor. Cuando la luz atraviesa su figura lanza un mensaje de salvación que identifica a Cristo con el astro Sol, con la luz verdadera. Una de las ideas de los responsables del templo es que la luz natural de las vidrieras tenga el protagonismo adecuado; por eso, uno de los mejores consejos al visitar la Catedral de León es que no te extrañes de que no haya demasiada luz artificial en su interior.

La distribución del total de las vidrieras de la Catedral de León queda distribuida de esta manera:

  • Tres grandes rosetones de 8 metros de diámetro cada uno.
  • 31 ventanales altos, de 12 metros de altura cada uno.
  • 83 rosas polilobuladas.
  • 48 huecos y 18 rosas en las naves laterales.
  • 37 ventanales de 3 metros y medios cada uno y 136 huecos y 49 lancetas en el triforio.

Además de este cuerpo fundamental, las vidrieras de la Catedral de León incluyen otra multitud de triángulos y divisiones.

Inicio

La Cacería de las vidrieras de la Catedral de León

En medio de las cristaleras de la Catedral de León dedicadas al Antiguo y al Nuevo Testamento encontrarás un vitral que representa una escena de caza y trovadores. ¿Qué pinta en medio de tanta espiritualidad una secuencia de vivencias tan terrenales? El vitral de La Cacería nos cuenta cómo era la vida cortesana en el siglo XIII: juglares, ballesteros, cazadores, músicos –y algún ángel- rompen con el discurso narrativo de salvación del resto de vidrieras de la Catedral de León, por lo que cabe suponer que no fue pensada para este edificio. De hecho muchos expertos creen que la vidriera de La Cacería fue diseñada para el Palacio de Berenguela, una idea reforzada por el hecho de su pequeño tamaño, un poco raro si se pretendía colocar a la altura a la que hoy la vemos.

Inicio

Maestros de las vidrieras de la Catedral de León

Las vidrieras de la Catedral de León son fruto de un trabajo continuado de siglos. Comenzaron a realizarse en el siglo XIII y continuaron desarrollándose en los siguientes. Las vidrieras del rosetón Norte y la vidrieras de La Cacería ya mencionada son de esta primera etapa. Apenas se conserva documentación sobre el trabajo realizado en las vidrieras de la Catedral de León durante el siglo XIV, aunque fue un periodo de gran actividad gracias a avances técnicos como el uso del amarillo de plata, que permitió conseguir más colores y matices. También se sabe que aumentaron significativamente los gremios de vidrieros. La información sobre el trabajo en las vidrieras de la Catedral de León aumenta en el siglo XV. Además, aparecen artistas vinculados a obispos –cuyos escudos empiezan a adornar algunos huecos. Fue el caso del Maestro Arquer y el obispo Juan de Villalón. También se conocen los nombres de otros maestros vidrieros que trabajaron en las vidrieras de la Catedral de León durante el siglo XVI, como Diego de Santillana y Rodrigo de Herreras. Posteriormente, los expertos se dedicaron, fundamentalmente, a evitar la rotura de las vidrieras o a llenar los huecos dejados por las roturas hasta que, en el siglo XIX se trabajó en la restauración de todo el conjunto. Las vidrieras de la Catedral de León que vemos hoy respetan bastante el programa iconográfico medieval y aún coinciden con el ordenamiento original de los temas.

Inicio

Horarios de la Catedral de León

Puedes visitar la Catedral de León tanto en horario de mañana como en horario de tarde. Normalmente cierra al mediodía, al menos durante dos horas. La última visita a la Catedral de León se realiza media hora antes del cierre. El Museo y el Claustro de la Catedral de León se pueden visitar de manera independiente y tienen otros horarios y precios. Lo mejor es que consultes la información oficial y actualizada sobre los horarios de la Catedral de León.

Inicio

Precios de la Catedral de León

Los precios de entrada a la Catedral de León oscilan entre 6 los 2 euros de la entrada individual y de la entrada escolar. Los niños menores de 12 años acompañados por un adulto y las personas con discapacidad disfrutan de entrada gratuita.

No obstante estas líneas generales, conviene que consultes con los responsables de la Catedral de León para confirmar los precios de la entrada a la Catedral y el Museo porque varían para grupos, estudiantes y jubilados y pueden interesarte alguna oferta para visitar todos sus espacios.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.