Visitar Las Médulas de León: Patrimonio de la Humanidad del Imperio romano

6

Las Médulas es un paisaje cultural catalogado como Patrimonio de la Humanidad en 1997, por su valor histórico, su importancia ecológica y su belleza natural. Las Médulas recibe el nombre del pueblo de Las Médulas, muy próximo a este lugar y en el que podrás visitar el Centro de Interpretación de Las Médulas, un buen punto de partida para cualquiera de las rutas por Las Médulas o para reservar una visita guiada por Las Médulas. La importancia histórica de Las Médulas se debe al hecho de que aquí estuvo la mayor mina de oro a cielo abierto de la Península Ibérica durante el Imperio Romano. Todavía hoy son visibles las huellas que el sistema utilizado por los romanos para extraer el oro, conocido como Ruina Montium, ha dejado en el paisaje. Visitar Las Médulas es ideal si te gustan la Naturaleza y el senderismo puesto que hay varias rutas que puedes hacer a pie por sus alrededores. El tiempo para visitar Las Médulas depende del interés que tengas por admirar el paisaje de bosques y cuevas que caracteriza esta zona de León. Lo ideal es que dediques al menos un día a visitar Las Médulas. Hay muchas rutas para visitar Las Médulas y puedes escoger sólo una o combinar varias de ellas, porque no ofrecen demasiada dificultad y las distancias que cubren son relativamente cortas. Entre las rutas para visitar Las Médulas destacan la del Mirador de Orellán y la de Reirigo, por las vistas que ofrecen sobre los picachos de Las Médulas; la Senda de los poblados porque permite conocer los castros pre-romanos y romanos incluidos en la consideración de Patrimonio de la Humanidad, y la Senda Perimetral, la más larga de las rutas para visitar Las Médulas (14 Km) que da la mejor perspectiva de qué son Las Médulas. Al visitar Las Médulas también podrás recorrer otros lugares de interés de León, como Ponferrada o Villafranca del Bierzo, una importante parada en el Camino de Santiago, el espinazo de Europa.

Qué son Las Médulas

Las Médulas son un paisaje de extraordinario valor ecológico y cultural, fruto de la actividad minera realizada, sobre todo, durante el Imperio romano para extraer oro mediante el sistema de minería “Ruina montium”, del que encontrarás más detalles un poco más abajo.

Las Médulas fue la mina de oro a cielo abierto más importante del Imperio romano

El valor natural de Las Médulas lo encontramos en sus bosques de castaños centenarios, robles, carrascas y encinas. Se trata, además, de un entorno extraordinariamente bonito, sobre todo durante la primavera y el otoño, las dos mejores épocas para visitar Las Médulas por los contrastes de colores que se suceden entre las paredes rojas de las montañas y los tonos verdes y marrones de los castaños centenarios. La textura de los árboles y de los agujeros excavados a golpe de agua y de pico dialogan entre sí y animan a reflexionar y a viajar en el tiempo.

Inicio

Cómo se formaron Las Médulas

Las Médulas fueron consideradas la mayor mina a cielo abierto del Imperio romano. El procedimiento utilizado para extraer el oro se denomina ‘Ruina Montium‘ y fue un increíble esfuerzo de ingeniería ya que se basada en desviar el curso de los ríos de los Montes Aquilianos para llevar el agua, por cauces artificiales, hasta unos depósitos en la parte alta de las montañas, desde donde se de dejaba que corriera con toda su fuerza, horadando las montañas. Los mineros, después, remataban la faena aurífera. 

El característico paisaje dejado en Las Médulas por este sistema ha merecido la consideración de Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO. Además, Las Médulas también están consideradas Bien de Interés Cultural, por su valor arqueológico, Monumento Natural y Espacio Cultural.

Inicio

Dónde están Las Médulas

La región de León donde están Las Médulas se llama Villafranca del Bierzo y ha tenido una gran importancia geoestratégica desde antes, incluso, de los romanos, aunque con ellos se consagró como uno de los nudos gordianos de las comunicaciones peninsulares, circunstancia que se ha mantenido gracias, sobre todo, al Camino de Santiago, en el que Villafranca del Bierzo juega un papel singular.

Su posición estratégica permite que además de visitar Las Médulas, puedas conocer también otros lugares de interés, como Villafranca del Bierzo o Ponferrada.

Inicio

Cómo llegar a Las Médulas

La mejor manera de llegar a Las Médulas es en tu coche particular. Puedes llegar a Las Médulas desde Ponferrada (León) o desde O Barco de Valdeorras (Orense).

Si vas a visitar Las Médulas desde Ponferrada, tienes que conducir por la N536 hasta Carucedo, donde encontrarás la desviación a Las Médulas (CV 191-2). El tiempo estimado del trayecto es de 40 minutos, aproximadamente.

Hay dos caminos para visitar Las Médulas desde O Barco de Valdeorras. El más corto suele ser el que discurre por la OU622 y la N-120 (cerca de media hora). El más largo es el que utiliza la N536 (alrededor de 40 minutos).

Cómo visitar Las Médulas

Elijas la ruta que elijas para llegar a Las Médulas, tendrás que dejar el coche en el Centro de recepción de visitantes de Las Médulas, que es totalmente accesible. Tienen toda la información necesaria para visitar Las Médulas y una proyección muy recomendable sobre qué son Las Médulas y cómo se formaron. También alquilan bicicletas y tienen una pequeña tienda donde podrás encontrar “pines” de “Medulín”, la mascota de Las Médulas, un divertido picacho rojo con casco de romano que puede ser un buen recuerdo de tu visita a Las Médulas.

Una de las posibilidades a la hora de visitar Las Médulas son las visitas guiadas que organizan en el Centro de recepción de visitantes. Una de las visitas guiadas a Las Médulas recorre la senda de Las Valiñas y ofrece una explicación interpretativa del paisaje y de las intervenciones del ser humano en el mismo. Normalmente, la ruta dura cerca de dos horas y recorre, de manera circular, una distancia total de 3 kilómetros. Puedes solicitar más información en el Centro.

Hay varios senderos a través de los cuales recorrer el paisaje de Las Médulas, con miradores y lugares arqueológicos de interés como La Cuevona

Otro de los centros de información a tener en cuenta para saber cómo visitar Las Médulas está en Carucedo. Se trata de la Casa del Parque de Las Médulas, donde proporcionan información general sobre las rutas para visitar Las Médulas y las características de este Patrimonio de la Humanidad. También encontrarás información sobre la evolución de Las Médulas por la intereacción con las actividades humanas: cambios paisajísticos, oficios tradicionales, evolución del ecosistema, etc.

Inicio

Rutas para visitar Las Médulas

Las dos mejores épocas para visitar Las Médulas son la primavera y el otoño, cuando los perfiles colorados de los picachos de este paraje natural explotan a la luz del sol y los bosques de castaños centenarios ofrecen su mejor cara. Hay varias rutas para visitar Las Médulas. Merece la pena que recorras varias de ellas pero todo depende del tiempo del que dispongas y de tus ganas de caminar.

Las rutas para visitar Las Médulas están bien señalizadas y se pueden seguir en los mapas que proporcionan en el Centro de recepción de visitantes. Muchas de las rutas para visitar Las Médulas recorren lugares de interés antropológico: desde los lavaderos del oro hasta las grutas excavadas por los mineros en los picachos de las montañas, sin olvidar los tres castros encontrados, dos de ellos pre-romanos. Otras rutas para visitar Las Médulas ofrecen un mayor contacto con la Naturaleza de El Bierzo. Dos de ellas son especialmente interesantes por las vistas que ofrecen de este paisaje cultural Patrimonio de la Humanidad.

Inicio

Ruta al Mirador de Orellán

Una de las rutas para visitar Las Médulas conduce al Mirador de Orellán por el camino del Canal de Peña Escribida, desde donde se tiene una de las mejores panorámicas de este paisaje Patrimonio de la Humanidad. Puedes llegar al Mirador de Orellán siguiendo un desvío en la Senda de Las Valiñas o recorriendo la Senda perimetral. También puedes llegar al Mirador de Orellán en coche, desde el pueblo del que recibe el nombre, Orellán. Hay una zona de aparcamiento a menos de un kilómetro del Mirador. Ese tramo se tiene que cubrir a pie. Lo único que debes tener en cuenta es que tiene algo de inclinación. Desde el mirador de Orellán puedes acceder a la Galería de Orellán para recorrer algunos cientos de metros del sistema de túneles y excavaciones de los mineros romanos. La experiencia es ideal si quieres visitar Las Médulas con niños. Los menores de 6 años entran gratis. Los mayores de esa edad (y adultos) pagan 3 €.

Inicio

Senda de Reirigo

Otra de las rutas para visitar Las Médulas que más te puede gustar si vas buscando buenas vistas es la Senda de Reirigo, que culmina en el llamado Mirador de las Perdices. Lo que también distingue esta ruta del resto de rutas para visitar Las Médulas es que carece de elementos culturales y es, sobre todo, un camino de carácter natural

Inicio

Senda de Las Valiñas

Otra de las rutas para visitar Las Médulas más populares es la Senda de Las Valiñas. El recorrido (3,5 Km) te permitirá conocer dos de las cuevas más famosas de Las Médulas, La Cuevona y La Encantada, que forman parte del sistema de excavaciones diseñado y ejecutado por los ingenieros romanos para extraer el oro. Son cuevas muy abiertas y amplias, así que generalmente no producen claustrofobia. La de Las Valiñas es otra de las sendas más recomendables si vas a visitar Las Médulas con niños.

Inicio

Senda perimetral

Una de las rutas para visitar Las Médulas más larga y más completa es la Senda perimetral (14,3 Km.). El tiempo estimado para realizarla está en torno a las 4 horas pero depende del tiempo que emplees en parar, hacer fotos, etc. La Senda perimetral recorre el Lago Carucedo, los miradores de Orellán y de Las Pedrices, el Campo de Braña y otros lugares emblemáticos de Las Médulas.

Inicio

Ruta de los poblados

Esta ruta para conocer Las Médulas llega hasta los dos únicos castros pre-romanos encontrados en la zona: Castrelín de San Juan de Paluezas y la Corona del Cerco de Borrenes. También puedes conocer el asentamiento de Orellán, que ya es de tiempos de los romanos. Hay quien recomienda cubrir la distancia entre los castros en coche pero también puedes hacerlo rápida y cómodamente a pie o en bicicleta. Los castros de Las Médulas nos hablan, en última instancia, de cómo el comienzo de la actividad minera en la zona provocó desplazamientos entre la población autóctona y cómo se formaron nuevos núcleos residenciales adaptados a las nuevas formas de vida.

Inicio

Viajesdeprimera.com se financia de muchas maneras para que podamos seguir desarrollando nuestra actividad periodística. Si pinchas en los enlaces de este artículo para reservar noches de hotel o comprar productos, nos ayudas a seguir trabajando y no te saldrán más caros. La selección de alojamientos y productos la hacemos de forma independiente y siempre pensando en que tengas una experiencia de calidad. Si quieres saber más, pincha en este enlace.